Sabores, Vida

Cómo crear vinagre de fruta y su origen

Por Taste of Life

La leyenda dice que el vinagre de fruta, que actualmente es un popular refrigerio chino, fue creado durante la dinastía Tang por Yang Guifei, la amada consorte del emperador Xuanzong.

A Yang le encantaba comer la fruta de lichi. Cada vez que estaban maduras, el emperador ordenaba que las frutas fueran enviados a caballo desde el sur de China hasta su palacio en el norte. Pero durante las temporadas que no había lichi, su querida Yang todavía las añoraba.

¿Qué podía hacer? A los inteligentes chefs de la realeza se les ocurrió crear una bebida de vinagre con infusión de lichi que conservaba los jugosos orbes blancos, hasta que los caballos pudiesen entregar una cosecha fresca.

El vinagre de fruta es rico en pectina, vitaminas, ácidos orgánicos y otros nutrientes. Puede ayudar a equilibrar el metabolismo, disminuir el estreñimiento, mejorar la inmunidad y disipar la fatiga. Ayuda a aliviar el calor interno y la fiebre y restaura un brillo saludable en la piel. Si se consume a diario, puede ayudar a perder peso.

Puedes crear vinagre con cualquier fruta favorita. Hemos hecho vinagre de ciruela y uva. La proporción de fruta, vinagre de arroz y azúcar cristal es de 1: 1: 1. Si la fruta es muy dulce, puede reducir la cantidad de azúcar cristal desde un 10 a un 30 por ciento.

Feel free to vinegar any favorite fruit. (Image: pixabay / CC0 1.0)
Puedes preparar vinagre de cualquier fruta favorita. (Imagen: pixabay / CC0 1

Instrucciones:

  1. Lava y seca la fruta, quita los tallos y colócalos en una vasija de barro o de vidrio (sin plástico ni metal).
  2. Asegúrate de que la fruta y el recipiente estén secos.
  3. Agrega partes iguales de vinagre de arroz y azúcar cristal. No lo remuevas; deja que el azúcar se disuelva lentamente.
  4. Durante las primeras dos semanas, el proceso producirá gas, por lo tanto mantén la tapa floja para permitir que escape el gas. El vinagre inhibirá el crecimiento bacteriano.
  5. Deja reposar en un lugar fresco.
  6. Después de una semana, revuelve con un palito limpio o agita el frasco, para disolver el azúcar restante.
  7. Después de tres meses, está listo. Vierte un poco en un vaso y diluye con una cantidad cinco veces más de agua. Esto hace una bebida agradable, algo parecida a la limonada. Si lo deseas, puedes agregar miel, jugo o hielo. Si la tapa permanece cerrada herméticamente, la mezcla agridulce puede durar bastante tiempo.
Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.