Actualidad, Derechos Humanos

El sistema de vigilancia Skynet de China comprometido por la guerra comercial

El ambicioso sistema de vigilancia Skynet de China se enfrenta ahora con una situación de crisis luego de una serie de sanciones internacionales que impidieron que Pekín adquiriera los componentes técnicos necesarios para ampliar su implementación.

Skynet y las sanciones

China ha instalado aproximadamente 170 millones de cámaras en lugares importantes como parte del proyecto Skynet. El gobierno quiere llevarlo a 400 millones de cámaras para el año 2020.

El sistema Skynet utiliza una IA (Inteligencia Artificial) avanzada que es capaz de identificar a una persona incluso desde una distancia de 15 kilómetros.

Eventualmente, el sistema permitirá al Partido Comunista observar a cualquier persona en China, en cualquier momento y en cualquier lugar. Sin embargo, la implementación del sistema Skynet requiere el suministro de componentes de alta tecnología de Occidente. Y aquí es donde China se enfrenta a un problema.

Varios países han impuesto sanciones comerciales contra la venta de dichos componentes a China. Por ejemplo, Beijing solía importar componentes de una compañía con sede en Holanda.

Sin embargo, el gobierno de los Países Bajos bloqueó la licencia de exportación de la empresa, lo que le impide tratar con China.

Anteriormente, China solía importar equipos de vigilancia desde el oeste a través de Hong Kong para superar las sanciones. Pero ahora, incluso los envíos a Hong Kong se ven afectados.

A man with the surname Zhang, was seen on a video surveillance camera nervously pacing back and forth, while holding his five-month-old child in his arms. (Image: pixabay / CC0 1.0)
China ha instalado aproximadamente 170 millones de cámaras en lugares importantes como parte del proyecto Skynet. (Imagen: pixabay / cc0 1.0)

Y aunque Pekín está considerando seriamente el cambio a proveedores nacionales para abastecer sus componentes, la verdad es que la mayoría de las compañías chinas no se acercan a la tecnología de alta calidad ofrecida por Occidente.

Por ejemplo, Occidente recientemente había bloqueado a Beijing para que no adquiriera un tubo de vigilancia láser. Y a pesar de que Beijing encontró un proveedor doméstico, se descubrió que el producto tenía características mucho muy inferiores en comparación con el occidental.

El producto chino solo podría generar mil millones de haces por segundo, lo que es casi mil veces más lento que los productos originarios de Occidente.

Si China implementara el tubo de vigilancia láser producido en el país, terminaría capturando imágenes y videos con menor claridad. Y esto sería un gran golpe para el sistema Skynet.

Una herramienta para el control dictatorial y la persecución

Beijing usa el Sistema Skynet para monitorear, intimidar e incluso perseguir a los disidentes. Y en lo que respecta a los Estados Unidos, esto va en contra de los derechos humanos básicos.

Un uso abominable del sistema Skynet fue en la provincia de Xinjiang contra la comunidad musulmana uigur. Según los informes, los uigures se mantuvieron bajo la vigilancia constante del sistema Skynet, que alertó a las autoridades sobre cualquier persona “sospechosa” de actuar en contra de las políticas estatales.

Los uigures se mantuvieron bajo la vigilancia constante del sistema Skynet, que alertó a las autoridades de cualquier persona “sospechosa” de actuar contra las políticas estatales. (Imagen: UC Berkeley vía flickr CC0 1.0)

Beijing incluso había enviado 1 millón de uigures a los campos de internamiento para “lavarles de cerebro” y aceptar la ideología del Partido sobre su fe religiosa. El incidente había generado una condena generalizada y puso de relieve cómo el sistema Skynet de China se estaba siendo utilizando para oprimir y subyugar a las personas.

Permitir la creación y el mantenimiento de un sistema que se utilizaría para aplastar las opiniones de la gente sería contra las políticas de los derechos humanos de las democracias occidentales. Es por esto que muchos en Occidente sancionaron contra el envío de componentes a China. Y aunque esto no evitará que Pekín amplíe y fortalezca a Skynet, las sanciones al menos han frenado sus ambiciones.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.