China, China Antigua

La creación del Cielo y la Tierra de Pangu

¿China tiene historias de la creación? La respuesta es sí, y el nombre del primer Dios creador es Pangu.

En el comienzo de los tiempos, el universo estaba sin forma, y el cielo y la tierra no estaban separados. Era como un huevo redondo, en el que no había luz ni sonido.

En el huevo universal yacía un gigante dormido llamado Pangu. Él durmió durante 180,000 años. Entonces un día se despertó. Al ver el vacío del universo, no estaba demasiado satisfecho. Con un pensamiento, hizo aparecer un hacha gigante. Tomando el hacha, rompió el rudimentario huevo universal.

La apertura creó nuevas dinámicas. La materia liviana comenzó a flotar hacia arriba y formó lo que ahora llamamos cielo, y la materia densa comenzó a condensarse en lo que ahora llamamos tierra.

Para evitar que el cielo y la tierra se colapsaran, Pangu sostuvo el cielo mientras estaba parado sobre la tierra. Creció tres metros más alto cada día, y con esto, el cielo se volvió tres metros más alto y la tierra aumento tres metros más de grosor por día.

The discovery of how to use the Earth’s energy for healing can benefit everyone, just as the energy has benefited those who go barefoot outdoors.(Image: wikimedia / CC0 1.0)
Para evitar que el cielo y la tierra se colapsen, Pangu sostuvo el cielo mientras estaba parado sobre la tierra. (Imagen: wikimedia / CC0 1.0)

Pasaron otros 180,000 años, y el cielo se hizo inmensamente alto y la tierra sólidamente espesa. Pangu también llegó a ser tan alto como la distancia entre ellos.

Al ver que el cielo y la tierra estaban bien formados y estables, fué entonces que Pangu murió. Sus extremidades se convirtieron en montañas, la sangre se convirtió en ríos, los músculos formaron los campos, y su piel y cabello se convirtieron en miríadas de plantas y animales.

El aire que respiró formó el viento y las nubes, y su sonido se convirtió en un trueno rugiente. Su ojo izquierdo se convirtió en el sol y el ojo derecho se convirtió en la luna; su sudor se convirtió en el rocío de la mañana y en la lluvia que nutre.

Utilizando su cuerpo, Pangu creó un mundo rico y hermoso, comenzando así un nuevo cosmos.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.