Paradigmas, ¡¡ OMG !!

¿La trepanación y los transplantes de corazón se practicaron hace 10.000 años?

Trepanated skull, Neolithic. The perimeter of the hole in the skull is rounded off by ingrowth of new bony tissue, indicating that the patient survived the operation. (Image: wikimedia commons/wiki/File:Crane-trepanation-img_0507_crop.jpg)
Trepanación, del Neolítico. El perímetro del agujero se redondeó por el crecimiento de tejido nuevo, lo cual indica que el paciente sobrevivió a la operación. (Imagen: wikimedia commons/wiki/File:Crane-trepanation-img_0507_crop.jpg)

Por Aizhu Lu

Con miles de años de desarrollo humano, la ciencia médica moderna parece  bastante avanzada, con la implementación de  trasplantes de órganos, varias vacunas y equipos médicos complejos. Siendo así, muchas personas tienden a pensar que la ciencia médica en la antigüedad era atrasada. Pero se ha encontrado evidencia de trepanación y cirugía cardíaca hace 5.000 años en sitios arqueológicos. No sólo es algo más allá de la imaginación de la gente moderna, sino que también cambia la mentalidad rígida sobre la medicina antigua.

Trepanación en la Antigüedad

La trepanación en la antigüedad se desarrolló en Europa, América del Sur y la región del Pacífico, respectivamente. Se dice que la primera trepanación en Europa se remonta a  8.000 o 10.000 años. Pero en cuanto a cantidad, América del Sur va a la cabeza.

En el Museo de Historia de la Universidad Sapienza de Roma, hay en una colección el cráneo de un niño, con un agujero de 5 cm de diámetro, que se remonta al siglo segundo. Después de años de investigación de expertos, se cree que al niño se le habría practicado la trepanación. La conservadora  del Museo, Valentina Gazzaniga, dijo que los cirujanos habrían utilizado escalpelos especiales y formas exactas de cortar el cráneo.

El Instituto de Reliquias y Arqueología  de la provincia de Shandong, China, encontró un cráneo de un adulto, de sexo masculino, de 5.000 años,  en los sitios de la cultura neolítica  Dawenkou en el condado de Guangrao de la Villa de  Fu Jia. En el lado derecho superior trasero del cráneo, hay un agujero circular de  3,1 × 2,5 cm de diámetro,  con un borde muy suave y homogéneo.

Mediante estudios rigurosos, que incluyen rayos X y tomografía computarizada en espiral, así como reconstrucción tridimensional de  imágenes, los expertos médicos encontraron que el agujero  fue raspado con afiladas herramientas  artificiales.

El Profesor Bao Xiufengat, del Hospital Qilu de la Universidad de Shandong, dijo que: “Es al parecer la excelencia en cirugía”. Wu Xinzhi, académico de la Academia China de Ciencias, dijo: “El borde de la abertura en forma de arco es signo de reparación natural. Sólo puede darse por el  crecimiento del tejido óseo. Indica que el difunto sobrevivió durante mucho tiempo después de la trepanación. Esta cirugía prehistórica  fue un éxito”.

Implantes de Corazón en Egipto

En 1986, un equipo de arqueólogos encontró un corazón artificial en el pecho de la momia de un muchacho,  en una pirámide egipcia.

Los antiguos egipcios ya sabían cómo implantar corazones artificiales en humanos, aplicando cirugía sofisticada, hace 5.000 años. Arqueólogos procedentes de Alemania, Bélgica y Egipto también se sorprendieron al encontrar en otra momia un corazón artificial, que era exactamente igual al  de la momia del muchacho. Esa momia era de una mujer de  alrededor de 34 años de edad. Debido a que ella sufría una enfermedad cardíaca avanzada, se sometió a un implante de corazón artificial. Ese corazón artificial era tan grande como el puño de un adulto, y estaba hecho de plástico y un tipo de aleación desconocida. Es similar a los corazones artificiales que tenemos hoy en día. Los científicos dijeron que aunque la tecnología científica moderna es muy avanzada, todavía no es tan común. En este sentido, se sintieron muy sorprendidos.

Traducido por Billy Shyu

Clic aquí para seguir leyendo más historias similares,nos gustaría que nos dieras un Me gusta en Facebook y nos siguieras en Twitter. ¡Gracias!

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.