Actualidad, Conexión Entrepreneur

‘Hecho en China’ Vs ‘Hecho en Japón’

Tanto China como Japón son grandes países fabricantes; sin embargo, mientras uno depende de la fabricación a granel, el último ha creado una imagen de la artesanía de calidad para sus productos.

Como resultado, si se les da una opción, las personas del mundo tienden a preferir los productos hechos en Japón a los productos fabricados en China. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre ‘Made in China’ y ‘Made in Japan’?

Hecho en China: ¿un estigma?

Parece que hay un flujo constante de noticias sobre la mala calidad de los productos elaborados en China, especialmente en lo que respecta a los alimentos.

Ha habido varias historias que van desde huevos cubiertos de melamina, arroz plástico, brotes de soja recubiertos de urea, y el más grave de todos, un escándalo de leche que llevó a la hospitalización de 54,000 bebés y la muerte de 6 recién nacidos.

Además de los alimentos, también se han encontrado altos niveles de plomo en la pintura utilizada para colorear los juguetes de los niños y la mayoría de los petardos producidos en China ni siquiera pasan las inspecciones de seguridad del producto.

Esta es una situación alarmante, especialmente porque la mayoría de los productos vendidos en todo el mundo son ‘Made in China’.

Calidades

El diseño de la cultura empresarial china y del comprador-vendedor desempeña un papel importante en la naturaleza y el estado de estos productos chinos.

Según Mike Wootton, los fabricantes producen productos de baja calidad porque quieren atraer aquellos mercados en los que los consumidores piensan que no pueden pagar por alta calidad o simplemente no quieren pagar por productos de alta calidad y de larga duración.

En este mundo acelerado, la idea es “usar y tirar” productos y comprar nuevos que tengan las últimas características. Si bien todo esto podría funcionar con productos electrónicos y otros materiales, ciertamente no funcionará en lo que respecta a la comida.

El otro factor son las ganancias. Según Paul Midler: “Los fabricantes chinos harán lo que necesiten para conseguir un negocio. La pérdida de calidad, la degradación silenciosa e incremental de la calidad de un producto a lo largo del tiempo, es uno de los problemas más comunes”.

The Chinese business culture and buyer-seller design plays a huge role in the nature and state of these Chinese products. (Image: Matt via flickr CC BY 2.0 )
El diseño de la cultura empresarial china y del vendedor-vendedor desempeña un papel importante en la naturaleza y el estado de estos productos chinos. (Imagen: Matt a través de flickr CC BY 2.0)

Sin embargo, no todos los productos que salen de China son de mala calidad. Los teléfonos Apple se fabrican en China y se consideran uno de los productos de calidad más alta del mundo.

No se limita solo a teléfonos; China también está haciendo su camino hacia productos de alta calidad en tecnología de drones y trenes de alta velocidad.

Hecho en Japón: calidad a tener en cuenta

Japón no siempre fue conocido por sus productos de calidad. Durante el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, Japón, en su misión de reconstruir el país, siguió el camino de producir bienes de consumo para impulsar su economía.

Sin embargo, sus productos no se consideraban de alta calidad, muy parecido a lo que China está pasando actualmente.

Como resultado de esto, los fabricantes japoneses decidieron transformar sus procesos de fabricación y asumir el enfoque de “calidad total”. Este enfoque se basó en “mejorar todos los procesos organizacionales a través de las personas que los usaban”.

Esto les permitió lograr altos productos de calidad sin aumentar drásticamente los precios, especialmente en las industrias de electrónica de consumo y automóviles. Los productos obtuvieron reconocimiento por su calidad en una plataforma global.

Los fabricantes japoneses decidieron transformar sus procesos de fabricación y asumir el enfoque de ‘calidad total’. (Imagen: Mott Optical Group)

Hasta hoy, sin importar el sector, la etiqueta “Hecho en Japón” lleva a pensar en productos de calidad superior y de larga duración. Cada diseño y producto en Japón representa “minuciosa, meticulosa, consistente, artesanía de calidad y productos confiables hechos por senseis (maestros) de sus respectivas industrias”.

Como resultado, en el mundo de hoy donde la mayoría de los productos están etiquetados como “Hecho en China”, Es refrescante ver la etiqueta “Hecho en Japón”, ya que evoca instantáneamente la imagen de alta calidad.

Aunque el precio puede ser alto, alguien que esté dispuesto a comprar “Hecho en Japón” en lugar de “Hecho en China” ciertamente está buscando la calidad y no el precio. Y el mercado para este grupo de personas puede ser menor, pero ciertamente existe.

A medida que aumenta la capacidad de gasto de las personas y pueden pagar productos de mayor precio, la decisión apunta hacia productos de mayor calidad, es decir, productos que duran mucho tiempo, tienen múltiples funciones y son, simplemente, superiores.

Este cambio en el comportamiento del consumidor hace que cada vez más personas elijan no comprar “Hecho en China” y comprar más de “Hecho en Japón”.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.