Salud y Belleza, Vida

Consecuencias por la adicción de los adolescentes a las redes sociales

Si bien los padres y los maestros son conscientes de las adicciones como el alcohol, las drogas y el hábito de fumar que afectan a los adolescentes, muchos siguen sin saberlo la adicción a las redes sociales. Según un informe de Common Sense Media, la cantidad de adolescentes que poseen teléfonos inteligentes se duplicó con creces, del 41 por ciento en el 2012 a aproximadamente el 89 por ciento en el 2018. Y mientras que sólo el 34 por ciento de los adolescentes usaban las redes sociales en el 2012, ahora la cifra se duplicó nuevamente a 70 por ciento para este 2018, principalmente gracias a la profunda penetración de los teléfonos inteligentes.

Muchos adolescentes se están volviendo tan adictos al uso de las redes sociales que está empezando a afectar negativamente sus vidas diarias. El informe encontró que alrededor del 57 por ciento de los encuestados se distraía de sus tareas debido al uso de las redes sociales. Y cuando se trataba de interacciones de la vida real con otras personas, muchos adolescentes informaron que tales incidentes habían disminuido, ya que estaban más interesados ​​en chatear a través de las redes sociales.

Adicción a las redes sociales

En un estudio realizado por el Centro de Mapeo Cerebral de UCLA, 32 adolescentes fueron mantenidos en observación mientras usaban una aplicación para redes sociales. Alrededor de 140 fotos fueron mostradas a los participantes, cada una con un cierto número de “me gusta“, que se creía que eran de sus compañeros. Los adolescentes fueron sometidos a exploraciones cerebrales continuas mientras revisaban las fotos.

A report on the security of China's public WiFi networks reveals users are at risk. (Image: via pixabay / CC0 1.0)
En un estudio realizado por el Centro de Mapeo Cerebral de UCLA, 32 adolescentes fueron mantenidos en observación mientras usaban una aplicación de redes sociales. (Imagen: vía pixabay / CC0 1.0)

Los resultados revelaron que ciertas partes del cerebro se volvieron muy activas cuando los adolescentes vieron que sus propias fotos habían recibido una gran cantidad de “me gusta“. Según los investigadores, es esta región del cerebro la que responde normalmente cuando ganamos dinero o vemos una foto de la persona que amamos. Y dado que la región sigue siendo muy sensible durante la adolescencia, ayuda a explicar por qué los adolescentes generalmente se vuelven adictos a las redes sociales con bastante rapidez e intensidad.

“Es más probable que les gusten las fotos representadas con muchos” me gusta “que las fotos con pocos” me gusta “; este hallazgo mostró la influencia del respaldo virtual entre pares y se mantuvo tanto para fotos neutrales como para fotos de conductas de riesgo (por ejemplo, beber, fumar). “Ver fotos con muchos me gusta se asoció con una mayor actividad en las regiones neuronales implicadas en el procesamiento de recompensas, la cognición social, la imitación y la atención”, señaló este estudio.

Efectos de la adicción a las redes sociales

Entre los diversos efectos negativos de la adicción a las redes sociales entre los adolescentes, las tres preocupaciones más importantes fueron: depresión, falta de comunicación adecuada y celos.

Varios estudios han encontrado que los adolescentes que usan las redes sociales de manera regular tienen dos o tres veces más probabilidades de terminar deprimidos que aquellos que rara vez usan sitios web de redes sociales. Una adolescente que aún no ha tenido novio puede ver varias fotos de sus amigas disfrutando de las fiestas con sus novios. La exposición continua a estas fotos cuando se esta solo(a), puede provocar fácilmente sentimientos de aislamiento y depresión.

Entre los diversos efectos negativos de la adicción a las redes sociales entre los adolescentes, las tres preocupaciones más importantes son: depresión, falta de comunicación adecuada y celos. (Imagen: pxhere / CC0 1.0)

Por otro lado, los adolescentes también pueden desarrollar celos hacia sus compañeros. Alguien que siempre ve fotos de sus compañeros de clase en lugares de vacaciones puede terminar abrigando sentimientos de intensa envidia y odio. Sin control, tales emociones pueden arruinar fácilmente la vida de un adolescente, distrayéndolos de sus estudios y dando como resultado un bajo rendimiento en la escuela.

Finalmente, está el problema con la comunicación. Los adolescentes adictos a las redes sociales también corren el riesgo de evitar cualquier comunicación significativa con personas en la vida real. En su lugar, tienden a estar más cómodos chateando. Esto puede hacer que los adolescentes sean introvertidos, incluso afectando las perspectivas profesionales futuras y las interacciones sociales “reales“.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.