China, China Hoy

Detrás del auge de China (Parte II) – Su Futuro

Por Peter D. Heber

El crecimiento en China viene con un alto costo

La contaminación en Beijíng (imagen)

El profesor Lu Xue-yi reclasificó a la gente de hoy en China en una clasificación que considera 5 clases y 10 niveles de acuerdo a sus grupos profesionales. El consideró al uso de los recursos organizacionales, los recursos económicos y / o recursos culturales como los medios para esta clasificación social.

Cinco clases socio-económicas basadas en el promedio mensual de ingresos per cápita:
1. La clase alta: comprende a los funcionarios del Partido de alto rango, los altos directivos de empresas de propiedad estatal, los mejores profesionistas y los empresarios privados a gran escala.
2. La clase media alta: incluye los principales funcionarios administrativos, gerentes o jefes de sección para las grandes empresas, directores generales o gerentes de pequeñas y medianas empresas, profesionistas y empresarios privados a mediana escala.
3. Clase media: incluye fundamentalmente a profesionales, los pequeños empresarios, empleados, los trabajadores autónomos, técnicos superiores, y los grandes empresarios agrícolas.
4. Clase baja: incluye a las personas que trabajan por cuenta propia, obreros y agricultores.
5. Por debajo de la clase baja: incluye a los trabajadores de cuello azul y los agricultores por debajo de la línea de pobreza o que no tienen seguro, y los desempleados.

Diez  niveles sociales:
1. Funcionarios de alto rango o directores ejecutivos de grandes corporaciones, los jefes de departamentos del Gobierno en cada provincia. Ellos controlan la mayor parte de los recursos de las organizaciones antes mencionadas.
2. Profesionistas en los diferentes niveles o gerentes en las empresas de propiedad estatal o privada. Ellos controlan la mayoría de los recursos culturales y algunos de los recursos de la organización.
3. Jefes de las empresas privadas. Ellos controlan parte de los recursos económicos;
4. Los trabajadores de cuello blanco, empleados, funcionarios gubernamentales y empleados de la administración pública;
5. Los trabajadores que sirven en las industrias.
6. Trabajadores de cuello azul. Comprende poco más de un 22% de la población. 30% de ellos son trabajadores migrantes;
7. Los agricultores. En los últimos años un gran número de ellos, unos 200 millones, se trasladaron a las ciudades a participar en obras de construcción o a un trabajo seguro.
8. Industria de la recreación. Las personas que trabajan en el cine o el teatro;
9. Trabajadores por cuenta propia. Que dirigen sus propias tiendas de abarrotes y lecherías en las ciudades;
10. Los desempleados y subempleados. Sin ninguno de los tres recursos anteriores, que representan alrededor del 3% de la población.

El dinero en China en la “prosperidad”
La cantidad de dinero impreso en China supera al total que se tiene combinado a los Estados Unidos y a Japón. China es el país más rico del mundo.
La inflación es una medida de última instancia, manipulada por la “velocidad de impresión de dinero” para saquear la riqueza

Los salarios como es evidente por el PIB en China es del 8%, la más baja de todo el mundo. Esto es mucho más bajo que la tasa en otras naciones. La tasa en Europa y América es del 55%, América del Sur del 38%, Filipinas 28%, Tailandia 28%, el Medio Oriente 25%, y África con un poco menos del 20%.

El salario promedio por hora en China está en el rango de 0.40 a 0.70  centavos de dólar Americano por hora, menos del 15% de la media mundial. El salario promedio por hora es $ 9.0  dólares en Francia, 7.25 dólares en los EE.UU. y 5.50 dólares en Tailandia.
El pueblo chino es el más débil en el mundo, con el menor dinero ganado y los precios más altos pagados.

La Academia de Ciencias Sociales en China reportó: “la cuenta de ingresos públicos en China por 30% del PIB en el 2009, mientras que los ingresos públicos en los primeros 10 meses de 2010 alcanzó 7,000 billones de dólares siendo al respecto una vez más alta que el PIB. En 2006 China ya había sobrepasado a Japón en ingresos, pero el PIB de Japón excedió al de China en un 200%.” En 2009 el Banco Mundial reportó sin considerar la inflación un aumento de 570% desde 1995 al 2007en los ingresos de China. Sin embargo el promedio de ingresos para los residentes urbanos se incrementó solo 1.4 %. Los ingresos netos de los residentes rurales son sólo una tercera parte de los residentes urbanos.

Un contraste con la siguiente información:
En 2010, 60 millones de víctimas sufrieron los efectos de la sequía en cinco provincias del sudoeste de China. El gobierno central sólo destinó  160 millones de yuanes y pidió donaciones.
En 2010 una fuerte tormenta en la provincia de Jiangxi afectó a 220,000 personas. El gobierno local asignó de urgencia 600,000 yuanes (alrededor de $ 91,700 dólares).
En 2010, Huang Jie-fu, Viceministro del Ministerio de Salud dijo: “Con su actual fortaleza económica, el gobierno chino no puede pagar los $ 160 millones pagados cada año para la atención médica gratuita”.

Los administrativos gubernamentales en China gastan cuentas del 20% de sus ingresos, que es 10 veces mayor que el de Japón, y 2 veces mayor que en EE.UU., mientras que la cantidad gastada para la subsistencia en los pueblos sigue siendo  la más baja.
Del mismo modo, los gastos de atención médica de acuerdo a los ingresos de la India y los Estados Unidos son de 2 y 5 veces la de China respectivamente. En China sólo el 15% se destina a gastos de Seguridad Social. Eso está muy lejos del 50 a 60 por ciento destinado en los EE.UU. y Alemania. El Índice Global de pobreza impuesta  según el informe del 2005 por la revista Forbes indicó a China como la segunda en el mundo.
Los 30 años de crecimiento económico en China han sido a costa de los bajos salarios, un bajo bienestar social, altos impuestos, precios altos, contaminación ambiental y una mala gestión de sus recursos naturales.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.