China, China Hoy

La caída del último imperio comunista

Por: Wu Baozhang

Traducción: KanZhong Guo staff

Una tendencia histórica que no se puede detener

Manifestación en Nueva York conmemorando el “Tuidang” movimiento del 27 de marzo

Más de 100 millones de personas chinas han renunciado al partido comunista chino a la Liga de la Juventud Comunista y al escuadrón de jóvenes pioneros de China. Sin duda, abandonar el partido comunista chino y sus organizaciones afiliadas se ha convertido en un evento histórico, marcado por la época de este siglo. Esto representa la introspección y la desilusión del pueblo chino contra la ideología y la práctica del comunismo.

Por todo lo que ha sucedido a sus compatriotas, parientes y amigos, el pueblo chino ha estado desconcertado por  mucho tiempo debido a los múltiples incidentes que van en contra de la conciencia y el pensamiento lógico. Ellos no han podido entender cómo todo esto sucedió. Con la publicación de los Nueve Comentarios del Partido Comunista por el Epoch Times desde hace siete años, las personas han despertado repentinamente a la verdad, al saber que el Partido Comunista Chino no es nada más que un grupo malvado que busca sin escrúpulos sus propios beneficios.

La población en general de china considera que el Partido Comunista que ven en el escenario o en la pantalla, es totalmente diferente a lo que se mira en la realidad, en la vida cotidiana. El Partido Comunista expone su pretensión y su ilusión en el escenario de  los medios. Las palabras que se escuchan bien y el altruismo no pueden encubrir las extorsiones del partido. Al igual que todas las burbujas de propaganda que el Partido realiza, una vez que estallan estas se evaporan.

La iniciativa de abandonar al Partido Comunista Chino y a sus organizaciones afiliadas tuvo su origen a partir de la tendencia mundial en contra de la autocracia y a favor de la democracia y la libertad. Después del colapso del antiguo bloque soviético han seguido las revoluciones árabes. Tal situación es una tendencia irreversible que motivará seguramente aún más al pueblo chino a descartar estas ilusiones hacia el comunismo y por otra parte a mantenerse firmes hasta enterrar junto con su caída al último imperio comunista. Las renuncias al partido por parte del público en general chino serán parte de las actividades para proceder y facilitar estos esfuerzos y así identificar el camino hacia una gloria definitiva y una prosperidad.

Cabe resaltar un informe publicado en la edición de julio de “Open”, una publicación mensual de Hong Kong, que dice; “en la víspera de la celebración del cuatro de junio, los estudiantes de la Universidad Normal de Sichuan distribuyeron volantes en el campus. Impreso en el volante decía: el Partido Comunista ha estado matando personas en nombre de la revolución, ha saqueado al público en nombre de la reforma y ha silenciado a disidentes en nombre de la armonía. En resumen, el partido comunista chino no puede tolerar cualquier disidencia”. El volante claramente exige que ‘el régimen comunista chino debe dimitir, lo cual permitirá un cambio de tendencia del público en general.’ Al final de este folleto, se asientan las firmas de las personas que nacieron después de 1990″. El volante refleja sin duda alguna el ambiente social generalizado al interior de China.

En este drástico cambio de escenario social del siglo XXI, espero que los practicantes de Falun Gong sean las últimas víctimas perseguidas por el régimen comunista chino ya que en la mayoría de ellos ha recaído esta persecución, pero sus acciones han prestado un gran servicio y un beneficio sin límites para las generaciones venideras.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.