Curiosidades, ¡¡ OMG !!

Haciendo compras en el pasado

Por Silvia Gleizer

Vivimos en una era tecnológica donde podemos acceder a todo el conocimiento bastante fácilmente, las cosas han evolucionado muy rápidamente y todo lo que queramos saber está al alcance de la mano. Con tantas cosas interesantes y modernas, ¿quién quiere volver al pasado a hacer compras?

Creo que debería levantar la mano  para responder mi propia pregunta, una cuota de nostalgia en algunos de nosotros hace que cuando vemos algo que no ha sido tocado por la modernidad lo vivamos como quién se reencuentra con un ser querido que hace mucho tiempo no ve. ¡Ojo! no me malentiendan, amo la tecnología como el que más, duermo con mi celular como casi todos y no faltan mis posteos diarios en facebook.

Pero siempre valoré las cosas distintas, las que me dan otra perspectiva más allá de la que yo puedo ver, este es el caso de este lugar perdido en una provincia de Argentina, Chubut, más precisamente Esquel.

Viajando al pasado

Muchos de ustedes habrán escuchado hablar de los almacenes de ramos generales, eso generalmente indicaba que ahí podías encontrar todo lo que necesites, como los hipermercados de ahora… pero más familiar.

Casa “Los Vascos” es ese rinconcito perdido en la memoria de nuestros abuelos y bisabuelos y que en algunos lugares del mundo sigue en pie.

Tienda “Los Vascos”, antiguo y tradicional almacén de ramos generales. (Imagen: cortesía de Silvia Gleizer)

Este almacén de ramos generales nació hace noventa años, fundado por inmigrantes españoles como tantos otros inmigrantes, que soñaban con un futuro mejor, el matrimonio Valvuena, cuenta orgulloso que nació bajo los principios del trabajo honesto, fecundo y honrado y que son valores que han podido mantener con el tiempo.

En Los Vascos se puede respirar la historia sin ir a un museo, muchos de los muebles que vemos son de la época de la fundación del negocio, entrar implica viajar en el tiempo y sin quererlo me encuentro revisando mi celular para asegurarme que sigo en el presente. Mi mirada recorre una y otra vez todos y cada uno de los elementos disponibles para la venta, productos modernos en estantes antiguos, ¿será eso parte de la evolución?

Me siento feliz y agradecida de haber encontrado este lugar y pienso que mantener una tradición es difícil, mantener valores de trabajo honrado también, pero hoy en día y gracias a Los Vascos, aún podemos ir al pasado a hacer unas compras…

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.