No puedes hacerte RCP a ti mismo, ¿qué puedes hacer? - Vision-Times-en-Español
Salud y Belleza, Vida

No puedes hacerte RCP a ti mismo, ¿qué puedes hacer?

Spread the love

Requieres un RCP, y te encuentras solo… ¿qué puedes hacer?

Por: PhilCheung.com

Si al leer esto, puedes enviarlo por lo menos a 10 personas, puedes apostar que una vida al menos puede ser salvada.

Son las 8:15 p.m. y estás conduciendo rumbo a casa (es una suposición), después de un día duro y pesado de trabajo. Estás muy cansado(a), molesto(a) y frustrado(a). De repente, comienzas a experimentar un fuerte dolor en el pecho que empieza a irradiarse hacia el brazo y hacia tu mandíbula. Estás a sólo unos cinco kilómetros del hospital más cercano rumbo a tu casa; desafortunadamente no sabes si vas a poder llegar algún hospital para pedir ayuda. ¿Qué puedes hacer? Aún si fuiste a un curso de RCP, no sabes que hacer ya que quién te enseñó olvidó de decirte cómo realizarlo para ti mismo.

Dado que muchas personas suelen estar solas cuando sufren un ataque al corazón, esta recomendación puede serte de gran utilidad.

Sin ayuda, una persona cuyo corazón no está latiendo adecuadamente tiene tan sólo 10 segundos antes de sufrir un colapso y perder la conciencia. ¿Qué hacemos? ¿Quién nos puede ayudar?
Bien, aquí una solución:

Las víctimas pueden ayudarse a sí mismas mediante una tos repetida y muy fuerte. Una respiración profunda se debe tomar antes de cada tos. La tos debe ser profunda y prolongada, como cuando se tiene una secreción de esputo en lo más profundo del pecho. Y la tos se debe repetir aproximadamente cada 2 segundos sin tregua hasta que llegue ayuda o hasta que sienta que el corazón late normalmente.
Las respiraciones profundas llevan oxígeno a los pulmones y los movimientos de la tos aprietan al corazón y lo mantienen con la sangre circulando. La presión hacia el corazón también ayuda a recuperar el ritmo cardiaco a su normalidad. De esta manera, se gana tiempo para que las víctimas de un ataque al miocardio puedan llegar a un hospital.

Recomienda esto a otras personas como te sea posible. ¡Podría salvarse una vida!

Fuente: Cuidados de la Salud, Hospital General de Rochester a través del newsletter Capítulo 240, AND THE BEAT GOES ON. publicación original: philcheung.com.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.