China, China Antigua

Cómo Confucio influyó en los conceptos chinos de moral y ética

Confucio. (imagen: Pixabay/CC1.0

Por Vision Times

William Blakney declaró sobre Confucio en su traducción de 1955 del Tao Te Ching :

“No es casualidad que el gran innovador moral de China, Confucio, fuera un hombre gregario que recorría ansioso las ciudades capitales acompañado de discípulos, pidiendo una oportunidad para arreglar las cosas. Tampoco es un accidente que una importante y original expresión del gran misticismo de todos los tiempos se concibiera en algunos de los valles renombrados de China”.

El escritor continuó explicando que “las propuestas morales reciben la respuesta más fértil en aquellas áreas donde la gente vive muy cercana una de otra y para vivir se requiere un acuerdo general sobre la conducta. En China, la gente siempre ha tenido que vivir así, por lo que son morales, y Confucio ha sido su representante”.  El misticismo todavía sobrevive en China, pero en la periferia de la vida donde todavía hay espacio para que florezca.

Después de tantas décadas de preocupación por otras cosas que no fueran la tradición y los clásicos, los chinos están redescubriendo lentamente gran parte de su herencia consagrada por el tiempo, incluida la de Confucio. Los escritos antiguos hablan de Confucio sosteniendo que le habían dado inspiración divina para enseñar excelencia moral, pero que nunca diría más de lo que estaba convencido de que sabía. Reconoció fácilmente que las virtudes que poseía no eran de su propio hacer sino un don divino. Confucio pasó eventualmente sus inspiraciones en las denominadas Anacletas, refranes clásicos atribuidos a él. Estos escritos surgieron en parte de los inmensos males de la dinastía Chou.

Después de tantas décadas de preocupación por otras cosas que la tradición y los clásicos, los chinos están redescubriendo lentamente gran parte de su patrimonio histórico, incluso el de Confucio. (Imagen: Kevinsmithnyc vía wikimedia / CC BY-SA 3.0

El modo confuciano de contemplar la vida puso gran énfasis en la conducta moral adecuada, en los rituales, en la oración intercesora, pero al mismo tiempo, a menos que estas oraciones estuvieran dentro de los planes de los dioses, eran inútiles. El ritual, de todos estos, era de la mayor importancia para Confucio. Consideraba los rituales como el intercambio ordenado entre el hombre y los dioses. Esto fue seguido de cerca por la conducta moral adecuada.

La combinación de rituales y conducta moral apropiada condujo a un sistema específico de etiqueta, eventualmente para toda la civilización durante esa época. Muchos chinos observan al menos una pequeña medida de esto hasta nuestros días. Confucio también advirtió que la moral, representada por ciertas expresiones de etiqueta, debe ser la raíz de la civilización, y que existe una forma ordenada y humana de existencia, mostrando la bondad interior, que son cualidades representativas de un ser humano superior.

Durante la vida de Confucio, la forma en que se esperaba que las personas vivieran una vida adecuada, llevó a 3.000 reglas de conducta que uno necesitaba dominar para lograr una posición de servicio civil publico. Él empezó a darse cuenta de que su sistema no era perfecto, porque cualquiera que tuviera que aprender tantas  reglas tenía poco tiempo para dedicarse a mejorar su carácter moral. Cuando se le preguntó quién debería ser ascendido a un cargo civil superior, se dice que respondió que se debía  promover a aquellos que se sabe son buenos.

Templo de Confucio en Taipei. (Imagen: edwin.11 a través de flickr / CC BY 2.0)

Aunque Confucio no era un intelectual, y no era un pensador sistemático, según los libros de historia, declaró que la piedad filial iba a ser de primordial importancia, lo que más tarde se convertiría en una obsesión para el pueblo, y que se lograría un aumento en el nivel espiritual y se honraría a los ancestros.

La espiritualidad más profunda, sin embargo, tuvo que ser encontrada fuera de la ortodoxia confuciana. El legado de Confucio para China, sin embargo, es la difusión de su doctrina de la naturaleza moral del hombre y del enorme espíritu del humanismo que se desarrolló en China en siglos posteriores. Sus enseñanzas han sobrevivido durante tanto tiempo porque apelan fuertemente al sentido común del pueblo chino.

 

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.