Actualidad, Derechos Humanos

Este cirujano confesó haber matado a un uyghur por sus órganos siguiendo órdenes superiores

Una imagen de la película "Hard to Belive" del ex cirujano Erven Tohti de la etnia uigur, del lejano oeste de China. Tohti declaro que realizó extirpaciones de órganos en personas vivas en 1995.

Por James Burke

El ex cirujano Enver Tohti sabe sobre la esxtirpación de órganos de primera mano. Lo realizó en una área de ejecución en el extremo oeste de China en 1995. “Después de que se oyeron disparos, nos apresuramos”, dijo Tohti a un comité oficial del gobierno irlandés en Dublín a principios de este mes.

“Un oficial armado nos dirigió a un rincón de la derecha, donde pude ver a un hombre vestido de civil, tirado en el suelo con una sola herida de bala en el lado derecho de su pecho”, dijo Tohti en el video más abajo publicado por The Journal .

“Mis cirujanos en jefes entonces me ordenaron y me guiaron para extraer el hígado y dos riñones”, dijo aclarando que el hombre estaba todavía vivo. Tohti no sabía si el hombre era un prisionero político o un criminal. “Trató de resistirse a mi corte de bisturí, pero [él estaba] demasiado débil para evitar mi acción. Había sangrado”, dijo Tohti, quien es de la etnia uigur.

“Todavía estaba vivo, pero no me sentía culpable. De hecho, no sentía nada más que un robot completamente programado haciendo su tarea. Pensé que estaba llevando a cabo mi deber, en la eliminación de un enemigo del estado”, dijo Tohti sobre un acto que ahora lamenta, y que actualmente lo lleva a hacer campaña contra la sustracción de órganos llevada a cabo por Estado chino.

La extracción de los órganos mató al moribundo.

“Después de esta operación, el cirujano jefe tomó estos órganos y los puso en estas dos cajas extrañas y me dijo que llevara a mi equipo al hospital y que recordara que “no pasó nada”, y seguí [la orden]. Nunca hablamos de eso”, dijo.

Ver más partes del testimonio de Tohti en este video publicado por The Journal:

Campanas de Alarmas

Durante su testimonio a funcionarios irlandeses, Tohti también levantó campanas de alarma sobre informes recientes de revisiones de salud obligatorias y masivas a uigures en la región china de Xinjiang.

“Sospechamos que el Partido Comunista Chino (PCCh) está construyendo una base de datos nacional de órganos para el comercio de órganos”, dijo.

RFA reportó en mayo de este año que el 90 por ciento de los 17,5 millones de residentes de Xinjiang recibieron exámenes médicos obligatorios, que incluyeron recolección de ADN.

En su libro The Slaughter , el periodista de investigación Ethan Gutmann escribió que el Partido Comunista de China realizó su primera recolección de órganos de prisioneros condenados a muerte en Xinjiang a mediados de los años noventa.

Gutmann escribió que Xinjiang era el campo de pruebas del Partido para la recolección de órganos, que se volvió una industria en escala y operaciones, tras la persecución de millones de practicantes de Falun Gong a partir de 1999.

Ahora se tiene un estimado 60.000 a 100.000 trasplantes que se realizan cada año en China. Según los resultados de un informe cuya autoría Gutmann comparte con el abogado de derechos humanos David Matas y el ex secretario de Estado de Canadá para Asia-Pacífico David Kilgour, titulado Bloody Harvest / The Slaughter: Una actualización publicada el año pasado.

El principal objetivo de la recolección de órganos , según el informe, son los chinos que practican Falun Gong. En menor medida, los uigures, los tibetanos y algunos cristianos,  también han sido asesinados para obtener órganos para trasplantes, dice el informe.

Para más información sobre el informe Bloody Harvest / The Slaughter: An Update , vea este video de The International Coalition to End Organ Pillaging in China

Campaña para poner fin a la recolección forzada de órganos

Tohti trabajó durante 13 años como cirujano oncológico en el hospital central del ferrocarril en Xinjiang. Después de ayudar a un equipo extranjero de cine para hacer un documental sobre las altas tasas de cáncer entre los uigures, que estaban vinculados a los ensayos nucleares, huyó de China en 1999. Él buscó con éxito el asilo y ahora vive en el Reino Unido.

Tohti fue uno de los varios expertos que dio testimonio a los funcionarios irlandeses de un comité conjunto de Asuntos Exteriores y Comercio y Defensa el 6 de julio.

Según The Journal , el comité también escuchó la evidencia de Gutmann y Matas, dos hombres que han sido nominados para el Premio Nobel de la Paz por su trabajo investigando la recolección de órganos en China.

Recomendaron que Irlanda siguiera los ejemplos de Israel, Taiwán, Italia y España en la aplicación de una legislación que prohíbe a sus ciudadanos viajar al extranjero para adquirir órganos.

Tohti ha testificado de manera similar sobre sus experiencias en audiencias parlamentarias en el Reino Unido, Japón y los EE.UU.

Junto con Matas, Kilgour y Gutmann, también participó en el premiado documental de recolección de órganos Hard to Believe . La película de 56 minutos ahora se puede ver a través de Vimeo. Vea el trailer de Swoop Films a continuación:

 

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.