T.Q.M., Ternura Recargada

Malcriar a los hijos es dañarlos

Por amor, los padres desean darles a sus hijos las mejores cosas del mundo, pero no enseñarles que la vida les traerá dificultades que puede hacer que los niños, al crecer sean presuntuosos, perezosos e irresponsables.

Cuando la vida se hace demasiado fácil y cómoda para ellos,  son propensos a sentirse insatisfechos, ingratos y desconsiderados.

Por ejemplo una familia, que tiene a su hija en la universidad. Los padres viven de una pequeña tienda pero debido a la aparición del comercio electrónico, el negocio no está marchando bien. A veces, el matrimonio no gana suficiente dinero para pagar el alquiler. La mayoría de las veces, no se permiten comer carne en el almuerzo porque no pueden pagarla.

Sin embargo, la primera vez que su hija volvió a la casa por un receso escolar, exigió un iPhone, diciendo que se sentía deshonrada porque su teléfono celular estaba pasado de moda. Para satisfacer su demanda, la pareja tomó los 5000 yuanes (aproximadamente $ 750 usd) necesarios para pagar el inventario de la tienda y lo usó para comprar un nuevo iPhone para su hija, dejándolos con un retraso de un mes en el pago de sus cuentas.

Sin embargo, la primera vez que la hija volvio de la facultad, exigio un IPhone diciendo lo avergonzada que se sentí por tener un teléfono anticuado
Sin embargo, la primera vez que la hija volvió de la facultad, exigió un IPhone diciendo lo avergonzada que se sentí por tener un teléfono anticuado. (Image: via pixabay / CC0 1.0)

Otro ejemplo:

En Shanghai, un periódico informó que una joven mujer fue vista arrastrando de los pelos a una empleada de limpieza. Otros trabajadores corrieron rápidamente en su ayuda.

El periodista descubrió que las mujeres eran madre e hija. La madre había sido trabajadora de saneamiento durante más de una década y ganaba solo unos pocos miles de yuanes por mes (lo que equivale a unos cientos de dólares estadounidenses). Aunque la hija estaba casada y con hijos, a menudo le exigía dinero a su madre, y se peleaba o abusaba de su madre si no satisfacía sus demandas.

Cuidar de la siguiente generación es una virtud honorable en la cultura tradicional china, pero cuando el amor de los padres los induce a consentir y mimar a sus hijos, puede arruinar su carácter, cegándolos de los sacrificios y apuros que sus padres hacen por ellos.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.