Actualidad, Derechos Humanos

Los abogados buscan mantener protegidos a los asesinos por la sustracción forzada de órganos en China

Por James Burke

La fundación de abogados con sede en Washington ha pedido que las personas sospechadas de estar involucradas en prácticas abusivas de trasplantes de órganos en China rindan cuentas.

Liderada por un grupo de abogados de alto perfil, la enfocada en China Human Rights Law Foundation (HRLW), emitió una declaración en la que explica por qué se requieren acciones contra los funcionarios chinos explicando primeramente lo que ha estado ocurriendo en dicho país.

Desde el año 2000, el estado de la República Popular de China se ha comprometido en esfuerzos para industrializar su sistema de adquisición y trasplante de órganos“, dijo el comunicado divulgado el 10 de febrero.

HRLW describió el alcance de tal industrialización médica

Esto ha implicado una variedad de esfuerzos intensivos para modernizar su sistema de trasplante, proporcionar capacitación clínica a médicos y enfermeras, desarrollar una industria inmunosupresora nacional y participar en la ciencia e investigación básica y el desarrollo de trasplante de órganos“.

“Coincidiendo con una gran expansión en el número de operaciones de trasplante realizadas”.

La Coalición Internacional para Eliminar el Abuso de Trasplantes en China (ETAC) es una coalición de abogados, académicos, especialistas en ética, profesionales médicos, investigadores y defensores de los derechos humanos dedicados a poner fin a la brutal recolección forzosa de #órganos en China. Para ayudar hoy:

https: //t.co/AAdMqFpoAH pic.twitter.com/is5ucPxR5B

– DAFOH (@DAFOH_org) 22 de febrero de 2018

La declaración señaló por qué esto es alarmantemente problemático.

Todos estos esfuerzos se llevaron a cabo durante un período en el que China casi no tenía donantes voluntarios, así como un escaso número de donantes vivos. Por lo tanto, la única fuente de órganos durante ese período fueron los prisioneros“, dice el comunicado.

En 2005 y 2006 -luego de años de negaciones- los funcionarios chinos confirmaron que los presos condenados a muerte eran la principal fuente de órganos para la gran cantidad de trasplantes que se estaban llevado a cabo“.

¿Por qué los presos criminales ejecutados no podrían haber sido la fuente de los órganos trasplantados?

A pesar de que durante el mismo período -desde el año 2000 hasta la actualidad- el número de presos condenados a muerte en China ha disminuido constantemente”.

“Mientras tanto, el número de presos de conciencia en custodia, incluidos los practicantes de la disciplina espiritual perseguida llamada Falun Gong, así como los musulmanes uigures, creció rápidamente“, dice la declaración de HRLW.

Existe una gran carga de evidencia que indica que estos prisioneros se convirtieron en la fuente principal de la -donación de órganos- que alimentaron el rápido crecimiento de trasplantes en China“.

Los invitamos a ver al ex secretario de estado canadiense David Kilgour hablar sobre las formas de evidencia en la sustracción forzada de órganos en China, este vídeo fue publicado por End Organ Pillaging:

(Video en idioma inglés, sugerimos configurar subtítulos en español)

Esta evidencia fue presentada en el informe Bloody Harvest / The Slaughter: An Update (Cosecha sangrienta / La Masacre: Una actualización) publicado en el 2016, que señala que se realizan entre 60,000 y 100,000 trasplantes cada año en China.

El objetivo principal para la sustracción de órganos, según el informe, son los chinos que adhieren a la práctica de meditación llamada Falun Gong. En menor medida, los uigures, tibetanos y algunos cristianos quienes también han sido asesinados por sus órganos para las operaciones de trasplante, de acuerdo al informe.

“Dicha evidencia incluye admisiones telefónicas grabadas de doctores chinos, análisis de sangre de prisioneros políticos bajo custodia, amenazas y declaraciones de guardias de prisión que aluden a esta práctica, la participación de médicos cirujanos quienes formaron parte en tales trasplantes en contra de los practicantes de Falun Gong y participación de funcionarios de seguridad anti Falun Gong en operativos sobre trasplantes de órganos”, dijo HRLW.

La matanza extrajudicial es un crimen de lesa humanidad, una violación del derecho internacional consuetudinario y una derogación de la constitución y los estatutos criminales de China“, dice la declaración.

“Pero la sustracción de órganos vivos, matando a personas inocentes por partes de sus cuerpos, era como algo que nunca podría permitir… https://t.co/rtyewb5vnM

OrganHarvestingTruth (@OrganHarvesting) 15 de febrero de 2018

La Human Rights Law Foundation exige que los perpetradores de estos crímenes -la matanza extrajudicial de ciudadanos chinos inocentes con el propósito de obtener sus órganos- sean sometidos a sanciones penales y civiles internacionales, y se comprometa a documentar las actividades de los violadores de los derechos humanos y ayudar en los esfuerzos globales para llevarlos ante la justicia“.

Entre los casos de litigio en los que ha participado HRLW están aquellos contra de Cisco Systems por construir el sistema de censura “Golden Shield” para el gobierno comunista gobernante de China y por archivar en España un caso exitoso contra el ex líder del Partido Comunista Jiang Zemin y otros altos funcionarios involucrados en la persecución a Falun Gong.

Le invitamos a ver este video de “China sin censura” referente a la sustracción forzada de órganos en China:

(Video en idioma inglés, sugerimos configurar subtítulos en español)

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.