Actualidad, Ciencia y Tecnología

Estudio confirma una masiva población Maya en las tierras bajas

Investigadores de la Universidad de Tulane, que documentan el descubrimiento de docenas de ciudades antiguas Mayas en el norte de Guatemala mediante el uso de la tecnología LiDAR (Light Detection And Ranging-detección de luz y alcance) el cual puede penetrar en la jungla, han publicado sus resultados en la prestigiosa revista Science. El artículo incluye el trabajo de Marcello Canuto, director del Middle American Research Institute en Tulane, y Francisco Estrada-Belli, profesor asistente de investigación en Tulane y director del Proyecto Arqueológico de Holmul en el 2000.

Trabajaron con el profesor asistente de antropología Thomas Garrison del Colegio Ithaca y con otros académicos para hacer sus descubrimientos en el bosque de Petén en Guatemala. La Fundación PACUNAM (Fundación para la Herencia Maya y la Naturaleza) permitió que un consorcio de 18 académicos de las instituciones estadounidenses, europeas y guatemaltecas, incluido el Ministerio de Cultura y Deportes, analizaran datos con el “LiDAR” que cubren más de 2,100 kilómetros cuadrados de la Reserva de la Biosfera Maya. El director Marcelo Canuto señaló:

“Dado que la tecnología LiDAR es capaz de perforar el dosel del bosque grueso y las características de los mapas en la superficie de la Tierra, se puede utilizar para producir mapas de terreno que nos permiten identificar características hechas por el hombre en el suelo, como paredes, carreteras o edificios.

Una Tecnología de vanguardia

La INICIATIVA LiDAR PACUNAM (PLI) es el reconocimiento LiDAR  más grande en la historia de la arqueología mesoamericana que se haya hecho. El esfuerzo científico de colaboración ha proporcionado datos cuantitativos de grano fino con un alcance sin precedentes para refinar los debates de larga data sobre la naturaleza del antiguo urbanismo maya en las tierras bajas. Específicamente, las identificaciones clave de este estudio son:

• 61,480 estructuras antiguas en la región de la encuesta, lo que resulta en una población estimada de 7 a 11 millones en el apogeo del Clásico Tardío (650-800 dC). Las estructuras incluyen casas aisladas, grandes palacios, centros ceremoniales y pirámides.

• 362 kilómetros cuadrados de terrazas o terrenos agrícolas modificados y otros 952 kilómetros cuadrados de tierras agrícolas viables, que muestran un paisaje muy modificado para la agricultura, necesaria para sustentar de forma sostenible poblaciones masivas durante muchos siglos.

• 106 kilómetros cuadrados de calzadas dentro y entre los centros urbanos y numerosos, diversas zonas de defensa considerables. Esta importante inversión en infraestructura resalta la interconectividad de las ciudades y las zonas al interior, así como la escala de la guerra maya.

Tanto el Dir. Canuto como Estrada-Belli señalaron que los descubrimientos se hicieron en cuestión de minutos, en comparación con lo que habría llevado años de trabajo de campo sin la tecnología LiDAR. A este respecto, Estrada-Belli dijo:

“Visto en conjunto, las terrazas y los canales de irrigación, los embalses, las fortificaciones y las calzadas revelan una sorprendente cantidad de modificaciones de la tierra realizadas por los mayas en todo su paisaje en una escala inimaginable”.

Proporcionado por: Tulane University [Nota: Los materiales pueden editarse por su contenido y duración.]

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.