T.Q.M., Ternura Recargada

¡Las plantas y los animales también tienen sentimientos!

Por Kris Wen 

Tus días comienzan y terminan con sensaciones y todas tus decisiones, voluntarias e involuntarias, se rigen por tu sentido y tus sentimientos. Sin embargo, ¿cuántos nos tomamos el tiempo para preguntarnos si las plantas y los animales también tienen sentimientos? Estamos rodeados de ellos y, sin embargo, no reconocemos que tanto las plantas como los animales sienten.

Aquí hay algunos ejemplos para mostrar que las plantas y los animales tienen la capacidad de sentir y ellos también usan este sentido constantemente, tal como lo hacemos nosotros.

Los sentimientos de las plantas

Al igual que se usan los sentidos para juzgar el entorno, como controlar el frío o la lluvia, las plantas también pueden evaluar su entorno y reaccionar en consecuencia.

Por ejemplo, tomemos dos plantas del mismo tipo, si uno de los árboles se planta en un área con abundante luz solar y el otro se planta en un área sombreada con todos los otros factores constantes, este último crecerá e incluso se doblará en la dirección de la luz solar, en oposición al otro árbol, que no necesita cambiar su forma debido al fácil acceso a la luz solar.

El Dr. Kim Johnson,, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Melbourne, declaró: “Las plantas están constantemente bajo estrés ambiental. Realmente se puede ver cómo las plantas responden a esas tensiones físicas porque cambian su forma “.

Just like we use our senses to judge our environment such as checking for cold or rain, plants are also able to judge the environment and react accordingly. (Image: pixabay / CC0 1.0)
Al igual que usamos los sentidos para juzgar al entorno, como controlar el frío o la lluvia, las plantas también pueden evaluar su entorno y reaccionar en consecuencia. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

Las plantas pueden sentir y percibir los ciclos climáticos, incluso los próximos, y comenzar el proceso de arrojar sus hojas automáticamente. Un gran ejemplo de la capacidad de la planta para detectar patrones ambientales es el girasol, un capullo de girasol puede anticipar el amanecer sin necesidad de controlar el tiempo o “mirar” el cielo.

Al amanecer, el capullo del girasol está orientado hacia el este y al atardecer está orientado hacia el oeste. Los experimentos también sugieren que el brote de girasol puede corregir su orientación si esta se mueve, y es capaz de regresar a la orientación Este-Oeste, aunque después de un tiempo.

Las plantas también pueden sentir el tacto, y la planta carnívora Venus Flytrap es un gran ejemplo. Cuando un pequeño insecto se posa en sus hojas, las hojas se cierran automáticamente, atrapando al insecto dentro.

Esta característica está especialmente adaptada en esta planta ya que es una especie carnívora. Sin embargo, muestra que incluso sin visión, la planta puede capturar a su presa simplemente por su conciencia del tacto. Esta misma capacidad de sentir el tacto está presente en otras especies de plantas, ya que también pueden crecer alrededor de obstáculos y cambiar su rumbo o forma en consecuencia.

Los animales tienen sentimientos

Determinar si los animales tienen sentimientos y sentidos es más fácil en comparación con las plantas simplemente porque es más visible. Los animales tienen ojos expresivos y también se pueden comunicar haciendo ruidos que reflejan sus estados de ánimo y ansiedad. Además, hay múltiples ejemplos de animales que expresan sus sentimientos.

Karma, la vaca, que fue rescatada por The Gentle Barn en el 2008 de un entorno muy abusivo, se pudo detectar que incluso después de ser rescatada, ella continuó agitada y molesta intentando escapar de su nuevo refugio. Después de una inspección adicional, sus rescatistas en el granero se dieron cuenta de que durante el rescate, ella había sido separada de su cría.

Cuando se reunió con su cría, los rescatadores captaron el momento que muestra cuán fuerte, y similar a nosotros, puede ser el vínculo materno de una vaca.

Te invitamos a ver el siguiente video sobre la vaca Karma:

Otro gran ejemplo de los sentimientos de los animales es su sentido de la amistad, que sorprendentemente va más allá de las especies.

Una cabra y un burro, llamados el Sr. G y Jellybean, se convirtieron en los mejores amigos incluso cuando vivían bajo un propietario negligente. Sin embargo, en el curso de su rescate, los dos fueron separados.

El Sr. G, la cabra, fue llevada al Animal Place, estando ahí el Sr. G estaba continuamente deprimido, triste e incluso se rehusaba a comer o relacionarse con las personas y otros animales. Finalmente, Animal Place decidió juntarlos, está reunión nos dejó una hermosa historia sobre cómo la amistad entre los animales es tan importante como lo es para nosotros.

Te invitamos a ver el siguiente video sobre el Sr. G y Jellybean (video en idioma inglés, sugerimos configurar subtítulos en español):

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.