Actualidad, Noticias del Mundo

Después del lanzamiento de misiles, ¿necesita Estados Unidos un “nuevo enfoque” con Corea del Norte?

Por James Burke

Ninguna política estadounidense hasta ahora ha frenado el provocativo programa de misiles norcoreano, por lo que puede ser hora de considerar aplicar presión a Beijing, (el principal aliado del país). Esta es una opción propuesta por el observador chino Gordon Chang, después de que el domingo (hora local),  Corea del Norte lanzó un misil balístico que, después de un vuelo de 500 km, aterrizó en el mar entre la península coreana y Japón.

“Hemos tenido una política de tratar de trabajar con Pekín, y esa política ha estado vigente desde 2003, desde el comienzo de las conversaciones entre seis países, pero nada parece empujar a China en la dirección correcta”, dijo Chang a CNN.

El observador señaló que las conversaciones entre  China, Estados Unidos, Rusia, las dos Coreas y Japón,  tenían por objeto poner fin al programa nuclear de Corea del Norte a través de negociaciones.

Sin embargo, Chang explicó que China podría cortar el petróleo y el carbón para presionar al régimen de Kim Jong, y de esta forma, detener el programa de misiles norcoreanos, el cual,  hasta ahora ha sido una fuente de tensión en Asia oriental durante más de una década. No obstante, señaló que Pekín no ha tomado medidas para presionar adecuadamente a su aliado.

Lo invitamos a ver este informe del  NewsBeat Social sobre cómo un desertor de alto nivel de Corea del Norte recientemente dijo que los días de Kim Jong están contados:

Chang dijo que la política de Estados Unidos al trabajar con Pekín para detener los programas nucleares y de misiles de Pyongyang ha fracasado.

“En este punto, lo que hemos estado tratando de hacer con China no ha sido efectivo, así que tenemos que intentar algo diferente porque Beijing ha dicho básicamente que apoyará al régimen de Corea del Norte y esto ha sido consistente por décadas “, dijo Chang.

“Las verdaderas sanciones coercitivas que podríamos imponer son sanciones a los bancos chinos que han estado involucrados en el comercio ilícito de Corea del Norte, y no lo hemos hecho”, agregó el observador.

“Por supuesto, eso impactaría al sistema financiero mundial, pero enviaría el mensaje a Beijing de que somos serios protegiendo suelo estadounidense, y no lo hemos hecho”. Pero hay riesgos en entrar más duro con Corea del Norte; El régimen podría “atacar” e invadir Corea del Sur o enviar misiles hacia los EE.UU.

El líder norcoreano Kim Jong señaló el mes pasado que sus fuerzas no estaban lejos de probar misiles de largo alcance capaces de llegar a los Estados Unidos, y estos pueden llevar ojivas nucleares. En tanto que la política de Estados Unidos al trabajar con Pekín para detener los programas de misiles y armas nucleares de Pyongyang ha fracasado.

Pyongyang tiene prohibido llevar a cabo lanzamientos de misiles balísticos bajo las resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que en parte pretenden limitar el desarrollo del régimen de armas nucleares, informa CNN. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como ya sabemos, fue anfitrión del primer ministro japonés, Shinzo Abe, quién fue condenado por el gobierno de Corea del Norte por el lanzamiento de un misil. Hecho que el presidente de E.U. calificó de “inaceptable” (Pukguksong-2, un misil balístico de largo alcance).

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.