Planeta, Vida

Tu hogar y tu Jardín radiantes con “Francesillas”

Por Trisha Haddock

Resplandor y encanto es el aporte de las francesillas o ranúnculas.  Ranunculus es un nombre latino con dos palabras – rana que significa rana y unculus poco. Crecen naturalmente en condiciones húmedas o a lo largo de los arroyos donde también se encuentran ranas. El primer tipo de ellas tenía pétalos sencillos en la flor y eran rojas y amarillas – también conocidas como Buttercups.

Photo of Ranunculus taken at Fitzroy Gardens, Melbourne, by Trisha Hadock
Foto de ranúnculas o francesillas tomada en los jardines de Fitzroy, Melbourne, Australia. (Imagen: Trisha Haddock / Vision Times)

En 1921, Luther Gage se mudó a Carlsbud y comenzó a cultivar flores. Edwin Frazee, junto con su hermano y se padre, trabajó en la granja de floricultura de Gage en California, y los francesillas fueron cultivadas allí, junto con otras hermosas flores. Edwin disfrutaba de su trabajo y decidió dejar la escuela para cultivar ranúnculas. Cuando la naturaleza producía una flor un poco diferente guardaba las semillas y las sembraba al año siguiente.

Durante años Edwin creó 13 colores con mayor cantidad de pétalos. Cambió su granja de flores varias veces por todo California. Los cambios de suelo podrían ser la razón de los diferentes colores así como el incremento de los pétalos. Finalmente estableció su campo de flores en un lugar que hoy se llama “Los Campos de Flores de Carlsbad“.

Photo of Ranunculus at Fitzroy Gardens in Melbourne, by Trisha Hadock
Foto de francesillas en los jardines de Fitzroy en Melbourne, Australia. (Imagen: Trisha Haddock / Vision Times)

El género ranunculus tiene 2000 especies hoy en día, como para elegir. Plántelas en otoño y prepare un jardín bien drenado a pleno sol. Asegúrate de plantar el rizoma, en forma de garra, con las garras hacia abajo a 3 cm y con separación de 6 cm. Riegue ligeramente, luego aumente el riego cuando aparezcan en invierno.

Florecerán en primavera, y cuanto más las corten, más se regenerarán. Fertilice con un fertilizante granular de seis a ocho semanas después de la siembra, y siga las instrucciones del fertilizante. Tal belleza siempre viene con una precaución – todos las francesillas modernas son venenosas para los animales, pero cuando se manipulan las flores cortadas, baja la toxicidad. Sólo hay que tener cuidado cuando se manejan muchas flores frecuentemente.

Photo of Rununculus flower bed at Fitzroy Gardens in Melbourne, by Trisha Haddock
Foto de la cama de flores de ranúnculas en Fitzroy Gardens en Melbourne, Australia. (Imagen: Trisha Haddock / Vision Times)

Cuando ha llegado el final de la floración, deje que las hojas mueran naturalmente para que el rizoma almacene alimento para la próxima temporada de floración, y luego retire las hojas muertas. El rizoma, de formas extrañas, que también se considera un bulbo, puede almacenarse o dejarse en el suelo sin agua.

Las ranúnculas son plantas perennes adecuadas para una exhibición espectacular, se pueden plantar en macetas decorativas. Asegúrese de plantarlas al sol con un drenaje adecuado y una mezcla de bulbos de calidad – esto dará una exhibición floral inolvidable.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.