Salud y Belleza, Vida

Cómo influye la cantidad de tiempo de la relación padres-hijos en su futuro

Las familias con doble ingreso, son estándar ahora en la edad moderna, los padres pasan menos tiempo con sus hijos.

Y si les tomamos la palabra a los expertos en cuidado de los niños, esta separación de padres e hijos está perjudicando a los niños de muchas maneras.

Efectos psicológicos y biológicos

Se ha observado que los niños que reciben amor crecen y se convierten en adultos normales, mientras que aquellos que se ven privados del afecto y amor de sus padres tienden a crecer con profundos problemas psicológicos.

Un estudio de UCLA publicado en 2013 resalta cómo la falta de cuidado de los padres o una infancia abusiva pueden hacer que el individuo esté muy estresado durante su edad adulta y también ser más propenso a riesgos multisistémicos.

“Si solo observamos parámetros biológicos individuales como la presión arterial o el colesterol, nos perderíamos el hecho de que las experiencias de la primera infancia están relacionadas con un conjunto mucho más amplio de indicadores de riesgo biológico, lo que sugiere la gama de riesgos para la salud que pueden resultar de exposiciones infantiles adversas”,

dice la autora principal del estudio, Teresa Seeman.

Los niños que reciben amor crecen y se convierten en adultos normales, mientras que aquellos que se ven privados del amor y afecto tienden a crecer con problemas psicológicos. (Imagen: pxhere / CC0 1.0)

Otro estudio a largo plazo publicado en 2010 observó 500 personas desde el nacimiento hasta la edad adulta.

Los investigadores encontraron que aquellos que recibieron amor y afecto de sus madres durante la infancia tenían más probabilidades de crecer para convertirse en adultos felices.

Estas personas también estaban menos ansiosas y estresadas con respecto a sus vidas.

La importancia del contacto con la piel

La ciencia siempre ha sabido que el contacto físico entre el recién nacido y la madre es necesario para el correcto desarrollo psicológico del niño.

Un estudio realizado en niños que fueron privados de sus madres descubrió que esos niños tienen niveles de hormonas de estrés mucho más altos que aquellos que vivían con sus padres.

En una entrevista con Scientific American, la profesora de psicología del desarrollo Ann Bigelow dice que el contacto piel con piel entre madres y bebés “Ayuda a calmar a los bebés: lloran menos y les ayuda a dormir mejor“.

Hay algunos estudios que muestran que su desarrollo cerebral se ve facilitado, probablemente porque están más tranquilos y duermen mejor.

Desafortunadamente, hay mucho menos contacto físico entre madres y bebés de lo que solía haber, sobre todo porque las exigencias del trabajo ahora requieren que las mujeres pasen mucho tiempo fuera de sus casas.

Y son los bebés quienes pierden en tales condiciones.

(Image Credit: smprat90; Pixabay; Public Domain CC0 1.0 )
La ciencia siempre ha sabido que el contacto físico es necesario para el adecuado desarrollo psicológico de los niños. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

La importancia de los padres

Un desarrollo trágico de la era moderna ha sido la tendencia de los niños a crecer sin la presencia de sus padres. Esto sucede en gran medida cuando los tribunales otorgan un divorcio y hacen que la madre sea la única custodia del niño.

Y a medida que el niño crece sin un modelo de rol masculino, es más probable que se involucren en crímenes y otras actividades ilegales, especialmente niños.

De hecho, los niños que crecen sin padres tienen tres veces más probabilidades de ser encarcelados antes de llegar a la edad de 30 años.

También tienen una de las tasas más altas de encarcelamiento en los Estados Unidos. Este no es un descubrimiento nuevo.

Hay estudios que se remontan a 1829, realizados por los funcionarios del Estado de Nueva York-Penitenciaría de Auburn, que encontraron que la desintegración familiar era la principal causa de conducta delictiva.

Un padre habría inspirado miedo y respeto al niño a una edad temprana, y ambos habrían protegido a los niños de incurrir en conductas delictivas.

Y es el momento en que la sociedad moderna entiende este hecho e intenta enfatizar la importancia de la familia como lo hizo en el pasado.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.