Actualidad, Ciencia y Tecnología

La ilusión de la gravedad en el Universo Holográfico

Por Trinidad Reyes

Ha pasado mucho tiempo desde aquel momento en que Isaac Newton en una ya muy conocida historia de su infancia (en el siglo XV), observó la caída de una manzana, lo que le hizo recapacitar sobre una fuerza que pudiera estar implicada en tal movimiento.  Sin embargo, la mayoría de los científicos continúan pensando que la gravedad es una fuerza.

Sigue la premisa inicial de la juventud de Newton de un universo mecánico o físico. Recientemente se han dado a conocer los descubrimientos hechos por el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO) (Febrero, 2016) y  por la Misión LISA Pathfinder (Junio de 2016); que existe la gravedad. Esto a través de la corroboración de las ondas gravitacionales que Einstein predijo en su teoría de la Relatividad General (1915).

Sin embargo sigue existiendo para los físicos en la actualidad, una división interpretativa del Universo. Por un lado existe la Teoría Cuántica que expone lo relacionado a las partículas y sus interacciones; y por otro lado la gravedad, que se explica en la Teoría General de la Relatividad. De igual manera, ¿cómo hablar de los fenómenos inexplicables para la actual ciencia como la levitación?, que incluso ya se ha desarrollando tecnología anti-gravedad, en secreto para las aeronaves. Para lo cual  toman como principio al gravitón, cuya influencia es eliminada, por los intensos campos magnéticos que generan estos vehículos.

En el 2010 en una entrevista en el New York Times, daba a conocer al público algo nuevo, el Dr. Erik Verlinde, un teórico de cuerdas, profesor de física miembro de la Universidad de Ámsterdam, quién declaró que la gravedad es una ilusión. Pero a lo que él se refiere no es la gravedad sino a un concepto de Gravedad Entrópica, que es la tendencia de los cuerpos de aumentar su entropía.

Según comenta Eirk Verlinde, para  llegar a esto, tuvo que dejar la idea de una fuerza, como lo declaró en su momento, al NYT. Dijo que la fuerza gravitacional es consecuencia de las leyes de la Termodinámica (la cual describe las leyes del calor y los gases), tal como la información entre dos cuerpos. Un objeto moviéndose alrededor de otro objeto pequeño, cambiaría el orden que lo rodea, y la gravedad se haría sentir.

En una explicación reciente el Dr. Verlinde dice: “Tome un concepto como la “temperatura”, por ejemplo, La experimentamos todos los días. Podemos sentir la temperatura. Sin embargo, si usted realmente piensa en las moléculas microscópicas, no hay noción de temperatura allí.  Es algo que tiene que ver con la propiedad de todas las moléculas en conjunto; que es como la energía media por molécula. La gravedad es similar. Es algo que sólo aparece cuando se pone muchas cosas juntas en una escala microscópica, y luego son estudiadas y surgen ciertas ecuaciones”.

La explicación de esta visión de la gravedad  resulta de que el universo es un inmenso holograma (que parte de la teoría cuántica; o principio Holografico), es decir, de una imagen de un objeto (bidimensional) se puede obtener más información en otras dimensiones (tridimensional). Así, el principio de holografía de la teoría cuántica señala que: toda la información contenida en cierto volumen de un espacio concreto, se puede conocer a partir de la información codificable sobre la frontera de dicha región (ver video).

Esta información en el holograma del universo cambiaría, con la interacción de dos objetos, o la entropía. Es decir, en el universo el comportamiento de los objetos contendrá una información (en bits), para su interacción. Y las respuestas a esa interacción (entropía), sería la gravedad (o una fuerza de naturaleza entrópica) o esa supuesta atracción descubierta por Newton, que después contemplaría la Teoría General de Einstein, según Dr. Erik Verlinde .

La actual ciencia se basa en un principio empírico basado en la experiencia, a partir de la reflexión y la percepción de los sentidos. Sin embargo se ha demostrado por la teoría cuántica que el observador modifica lo observable, se amolda a la noción de quien observa. Al desarrollar modelos experimentales los científicos casi nunca reparan en esto. Lo que buscan en los experimentos se amolda a la noción de la realidad que creen. Solo construimos la realidad observable, desde la perspectiva de la Teórica Cuántica.

Siguiendo este razonamiento, sí creemos en la no existencia de cierto aspecto de la realidad esto puede modificarse. Un caso que ejemplifica esto es la ficción de la película Matrix, donde Neo esquiva las balas y un niño enfrente de él dobla una cuchara.

Cuchara doblada por un niño (copia de pantalla smartrategy.blogspot)

Regresando al principio de este artículo, con respecto a los inexplicables fenómenos de levitación, se habré la conjetura de una explicación desde la perspectiva de la teoría cuántica. Será que cuando ocurre esto, ¿la noción de la realidad es rota o la memoria holográfica es cambiada? y aun más, la realidad que nosotros conocemos no es más que algo simulado, como algunos  autores ya lo han planteado. Tal vez la humanidad esta al borde de entender algunos misterios que subyacen en el universo.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.