China, China Antigua

La falta de respeto al Buda terminó con la vida del emperador Wuzong

Spread the love

Los Budas y Bodhisattvas con su ilimitado poder de dharma son sagrados.

El Buda es compasivo y vino a brindar salvación a todos los seres humanos. Por lo tanto, todos deben ser piadosos y respetuosos con Buda.

Independientemente de ser un emperador, un general, un ministro de estado o un héroe excepcional, ninguno está exento.

Una vez hubo personas de la realeza que calumniaron a los budas, dañaron las escrituras y recibieron retribuciones kármicas.

La injuria a Buda por el emperador Wuzong de Tang, quien murió repentinamente, es un ejemplo típico.

En el sexto año de Huichang (durante la era del emperador Wuzong del reinado de Tang), el día 15 del primer mes del año lunar, un maestro pasaba por el mausoleo del rey Mu de Zhou cuando de repente escuchó a gente hablando en el bosque.

Preocupado de que pudieran ser bandidos, se escondió rápidamente en la maleza, sin atreverse a hacer un sonido. La luna era brillante, así que usó su luz clara para observar cuidadosamente la escena.

Podía ver a dos personas hablando con mangas cortas y gorras de cráneo hablando, pero no podía escuchar lo que estaban discutiendo.

De repente, un hombre flotó desde el cielo. Llevaba un abrigo rojo y un gorro oficial. Sus manos agarraron una tableta usada por los oficiales cuando iban a encontrarse con el emperador.

El hombre era como una estatua del templo de un dios de la ciudad. Aterrizó en el suelo sin emitir ningún sonido y preguntó: “¿Dónde están los guardaespaldas imperiales que guardan el mausoleo? Salgan de prisa y reúnanse conmigo“.

Los guardaespaldas imperiales salieron y respetuosamente dijeron: “Estamos aquí. ¿Cuáles son sus instrucciones, Gran Dios del Pueblo?

El Dios del Pueblo respondió: “Ustedes dos deben permanecer aquí en guardia; el mensajero que tomará tu lugar se retrasa“.

Los guardaespaldas imperiales preguntaron apresuradamente: “Disculpe, deidad, ¿por qué no puede hacerse cargo y cuánto tiempo tenemos que esperar?

Emperor Wuzong of Tang. (Image: wikimedia / CC0 1.0)
Emperador Wuzong de Tang. (Imagen: wikimedia / CC0 1.0)

 

El Dios del pueblo respondió: “Él ha ido a recoger el alma del recién fallecido Rey Dragón del Mar del Oeste. Se suponía que debía regresar, pero como tiene una nueva misión que cumplir, tendrán que esperar otros 18 días hasta que regresen“.

Los guardaespaldas imperiales preguntaron: “¿Por qué se pospuso?

El Dios del pueblo respondió: “El emperador Wuzong de Tang cometió terribles crímenes al perseguir al sagrado Buda Dharma, destruyendo las estatuas de Buda y masacrando a los monjes budistas. Los dioses están furiosos y decretaron que sus 12 años restantes de su vida deben ser eliminados.

Este no es el único castigo, ya que también debe experimentar el dolor intolerable de una enfermedad grave para ayudar a las personas a comprender la retribución que conlleva la difamación de los dioses y los budas, y de herir o matar cruelmente a los seguidores de la Escuela de Buda.

Entonces debe ser enviado al infierno para experimentar todo tipo de torturas y cantidades ilimitadas de tormentos.

Dieciocho días pasan en un instante; Ustedes aún deben proteger con dedicación. Esperen a que se colecten las almas del emperador Wuzong de Tang y el Rey Dragón del Mar del Oeste, para que puedan ser reemplazados“.

Los dos guardaespaldas no pudieron evitar decir: “¡Este maldito Emperador Wuzong, realmente merece el castigo! Y ha sido una carga para nosotros“.

De repente, el sonido de las campanas de una línea de carros de comerciantes pasó a la deriva. El Dios del pueblo y los guardaespaldas imperiales sacudieron sus cuerpos y desaparecieron en un instante.

El maestro observó todo pero aún se sentía inseguro. Regresó a su casa y le contó a su esposa lo que había sucedido. La pareja era muy curiosa y trató de encontrar información sobre el emperador Wuzong de Tang.

Each individual life acts as a connecting link in the history of the universe. (Image: pixabay / CC0 1.0)
“El emperador Wuzong de Tang cometió terribles crímenes al perseguir al sagrado Buda Dharma, destruyendo las estatuas de Buda y deliberadamente masacrando a los monjes budistas”. (Imagen: pixabay CC0 1.0)

 

En dos días, se colocaron carteles en los que se pedía a los médicos que acudieran y trataran al emperador en la capital, Chang’an.

Se daría una recompensa significativa por curar la extraña enfermedad del emperador Wuzong.

Pero a los 20 días, se recibió un edicto del nuevo emperador para que toda la nación pudiera llorar el fallecimiento del emperador Wuzong.

La gente se apresuró a difundir las noticias, haciendo todo tipo de comentarios. Todos adivinaron que era la retribución del emperador Wuzong por difamar al Buda y al Dharma.

Más tarde, se supo por el doctor que trataba al Emperador Wuzong  que la enfermedad fue extremadamente aterradora.

La cabeza del Emperador era tan grande como un cubo de agua, todo su cuerpo estaba lleno de úlceras en la piel, se pudrió con un hedor inimaginable, sus globos oculares le dolían tanto que sobresalían, su boca y lengua sangraban.

El dolor era insoportable y lloraba día y noche sin parar. Habría estado mejor muerto, ya que ninguna medicina podía curarlo.

Más tarde, la conversación entre el Dios del pueblo y los guardaespaldas se extendió y se hizo conocida por todos. Sin lugar a dudas, se había dejado en claro qué violaciones no tolerarían los dioses.

La retribución del emperador Wuzong por intentar erradicar el Dharma de Buda fue impactante, y la verdadera razón de la enfermedad se extendió gradualmente entre la gente común.

Además, el castigo en el infierno es más severo, e infinitamente más terrible, ¡del cual nunca se puede escapar! Aunque las personas no lo han visto personalmente, no tienen la menor duda sobre el infierno.

En realidad, este es el castigo que merecía el emperador Wuzong.

No importa si uno es de alto rango como un emperador, tan rico como ser dueño de los cuatro mares, con un carácter fuerte, decisivo y diligente; dado que calumnió a los dioses y al Dharma, destruyó estatuas de Buda y masacró a budistas, cometió crímenes atroces que no podría ser compensado con ninguna cantidad de logros que hubiese realizado durante su carrera como oficial.

Traducido por Fu Ming

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.