China, China Hoy

Las cámaras de vigilancia fabricadas en China tienen problemas de seguridad

Según The Wall Street Journal, las cámaras de vigilancia fabricadas por Hangzhou Hikvision Digital Technology Co., Ltd. (Hikvision) pueden verse en todos los Estados Unidos en calles, hogares, negocios e incluso en bases militares.

Dichas cámaras, en un punto, se usaron para vigilar la embajada de los EE. UU. En Kabul.

Carolyn Bartholomew, presidenta de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China, dijo que la presencia de estas cámaras de vigilancia en las instalaciones militares estadounidenses y en una embajada estadounidense  era alarmante dado que el gobierno chino podría utilizarlas para espiar a los estadounidenses, y que es crucial para los proveedores de equipos de seguridad de EE. UU negarse a transportar productos de Hikvision o restringir su compra.

La Administración de Servicios Generales ha eliminado a Hikvision de la lista de proveedores aprobados automáticamente.

En mayo de este año, el Equipo de Respuesta de Emergencia Cibernética del Sistema de Control Industrial de EE. UU. Emitió una alerta de seguridad cibernética diciendo que algunas cámaras Hikvision tenían fallas de seguridad que podían ser fácilmente explotados por piratas informáticos y otorgaban al equipo su peor clasificación de seguridad.

Hikvision was born half a century ago from a Chinese government laboratory to develop military and industrial technology. (Image: pixabay / CC0 1.0)
Hikvision nació hace medio siglo de un laboratorio del gobierno chino para desarrollar tecnología militar e industrial. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

Hikvision respondió diciendo que sus equipos son seguros, y que no pueden acceder o extraer información de los mismos de ninguna manera. La compañía también dijo que la mayoría de sus productos se venden a través de proveedores externos, por lo que no conocen su destino final.

Hikvision está estrechamente relacionado con el gobierno chino

Hikvision nació hace medio siglo de un laboratorio del gobierno chino para desarrollar tecnología militar e industrial. El mayor accionista de la compañía es el fabricante estatal de defensa y electrónica militar China Electronics Technology Group.

Algunos de los principales ejecutivos de la compañía también ocupan puestos en el gobierno. El vicepresidente de Hikvision, Pu Shiliang, es el director de I + D de la empresa y también es el director técnico de un laboratorio clave del Ministerio de Seguridad Pública.

En 2001, el multimillonario de Hong Kong, Gong Hongjia, financió el establecimiento de Hikvision. En ese momento, el gobierno chino tenía una participación del 51 por ciento en la compañía.

Ese nivel ha disminuido en los últimos años, pero en la actualidad, más del 42 por ciento de las acciones todavía están en manos de entidades estatales.

At present, Hikvision has become the world's largest manufacturer of surveillance cameras. (Image: pixabay / CC0 1.0)
En la actualidad, Hikvision se ha convertido en el mayor fabricante mundial de cámaras de vigilancia. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

En 2015 y 2016, la compañía recibió una gran cantidad de préstamos de dos de los tres bancos de políticas de China (los bancos responsables de dirigir el gasto gubernamental para proyectos de inversión estatal).

Durante este tiempo, las cámaras de vigilancia de la compañía se difundieron a gran escala en todo el país, ayudando a las autoridades a controlar a los 1.400 millones de chinos.

Ex oficial de inteligencia británico: las cámaras de vigilancia pueden hacer “cosas siniestras”

En la actualidad, Hikvision se ha convertido en el mayor fabricante mundial de cámaras de vigilancia. Voice of America había informado anteriormente que los productos de la compañía están distribuidos en más de 100 países y regiones de todo el mundo, lo que suscita preocupación entre la comunidad internacional.

Edward Long, un ex empleado de una empresa de equipos de video vigilancia en Florida, presentó una solicitud al gobierno de los EE. UU en 2015 con una carta de advertencia de que las cámaras de Hikvision estaban enviando información a China.

“Una vez que estos dispositivos estén conectados a la red, todos sus datos serán enviados de vuelta a los tres servidores de datos de China. Con esta información, el gobierno chino puede iniciar sesión en cualquier sistema de monitoreo en cualquier momento “.

Nigel Inkster, un ex gerente senior del MI6 de la agencia de inteligencia británica, dijo a “The Times” que estas cámaras de vigilancia podrían usarse para hacer “cosas siniestras” una vez que se habilite la función de red.

Traducido por Chua BC y editado por Mikel Davis.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.