China, China Antigua

¿Conoces a los guardianes chinos?

El dragón: el portero imperial

Los dragones chinos son criaturas legendarias en la mitología y el folklore chinos. Tradicionalmente simbolizan el poder y el auspicio, en particular; el control sobre el agua, la lluvia, los tifones y las inundaciones.

El dragón es también un símbolo de fuerza y buena suerte. Debido a esto, los emperadores chinos usaron a menudo el dragón como símbolo de su poder y fuerza imperial.

Como parte del folklore tradicional chino, hay una variedad de dragones en la mitología. En la novela clásica Viaje al Oeste, el hijo del Rey Dragón de Occidente fue condenado a servir de caballo a los viajeros debido a sus indiscreciones durante una fiesta en la corte celestial.

Detail of the Nine Dragons scroll painting by Chen Rong, dring the Song Dynasty. (Image: pixabay / CC0 1.0)
Pintura de el rollo de los nueve dragones, pintado por Chen Rong durante la dinastía Song. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

Los chinos creen que el dragón representa el poder, pero ¿son aceptables para usarlos como guardianes? El dragón es generalmente considerado un símbolo sobrenatural o espiritual del poder celestial y como tal, sólo un emperador podría usar un dragón como su guardián. Debido a esto, la mayoría de los chinos consideran que el dragón es un símbolo del feudalismo y no un guardián tradicional.

Qilin: Un animal quimérico y mítico

También podemos ver a un guardián que, a primera vista puede parecer un dragón, pero en realidad, se llama Qilin, el cual es un animal quimera mítico.

Qilin generalmente tiene los rasgos chinos del dragón; Más notablemente su cabeza, con ojos con pestañas gruesas, poses que siempre fluyen hacia arriba, y barbas. El cuerpo, sin embargo, está completamente o parcialmente escamado y puede parecerse a un buey, ciervo o caballo, y con pezuñas hendidas en lugar de garras. También pueden tener cuernos.

Un Qilin es de buen presagio que proporciona prosperidad o serenidad. En la mitología china, un Qilin era un guardián que vigilaba una cueva de hadas en las montañas. Fueron originalmente utilizados para vigilar mausoleos, pero con el tiempo se lo puso en la entrada de las oficinas de gobierno.

A qilin of the Qing Dynasty in Beijing's Summer Palace. (Image: Leonard, G. via wikimedia / CC BY-SA 1.0)
Un Qilin de la dinastía Qing en el palacio de verano de Pekín. (Imagen: Leonard, G. vía wikimedia / CC BY-SA 1.0)

Los Qilin están representados en el arte chino con partes de sus cuerpos en llamas. A veces tienen las características de un pájaro plumoso, mechones rizados de pelo en varias partes de sus piernas, aletas decorativas como peces, o con bigotes de pescado de carpa. Este animal “Qilin” se puede ver hoy en día por ejemplo, en la empresa japonesa Kirin Brewery Company, Ltd. en las etiquetas de imagen de su compañía.

Shi: El León chino guardián

Los leones guardianes chinos, o leones guardianes imperiales, son tradicionalmente conocidos como Shi en china y perros foo en Occidente. Estos leones de piedra han estado tradicionalmente frente a los palacios imperiales chinos, tumbas, oficinas de gobierno, templos, en casas de los funcionarios de gobierno y las personas económicamente ricas. Se cree que tienen poderosos beneficios míticos de protección.

También se utilizan en otros contextos artísticos, tales como aldabas en las puestas, en la cerámica y muebles. Un par de estatuas de leones guardianes son  todavía hoy elementos simbólicos y decorativos comunes en las entradas de los hogares y de establecimientos comerciales – tales como restaurantes, hoteles, supermercados, y bancos – sentados uno de cada lado en la entrada de cada establecimiento. Se pueden ver tanto en China como en otros lugares del mundo principalmente en los barrios chinos.

A Ming Dynasty guardian lion in the Forbidden City. (Image: Leonard, G. via wikimedia / CC BY-SA 1.0)
Un león guardián de la dinastía Ming en la Ciudad Prohibida. (Imagen: Leonard, G. vía wikimedia / CC BY-SA 1.0)

Pero un león de piedra es más que un guardián, y también es una muestra de poder y de la dignidad del dueño. Como los dos pares de leones de piedra ubicados frente a la Plaza de Tiananmen en Beijing por el río Jinshui, custodiando la puerta real y mostrando la dignidad y el poder de la familia leal.

Traducido por Yi Ming.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.