El sabio manejo de Su Dongpo de un caso difícil - Vision-Times-en-Español
Culturarte

El sabio manejo de Su Dongpo de un caso difícil

Spread the love

Su Dongpo fue un destacado erudito de la dinastía Song del Norte. Tuvo muchos logros y se destacó en poesía, versos, caligrafía y pintura.

Además de sus logros artísticos, también usó su sabiduría para resolver problemas para la gente común.

Esta es una historia que sucedió durante su permanencia en Hangzhou

Cuando Su Dongpo tenía 37 años fue nombrado oficial en Hangzhou.

Un día, a principios de otoño, con los crisantemos floreciendo, entretuvo a sus amigos con buena comida, vino y poesía.

De repente escucharon fuertes ruidos de una multitud frente al edificio del gobierno. Resultó ser un caso civil que surgió de una disputa entre dos personas por dinero.

Su Dongpo se puso su atuendo oficial y salió a dar su juicio en el caso.

dongpo2
Su Dongpo se puso su atuendo oficial y salió a dar su juicio en el caso. (Imagen The Epoch Times)

Un comerciante le había prestado 300 monedas a su buen amigo y vecino para hacer abanicos plegables, que eran artículos muy populares.

La hija del comerciante se iba a casar y necesitaba que le devolvieran su dinero. Pero su amigo, Zhang, ya había gastado el dinero en los materiales para hacer los abanicos.

Desafortunadamente, después de que todos los abanicos estaban hechos, el verano resultó ser húmedo y frío, por lo que la gente todavía llevaba mangas largas.

Los abanicos estaban almacenados en un baúl y comenzaron a enmohecerse, ya que no había demanda para ellos.

Su Dongpo dijo: “No te preocupes. Cuéntame todos los detalles y luego tomaré una decisión“.

El comerciante dijo, “Trabajé duro para ganar 300 monedas. Presté ese dinero sin cobrar intereses a mi vecino y amigo Zhang, para que pudiera hacer abanicos y venderlos.

Se suponía que me pagaría cuando el verano se terminara. Ahora, el verano pasó y nuestra hija se casa, pero Zhang se rehusa a pagarme lo que me debe“.

Su Dongpo le preguntó a Zhang “¿Realmente le debes dinero a tu vecino?

Zhang respondió tristemente, “Sí, su Señoría, mi familia ha estado haciendo abanicos durante generaciones. Desgraciadamente, mi padre murió este año y necesitaba mucho dinero. Quería vender abanicos para la temporada. entonces, pedí prestado el dinero de mi amigo.

Compré los materiales e hice muchos abanicos plegables. No esperaba que lloviera así. Cuando llegó el verano, ¡todos seguían usando mangas largas! Nadie necesitaba un abanico.

Los abanicos están en el maletero, con manchas de moho y ya no puedo venderlos. No creo que alguien los quiera. ¡Realmente no puedo pagar el préstamo!” Zhang derramó muchas lágrimas después de su explicación.

Su pensó que Zhang tenía una buena razón, pero también sabía que uno tiene que pagar lo que debe.

Reflexionó por un momento y luego dijo “Zhang, puedes dar a tu amigo todos los abanicos como pago“.

dongpo3
Su Dongpo escuchó el caso y luego le dijo a Zhang que le entregara al comerciante como pago los abanicos enmohecidos. (Imagen: The Epoch Times)

El comerciante rehusó de inmediato y comentó “Esos abanicos no valen nada y no los quiero. Su Señoría, por favor pídale a él que me pague 300 monedas“.

La gente que escuchaba el caso en vivo en la sala de la corte, también hablaba del asunto, “Su Dongpo es un erudito famoso, ¿cómo puede tomar tal decisión?”

Entonces Su Dongpo dijo, “Zhang ve a casa y trae los abanicos“. Zhang siguió de inmediato la orden de Su Dongpo. Luego, Su Dongpo tomó los abanicos, los abrió uno por uno y los puso sobre la mesa.

Mientras, el mensajero de la corte comenzó a preparar tinta líquida para pintar.

Con una hábil pincelada, Su Dongpo pintó paisajes en los abanicos con las manchas de moho más grande y flores, árboles y versos en los abanicos con manchas de moho pequeñas.

En menos de medio día todos los 30 abanicos estaban terminados.

fan2
En menos de medio día todos los 30 abanicos estaban terminados. (Imagen captura de pantalla / Youtube)

 

Su Dongpo señaló los abanicos y le dijo a Zhang “Sal a las calles y di que estos son los abanicos con las pinturas de Su Dongpo y ve cómo se venden“.

Zhang aceptó agradecido los abanicos. Sabía que podía venderlos por lo menos en mil monedas cada uno. Efectivamente, la gente atesoraba las pinturas de Su Dongpo tanto que se apresuraron a comprarlas.

En una hora, Zhang vendió los 30 abanicos.

Después que Zhang pagara su deuda más intereses al comerciante, Su Dongpo le dió el resto del dinero al comerciante como capital para que continuara su próximo negocio.

De esta manera, un caso difícil fue fácilmente arreglado.

La historia de “Los abanicos con pinturas de Dongpo” se extendió rápidamente por las calles de Hangzhou.

Los abanicos plegables en Hangzhou venían en solo dos variedades en ese momento, negro o blanco. Después de que Su Dongpo pintó los abanicos, la gente aprendió de ello.

Algunos pintaron abanicos con flores, algunos pintaron personajes y algunos pintaron montañas y ríos. Por lo tanto, un abanico, además de refrescar a la gente, se convirtió en algo agradable para la vista.

Los abanicos pintados se volvieron tan populares que la costumbre de la pintura y de la caligrafía en Hangzhou, se ha transmitido desde la Dinastía Song del Norte hasta el presente.

fan1
Copiando lo que Su Dongpo había hecho, los abanicos además de refrescar a la gente, se convirtieron en algo agradable a la vista. (Imagen: captura de pantalla / Youtube)

Traductor: Yi Ming

Artículos PreviosArtículos Siguientes

2 Comments

  1. Excelente historia para aprender que “no hay que bajar los brazos aunque parezca que TODO está PERDIDO”. De cuentos como éste, la gente puede darse cuenta de cosas tan simples como “persevera y triunfarás”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.