Estudiantes invitados a ayudar a poner fin a un malvado crimen que se oculta en China - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Derechos Humanos

Estudiantes invitados a ayudar a poner fin a un malvado crimen que se oculta en China

Spread the love
James Burke

Aquellos involucrados en exponer la extracción forzada de órganos en China saben lo difícil que es obtener la atención que este espantoso problema merece legítimamente.

No es solo el caso de que a las personas les resulte difícil creer que el estado chino pueda ser tan malvado como para matar a personas inocentes para ganar dinero con sus órganos, es más grande que eso.

La evidencia – de acuerdo con miembros expertos de la Coalición Internacional para Acabar con el Abuso de Trasplantes en China (ETAC) – de que la recolección masiva de órganos en China está ocurriendo ahora es irrefutable.

 

Eso plantea la pregunta: ¿Cómo puede un crimen de este tipo ser ignorado voluntariamente por gran parte de la comunidad internacional?

Pero hay organizaciones, como el ETAC, y personas que hacen todo lo posible para tratar de garantizar que este crimen sea enfrentado y se detenga.

La ETAC, una coalición de abogados, académicos, éticos, profesionales médicos, investigadores y defensores de los derechos humanos; ha lanzado recientemente una iniciativa para aumentar la conciencia sobre la atrocidad entre los estudiantes y hacer que entren en acción.

Si usted mismo no está al tanto de lo que está pasando en China, la página para estudiantes de ETAC describe de manera sucinta el problema central.

“En resumen, el gobierno chino está asesinando a presos de conciencia inocentes, principalmente practicantes de Falun Gong (una práctica de meditación de la tradición de la escuela Buda); para trasplantar sus órganos a pacientes internacionales y chinos ricos”,

dice la página.

La iniciativa tiene un vídeo (puede verlo arriba) que presenta a jóvenes que describen cómo puede hacer una diferencia en la sustracción de órganos en China.

Las preguntas frecuentes en la página del estudiante también explican por qué este terrible crimen no ha recibido la atención que merece.

Éstas son algunas de ellas:

¿Por qué no he escuchado sobre esto antes?

China ha negado por mucho tiempo estas afirmaciones, en cambio, ofrece explicaciones alternativas muy débiles y muy falsas.

Los principales medios de comunicación no han investigado más debido a los intereses creados; La inversión china es muy importante en muchos países.

¿Por qué no hay estadísticas oficiales que respalden estas afirmaciones?

Como era de esperar, el gobierno chino continúa negando que estén matando a presos de conciencia por sus órganos.

Por lo tanto, no publican estadísticas que ilustren esto. La mayoría de las estadísticas de trasplantes de China son poco confiables y pueden haber sido fabricadas para encubrir la verdad.

¿Por qué la comunidad internacional no está haciendo nada?

La respuesta aquí es similar a por qué no has oído hablar de estas atrocidades antes.

Tanto los políticos como los medios de comunicación se muestran reacios a actuar de una manera que pueda provocar al Partido Comunista de China; ya que la inversión china es muy beneficiosa para innumerables economías.

Es un caso de conveniencia económica que supera imperativos morales.

A painting from the Art of Zhen, Shan, Ren (Truth, Compassion, Tolerance) International Exhibition that depicts the forced organ harvesting from a Falun Gong practitioner in China.
Una pintura del Arte de Zhen, Shan, Ren (Verdad, Compasión, Tolerancia) muestra la sustracción forzada de órganos de un practicante de Falun Gong en China. (Imagen: The Epoch Times)

 

Este problema salió a la luz por primera vez en 2006, cuando se denunciaron que un gran número de practicantes de Falun Gong estaban siendo asesinados por sus órganos en un hospital en el norte de China acompañado de informes creíbles.

En 2016, la propia ETAC publicó un informe de 700 páginas que demostró el alcance de la extracción forzada de órganos en China.

El informe estima que se realizan anualmente entre 60,000 y 100,000 trasplantes de órganos en China.

Entre las pruebas utilizadas para calcular estas cifras se encuentran los datos de ingresos hospitalarios, volúmenes de trasplantes, tasas de utilización de camas, personal quirúrgico, programas de capacitación y financiamiento estatal.

El informe fue escrito por investigadores canadienses, el ex parlamentario David Kilgour, el abogado de derechos humanos David Matas y el periodista de investigación Ethan Gutmann.

Concluyeron que la fuente de estos órganos era presos de conciencia, en su mayoría practicantes de Falun Gong que han sido perseguidos por el estado desde 1999.

Otros presos de conciencia, tibetanos, uigures y cristianos, también han sido el blanco de los comunistas como fuente de Órganos, solo que en menor medida, señala el informe.

A simulated forced live organ harvesting operation. (Image: Epoch Times)
Simulación de una operación de sustracción forzada de órganos. (Imagen: Epoch Times)

Tribunal Popular

El año pasado, la ETAC estableció un tribunal popular independiente en el Reino Unido para investigar si el estado o las organizaciones aprobadas por el estado en China han cometido algún delito penal relacionado con la sustracción forzada de órganos.

Hablando después de tres días de audiencias y evaluando la evidencia, el ex juez inglés Sir Geoffrey Nice QC dijo que la sentencia interina del Tribunal de China iba algo más allá de cualquier duda razonable.

“Nosotros, los miembros del tribunal, estamos todos seguros, por unanimidad, más allá de toda duda razonable; de que en China se ha practicado sustracción forzada de órganos a presos de conciencia durante un período de tiempo considerable, involucrando a un número muy importante de víctimas… organizado por el estado o por organizaciones o individuos aprobados”,

dijo el Sr. Nice durante su declaración de clausura en el centro de Londres el 10 de diciembre.

Heather Draper, miembro de ETAC y profesora de bioética en la Universidad de Warwick, dijo que el tribunal fue encargado de decidir de manera imparcial; si se han cometido delitos criminales contrarios al derecho internacional en las prácticas de trasplante de China.

“Es un proceso independiente, con miembros del tribunal reconocidos en el escenario internacional por ser de la más alta integridad, y encabezado por Sir Geoffrey, que tiene una gran experiencia en derechos humanos.

Es, por lo tanto, un proceso importante para todos los miembros de la comunidad internacional de trasplantes”,

dijo el profesor Draper en una declaración.

“Muchos se han negado hasta ahora a comprometerse con la evidencia de una práctica brutalmente poco ética en China preparada por ETAC y otros”,

dijo ella.

“Sin embargo, es imposible que los bioeticistas, profesionales y receptores defiendan el trasplante de órganos como una práctica mientras ignoran esta evidencia”.

El mes pasado, se llevaron a cabo otros dos días de audiencias. Se espera una sentencia definitiva el 17 de junio.

Como parte de sus recomendaciones para los estudiantes que desean saber más sobre el problema de la sustracción de órganos; te invitamos a ver el siguiente vídeo (recomendamos configurar subtítulos en español):

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.