China, China Antigua

El conquistador silencioso: el poeta Yan Shu

Por Taste of Life

Algunos antiguos asesores chinos lideraron vastos ejércitos para reprimir a los rebeldes, mientras que otros idearon elaboradas estratagemas para eliminar a los rivales políticos. Sin embargo, otros eran como Yan Shu. Nacido en una época pacífica de la dinastía Song del Norte, fue admirado por una vida tranquila y de dignidad. Su sabiduría ayudó a fortalecer su nación. Yan Shu mostró a quienes le rodeaban el valor de la sinceridad, la lealtad y la apertura mental, todos estos principios fueron valorados en las antigua tradición China.

Cuando era un joven de 14 años, Yan Shu ya parecía destinado a grandes cosas. En el año 1004 A.D., fue uno de los  1,000 candidatos académicos, aspirantes a puestos de servicio civil muy apreciados en esa época, quienes llegaban a la capital provenientes de todo el país. El proceso de selección fue un examen de varios días, y muchos participantes fueron eliminados en los primeros dos días. En el tercer día, a los solicitantes restantes se les pidió componer “fu” sobre un tema dado – obras de prosa intercaladas con verso.

El tema del examen fue entregado, pero el joven Yan expresó un problema con este, algo inaudito en ese momento en China. Pasar dos días de extenuantes exámenes en la solemne sala palaciega fue lo suficientemente impresionante, pero ahora dio un paso adelante para pedir hablar con el emperador.

Asombrado, el supervisor estuvo de acuerdo. Fue presentado al majestuoso emperador Zhenzong, quien lo miró con antelación. Yan le dijo solemnemente:

“Recientemente escribí sobre el tema del examen de hoy; Recibí comentarios de varios de mis profesores. Sería injusto para los demás si tuviera que escribir sobre él nuevamente. Espero que su Majestad me ponga a prueba con otro tema “.

La franqueza y confianza de Yan Shu sorprendieron al emperador, quien consultó en voz baja con sus asesores cercanos. Decidieron desafiar a Yan con un tema especialmente difícil y para su sorpresa llegado el momento Yan escribió una excelente respuesta, incluso ganando el grado de jinshi, un logro muy apreciado. En sus tres cortos años, fue puesto a cargo de las ceremonias en el Ministerio de Ritos, un puesto crucial en una dinastía donde el ritual y el simbolismo significaban mucho.

Cultivar grandes mentes jóvenes

A scene suggestive of one of the most famous stanzas of Yan Shu’s poem “Huan Xi Sha:” “Helplessly, the flowers wither away. The swallows, once seen, return again. On a scented path in a small garden I loiter alone.” The style of expression is delicate and vivid, and renderings of the scene have been featured on Song Dynasty poetry-themed stamps ever since. (Image courtesy of Taste of Life Magazine )
Una escena que sugiere una de las estrofas más famosas del poema ‘Huan Xi Sha’ de Yan Shu: ‘Impotentemente, las flores se marchitan, las golondrinas, una vez vistos, regresan otra vez, en un camino perfumado en un pequeño jardín merodeo solo “El estilo de expresión es delicado y vívido, y las representaciones de la escena han aparecido en sellos inspirados en la poesía Song Dynasty desde entonces. (Imagen cortesía de Taste of Life Magazine)

Durante este período pacífico en la historia de China, las políticas de Yan marcaron el comienzo de las famosas escuelas de la “Era de la Restauración” (1042 d. C.). Las cuatro grandes academias a principios de la dinastía Song todavía son admiradas hoy en día: la Academia Yingtianfu (que él personalmente ayudó a reabrir), la Academia de las grutas de los ciervos blancos, la academia de los tambores de piedra y la Academia Yuelu.  La Academia de las grutas de los ciervos blancos puede haber sido la primera universidad establecida en el mundo, varios cientos de años antes que la Universidad de Bolonia.

Estos eran lugares para el aprendizaje más elevado y refinado del imperio, donde los alumnos más brillantes podían extraer textos antiguos y estudiar las mejores formas de administrar un estado fuerte y pacífico. Muchos políticos prominentes y figuras literarias de la dinastía Song fueron nombrados para puestos importantes gracias al mecenazgo (tipo de patrocinio que se otorga a artistas, literatos o científicos), y las recomendaciones de Yan.

A lo largo de su carrera, Yan permaneció estudioso, pero tenía otro lado para él. Venía de un entorno modesto, y en sus primeros años solo disfrutaba de un puesto de bajo rango en la corte con un salario escaso. Se quedó en casa escribiendo literatura y estudiando poesía mientras sus compañeros asistían a fiestas fastuosas. El emperador Zhenzong una vez comentó:

“Escuché que los funcionarios de la corte estuvieron afuera todo el día, festejando y retozando, excepto Yan Shu y sus hermanos, quienes estaban leyendo en casa a puertas cerradas”.

Cuando Yan Shu se enteró de esto, rápidamente aseguró al emperador: “¡No es que no sea aficionado a la alegría, sino que soy demasiado pobre para ir a una fiesta!”. Su sinceridad hizo que el emperador se riera y que le simpatizara aún más.

Más adelante en su carrera, vivió en una mansión, y en su generosidad, invitó a docenas de invitados. Una vez, después de un día de música, charla y vino con amigos, Yan invitó a todos a cenar. La familia entró en pánico, no habían planeado para tantos invitados a la cena, pero Yan los tranquilizó y atendió a la comodidad de su compañía, llenando sus copas de vino y guiándolos en la composición de poesía. Después de algunas rondas de poemas y bebidas, la cena estaba lista.

Cuando salió la comida caliente, Yan miró a todos sus amigos, contempló su vida, el imperio, la poesía, y se sintió invadido por la buena voluntad y la gratitud. En ese momento, compuso uno de sus poemas más conocidos:

El tiempo es corto y la vida limitada

Cuando nos separamos, es fácil sentirse abrumado por la tristeza

Quejarse no de fiestas demasiado frecuentes

Lanzando sobre los vastos ríos y picos, en vano nos preocupamos por los parientes y amigos

Las flores cayendo en el viento y la lluvia hacen que el paso de la primavera traiga un dolor mayor

Es mejor que simplemente valoremos a aquellos que están frente a nuestros ojos

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.