China, China Antigua

Los antiguos médicos chinos tenían habilidades extraordinarias

Se ha reportado sobre las extraordinarias habilidades de una niña rusa llamada Natalya Nikolayevna Demkina. Ella puede ver a través de los cuerpos humanos y ver dentro de los órganos, también da tratamientos. Después de su diagnóstico, se descubrió que la gente realmente padecía las enfermedades que ella veía.

Un reportero que trabaja para el periódico “The Sun” obtuvo el consentimiento de los padres de la niña para hacer una investigación sobre sus habilidades. Esto causó un gran revuelo en el campo de la medicina en el Reino Unido.

Este tipo de habilidad también se conoce como “visión divina“. Alguien con esta habilidad puede ver a través de las paredes y dentro de los cuerpos humanos. Hoy en día, hay muy pocas personas con visión divina, pero muchos médicos antiguos tenían esta habilidad.

La visión divina ha sido registrada en libros antiguos

Hay un artículo en Shih Chi (Los registros del gran historiador), escrito por Sima Qian, sobre un médico llamado Bian Que, también conocido como Qin Yueren. Él conoció a Zhang Sangjun, un hombre que tenía habilidades extraordinarias.

Este hombre le dio a Bian Que una receta secreta y lo instó a tomar la medicina con agua “que no haya tocado el suelo”, como el rocío. Treinta días después de seguir el consejo de Zhang Sangjun, Bian Que comenzó a ver a través de las paredes y en el interior del cuerpo humano.

In today’s society dominated by Western medicine, people tend to doubt the efficacy of Chinese medicine. (Image: pixabay / CC0 1.0)
Hoy en día, hay muy pocas personas con visión divina, pero muchos médicos antiguos tenían esta habilidad. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

Un día, pasó por el estado de Guo y vio un funeral. Un oficial le dijo que el príncipe real había muerto de repente, y que iban a ponerlo en un ataúd.

Mientras estaba de pie en la puerta del palacio, Bian Que afirmó que el príncipe no estaba realmente muerto y que pronto se recuperaría. El oficial no le creyó.

Bian Que insistió: “Solo inténtelo. Pídale a un doctor que haga un diagnóstico. Cuando el príncipe oiga voces, moverá su nariz y su boca. Es posible que su ingle aún esté caliente”.

La habilidad de Bian Que era verdaderamente sorprendente en ese momento y siguen siendo un misterio hoy en día.

Se sabe que Hua Tuo es el fundador de la cirugía tradicional china. Sus escritos sobre anestesia se vieron por primera vez en Hou Han Shu: “Si la acupuntura y los medicamentos no pueden curar la enfermedad, podemos pedirle al paciente que tome la anestesia con vino. Cuando se adormezca y pierda el conocimiento, podemos abrir su abdomen y extirparle tumor“.

Si la enfermedad está en los intestinos y el estómago, la cortamos y enjuagamos, retiramos la parte enferma y luego la cosemos. Después de poner ungüento en la herida, se recuperará en cuatro o cinco días y puede recuperar totalmente su salud en un mes“.

Similar to how rivers course through a landscape, energy meridians traverse the body and supply it with vital energy. (Image: pixabay / CC0 1.0)
Similar a cómo los ríos atraviesan un paisaje, los meridianos de energía atraviesan el cuerpo y lo abastecen de energía vital. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

Hua Tuo operaba en el estómago de las personas, sin radiografías, ¿cómo podía saber dónde cortar? Por lo tanto, se afirmó que Hua Tuo también tenía visión divina. De lo contrario, no podría haber sido un cirujano.

Zhang Zhongjing, considerado un sabio de la medicina china, también tenía esta habilidad. Fue registrado que Zhang Zhongjing se encontró con un oficial llamado Wang Zhongxuan. Zhang Zhongjing, que tenía entonces 20 años, sabía mucho sobre la ciencia médica.

Le dijo a Wang Zhongxuan: “Estás sufriendo de una enfermedad. Cuando tengas 40 años, perderás las cejas. Cuando todas tus cejas se hayan caído, morirás en medio año. Debes tomar ‘polvo de cinco piedras’ para evitar esto“.

Wang Zhongxuan pensó que las palabras de Zhang Zhongjing eran ofensivas. Él aceptó la medicación, pero no la tomó.

Tres días después, Zhang Zhongjing se encontró con Wang Zhongxuan y le preguntó:

– “¿Has tomado la medicación?”

– “Sí, lo hice“, respondió Wang Zhongxuan.

Zhang Zhongjing respondió:

– “Parece que no lo tomaste. ¿Por qué no te importa tu vida?

Wang Zhongxuan no dijo una palabra. Veinte años después, sus cejas cayeron, muriendo luego de 187 días, tal como se le predijo.

Los ejemplos anteriores se han registrado en la historia. Esos doctores cultivaron su carácter moral. Por lo tanto, tenían habilidades extraordinarias. Era necesario que los médicos en la antigüedad se dedicaran a la cultivación (práctica espiritual). Usaron sus habilidades para curar a las personas y predecir buena o mala suerte.

traditional-chinese-898567_1280
Zhang Zhongjing, regarded as a sage of Chinese medicine, also had this ability. (Image: pixabay / CC0 1.0)

Posteriormente, menos médicos chinos de la medicina tradicional practicaban la cultivación. Los médicos en la antigüedad no se preocupaban por la fama y el beneficio. Ellos fueron capaces de calmar sus mentes. El silencio produce una concentración profunda, y una concentración profunda conduce a la sabiduría.

Medicina tradicional hoy en día:

En la sociedad moderna, las personas pueden vivir una buena vida materialmente. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, sus deseos y afectos aumentan. Hay bullicio en todas partes. ¿Cómo puede la gente cultivarse bajo tales circunstancias?

Los médicos chinos “tradicionales” hoy en día usan estetoscopios, esfigmomanómetros, rayos X, microscopios, ultrasonido y otras herramientas médicas modernas. Su velocidad de diagnóstico se considera rápida. Sin embargo, los médicos tradicionales chinos antiguos sabían la salud de una persona simplemente al verla.

La medicina china “tradicional” hoy en día se ha vuelto similar a la medicina occidental, como el uso de pruebas de laboratorio frecuentes y tecnologías médicas modernas. Solo el patrimonio de las experiencias y el arte de prescribir se dejan para la antigua medicina tradicional china.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.