Actualidad, Ciencia y Tecnología

Cómo China se convirtió en el Nº1 del mercado de energía solar

Con la rápida expansión de la industria de la energía solar, existe una posibilidad real de detener el cambio climático en el futuro. De acuerdo con una investigación reciente, realizada por la Academia China de Ciencias, si China sigue comprometida con su diversificación del suministro de energía, la energía renovable podría llegar a proporcionar más del 30 por ciento de la energía del país para 2050.

La investigación muestra que China está comprometida con la aplicación de mecanismos de financiamiento eficientes, lo que le permite ampliar el despliegue de energía solar en todo el país. Actualmente, China tiene el mayor mercado solar del mundo.

¿Cómo superó China a los Estados Unidos?

Seguramente sabes que la tecnología para la producción de energía con paneles solares fue inventada por Estados Unidos. Estados Unidos supo estar al frente de la industria solar durante tres décadas, hasta que China apareció en escena. Una de las razones principales que llevaron a la declinación de la industria solar de Estados Unidos fue la baja producción de paneles solares.

Con un creciente número de estadounidenses interesados, la industria solar luchó para satisfacer las necesidades de energía solar, proporcionando con éxito paneles solares a sólo un tercio de los interesados. Debido a estos retos, los consumidores optaron lentamente por fuentes alternativas de energía igualmente sostenibles pero fácilmente disponibles en comparación con la energía solar.

El ascenso de China

Inicialmente, China sólo utilizaba la energía solar para ayudar a las zonas rurales pobres que no tenían acceso a la red eléctrica del país. Después de algún tiempo, algunas de las compañías solares pioneras comenzaron a fabricar paneles solares para expor a Alemania, que había ampliado sus incentivos solares.

Para obtener más información sobre las tarifas de Alemania, echa un vistazo aquí. Con el fin de satisfacer la demanda de paneles solares, China salió a la pesca de expertos en energía solar de todo el mundo, y también compró maquinaria de producción más sofisticada. Además, para satisfacer la demanda de paneles solares, China tuvo que ampliar sus suministros de polisilicio.

Algunos veteranos en la industria solar de Estados Unidos comenzaron a reclamar que China había comprado su camino al éxito comprando compañías solares establecidas. Otras empresas también fueron invitadas a operar en China, que tenía abundante mano de obra calificada y barata, según los conocedores. En China, estas empresas, en lugar pagar impuestos, recibieron créditos fiscales; por lo que prosperaron.

Lo que depara el futuro

China se embarcó en un plan estratégico de cinco años a través del cual amplió la industria de las energías renovables prestándole a este sector un apoyo especial, incluyendo incentivos fiscales y préstamos. A través de este plan, China terminó construyendo la mayor industria de fabricación solar del mundo, que actualmente está liderando en la mayoría de los aspectos el mercado solar mundial.

La industria está produciendo paneles solares baratos que se fabrican en grandes cantidades, por lo que por cada panel ordenado por un cliente extranjero, se hacen 2. China también ha optado por seguir el camino de Alemania mediante el desarrollo de sus FIT (subsidios).

A través de estas tarifas, el gobierno paga un generoso subsidio para la instalación de paneles solares. El resultado inicial de este incentivo fue un auge en la demanda local de paneles solares. La demanda era tan grande que después de dos años, el mercado interno de China superó al de Alemania, haciéndolo el más grande del mundo.

En 2016, China trató de reducir el subsidio a los paneles solares, y también fijó un plazo cuando sería totalmente eliminado. Esto, otra vez, estimuló otro chorro en la compra doméstica, ya que la gente se apuró a aprovechar el subsidio mientras todavía tenía la posibilidad.

En los primeros seis meses de 2016, China casi alcanzó los 20 GW de energía solar, considerando que toda la capacidad de EE.UU. es de 31 GW. Según esta fuente, el futuro del consumo de energía solar es promisorio.

China actualmente domina en las áreas de fabricación y uso solar. Según las predicciones, estos mercados se expandirán un 13% cada año, lo que significa que China aumentará gradualmente su liderazgo en la industria solar.

Para los Estados Unidos, es razonablemente difícil volver a liderar el sector, pero existe la posibilidad de que puedan convertirse en el segundo mayor fabricante de paneles solares. Esto sólo es posible si los Estados Unidos cultivan nueva tecnología, reducen costos y se vuelven innovadores.

Los incentivos solares, sin embargo, son muy atractivos, especialmente cuando se trata de frenar el cambio climático, y que podría ser el medio de salvar a nuestro planeta de acuerdo con este artículo.

Actualmente, China está liderando el mundo hacia un futuro más seguro y brillante. Al adoptar la energía solar y otras formas de energía renovable, se evitarán muchos peligros ambientales y la esperanza de vida aumentará.

China es uno de los mayores productores de residuos biodegradables y su incentivo para invertir en energías renovables contribuirá a asegurar que el medio ambiente siga siendo limpio y propicio para el reciclaje de esos desechos biodegradables.

bjfuj

 

Philip Piletic – Escritor, viajero y freelancer que disfruta de la jardinería en su tiempo libre. Tiene un gran interés en la ecología y la sostenibilidad, y cree que los cambios globales pueden ocurrir un pequeño paso a la vez.

 

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.