Actualidad, Derechos Humanos

Esta mujer fue torturada en China por no renunciar a su fe

torturada en china

 

 Por Jessica Kneip

La historia de Tina trata sobre una mujer joven que vive en Melbourne con una visa de protección después de salir de su hogar en China Continental debido a que es perseguida por sus creencias.

Tina's Story. (Image: Jarrod Hall/Vimeo via Screenshot)
La historia de Tina. (Imagen: Jarrod Hall/Vimeo via Screenshot)

Tina practica Falun Gong —una disciplina espiritual tradicional china basada en tres principios fundamentales: Verdad, Compasión, Tolerancia. Tiene sus raíces en el budismo, y también incluye cuatro ejercicios de movimientos lento y una meditación.

Tina a young woman from Mainland China living in Melbourne under a protection visa. (Image via Jarrod Hall Vimeo/Screenshot)
Tina, una joven de China continental, está viviendo en Melbourne con una visa de protección. (Imagen: Jarrod Hall /Vimeo via Screenshot)

En 1999, Jiang Zemin, el líder chino de turno, prohibió esta práctica, por lo que decenas de millones de ciudadanos chinos fueron tachados de criminales de la noche a la mañana. Tina viajó a Beijing para apelar esta prohibición, y como consecuencia pasó casi 3 años prisionera en un campo de trabajo forzado, donde fue golpeada y torturada.

Tina practices Falun Gong a peaceful meditation practice. (Image via Jarrod Hall Vimeo/Screenshot)
Tina practica Falun Gong, una práctica de meditación pacífica. (Imagen: Jarrod Hall/Vimeo via Screenshot)

El cortometraje La historia de Tina, fue hecho en el 2010 por el realizador Jarrod Hall, y consiste en una serie de bellos retratos en blanco y negro de Tina viviendo su nueva vida en Melbourne. Hay una introducción a su historia, y luego con un audio traducido al Inglés, ella nos comparte su experiencia de aquellos días.

Habla de su detención en la Plaza de Tiananmen cuando apelaba en contra de la prohibición, gritando: ¡Falun Dafa es bueno! Piensa que vivir de acuerdo con Verdad, Benevolencia y Tolerancia no es un delito, que no tiene nada que ocultar y no debería vivir en las sombras —señalando esto como la razón de su protesta. Agregó también que siente como su responsabilidad contar esto a sus compatriotas quienes están siendo engañados por el Partido Comunista Chino.

 (Image via Jarrod Hall Vimeo/Screenshot)
Sus días de tortura en la cárcel quedaron atrás, pero las prisiones en China todavía están llenas de practicantes de Falun Gong. (Imagen: Jarrod Hall/Vimeo via Screenshot)

En prisión, su primera huelga de hambre fue de 6 días y 6 noches. En el séptimo día fue violentamente forzada a alimentarse con leche de soja a través de una sonda nasal. Cuando le sacaron el tubo, estaba cubierto de sangre.

Tina recuerda cuando estuvo en prisión en marzo del 2001. A los practicantes de Falun Gong los hacían ponerse en alineados afuera y quedarse parados en una posición incómoda y sin moverse, mirando hacia un pedazo de papel cuyo texto calumniaba a Falun Gong. Tenían que mantener esa posición durante una semana y cada vez que alguien se moviera, sería torturado con una descarga eléctrica.

Demonstrating the position prisoners were made to stand in and if they moved would be shocked with electric clubs. (Image via Jarrod Hall Vimeo/Screenshot)
Demuestra una de las torturas a las que fue sometida. (Imagen: Jarrod Hall/Vimeo via Screenshot)

En realidad los obligaban a estar en esa posición de pie durante toda la noche en lugar de toda la semana, pero les decían esto con el propósito de presionarlos mentalmente. Les decían que si firmaban una declaración de renuncia a su práctica y creencia, la policía dejaría de torturarlos. Mientras tanto, los guardias ponían grabaciones con calumnias y críticas hacia Falun Gong a través de los altavoces.

(Image via Jarrod Hall Vimeo/Screenshot)
Tina tuvo suerte de escapar y usa su libertad y tiempo para informar a la gente en la calle sobre esta persecución. (Imagen: Jarrod Hall/Vimeo via Screenshot)

También Tina nos narra como fue forzada a permanecer en una pequeña jaula de metal durante 7 días y 7 noches. Comenta que no lo habría logrado a no ser por un guardia de la prisión quién le permitía descansar de vez en cuando, sólo cuando sus superiores no vigilaban.

El trabajo en el campo de labores (forzadas), comenzaba a las 6:28 y terminaba a las 21:00. En verano, comenzaba una hora antes y finalizaba a las 21:00 horas. Este era el tiempo oficial, pero en realidad trabajaban hasta las 22:00 y, a veces continuaban hasta la medianoche.

(Image via Jarrod Hall Vimeo/Screenshot)
Tina espera que la persecución algún día termine. (Imagen: Jarrod Hall/Vimeo via Screenshot)

En el 2009, Tina llegó a Melbourne, Australia, y ahí le otorgaron una visa de protección, que es similar a concederle la residencia permanente. Agradecida por tener un lugar seguro para vivir, ella espera que la gente tome conciencia de esta persecución en China hacia Falun Gong, y que el pueblo chino levante su voz en contra de esta persecución.

Las cifras que se muestran al final del video son de hace 10 años. Por desgracia, el número de practicantes de Falun Gong que murieron en las cárceles de China ha aumentado dramáticamente en los últimos años.

Clic aquí para leer más artículos similares. Danos un ME GUSTA en Facebook o síguenos en Twitter. ¡Gracias!

Guardar

Guardar

Guardar

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.