Historias de Vida, T.Q.M.

Historias de vida: Cuentos con Valores

Decisión de corredor ante una encrucijada

Un soldado que no estaba acostumbrado a correr largas distancias se estaba quedando atrás corríendo solo en una carrera a campo traviesa durante los ejercicios de entrenamiento.

En su carrera encontró una curva en el camino y llegó a una encrucijada.

El camino a la derecha, que conducía directamente a la línea de meta, era para oficiales y el otro, que era más difícil, pasaba por encima de una colina, era para soldados.

Hizo una pausa, indeciso sobre qué ruta tomar.

Aunque no estaba contento con el beneficio otorgado a los oficiales con un camino menos difícil para ellos hasta llegar a la línea de meta, él decidió elegir el sendero más difícil, el de los soldados. Nunca esperó que después de correr por otra media hora, llegaría a la línea de meta primero.

No podía creerlo. Nunca antes había ganado una carrera y nunca estuvo entre los primeros 50 finalistas. Quien presidía la carrera se rió y lo felicitó por su victoria.

He ran around a bend in the trail and came to a crossroad. (Image: pixabay / CC0 1.0)
El camino a la derecha, que conducía directamente a la línea de meta, era para oficiales y el otro, que era más difícil, pasaba por encima de una colina, era para soldados. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

Después de varios minutos, llegaron los corredores restantes. Estaban exhaustos y les pareció extraño que el soldado hubiera ganado la carrera tan rápido.

En ese momento, todos entendieron sobre la importancia de ser honesto al tomar decisiones, ya que el camino más largo en realidad era el más corto.

La hija del señor Baker

Un joven fue a una empresa para una entrevista de trabajo, quedando entre uno de los 10 candidatos seleccionados. La segunda etapa era una entrevista separada con el presidente de la compañía, el señor Baker. El joven entró en la oficina de Baker sintiéndose nervioso.

Tan pronto como Baker vio al joven, sus ojos se iluminaron y exclamó “¡Eres tú!” Luego tomó la mano del joven y le comentó “Te he estado buscando durante mucho tiempo”.

Baker se dirigió a sus colegas y les comentó exhultado “Caballeros, permítanme presentarles al joven que salvó a mi hija”.

El corazón del joven latía muy rápido. Baker le pidió al joven que se sentara a su lado. Les dijo a sus colegas: “Yo no era bueno para navegar y mi inexperiencia en el lago hizo que mi hija se cayera al agua. Este joven navegaba cerca y se lanzó al agua para rescatarla”.

Se volvió hacia el joven y le dijo: “Lo siento mucho, pero en ese momento, solo me preocupaba mi hija y no tuve la oportunidad de agradecerte personalmente”.

 I was not good at sailing and my inexperience caused my daughter to fall overboard in the lake. This young man was sailing nearby and dove it to rescue her. (Image: pixabay / CC0 1.0)
“No era bueno navegando y mi inexperiencia en el lago hizo que mi hija se cayera al agua. Este joven navegaba cerca y se lanzó al agua para rescatarla”. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

El joven se esforzó por controlar sus emociones y respondió: “Lo siento señor Baker. Yo no fui quien salvó a su hija”. ” ¡Definitivamente fuiste tú! Recuerdo el lunar en tu cara, no puedes engañarme”, respondió Baker.

Ante eso, el joven se puso de pie y reiteró “Señor Baker, está equivocado, yo no salvé a su hija”.

Baker miró al joven y sonrió “Joven, aprecio tu honestidad y he decidido contratarte”.

Más tarde, el joven preguntó al jefe de personal de la compañía “¿El señor Baker encontró al joven que salvó a su hija?”. El supervisor respondió con una sonrisa “El señor Baker no tiene hija, solo fue una prueba para ver si eras honesto.

Algunos candidatos mintieron e inmediatamente revelaron su verdadero carácter, mientras que otros jugaron inicialmente antes de admitir eventualmente que no eran la misma persona. Fuiste el único candidato que fue honesto desde el principio”.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.