Actualidad, Ciencia y Tecnología

Pronto los astronautas podrían transformar el deshecho humano en alimento

Por Troy Oakes

Desechos humanos ¿ un recurso valioso en el espacio?

El día en que los astronautas realicen misiones en el espacio profundo, los desechos humanos podrían convertirse en un recurso alimentario valioso, es decir, transformarlos en alimentos. Un equipo de investigadores ha demostrado que es posible descomponer rápidamente esos desechos -sólidos y líquidos- para cultivar alimentos.

La idea no es nueva; los astronautas en la Estación Espacial Internacional reciclan una porción de agua de su orina; pero el proceso es intensivo en energía. El equipo de investigadores intenta abordar los desafíos que enfrentan las misiones en el espacio hacia Marte y más allá, que probablemente tarden meses o años.

(Video en idioma inglés, sugerimos configurar subtítulos en español)

Uno de los desafíos es el alimento. Si tuvieran que empacar comida desde la Tierra, usarían mucho espacio, incrementando la cantidad y costo de combustible de la nave. Cultivar alimento durante el viaje con hidroponia u otros métodos tiene sus desafíos, ya que significaría mucho uso de agua, energía y un espacio valioso.

Procedimiento probable 

El equipo de investigación de Penn State ha demostrado cómo es posible descomponer rápidamente deshechos sólidos y líquidos para cultivar alimentos a partir de reacciones microbianas, al mismo tiempo que se minimiza el crecimiento de cualquier patógeno. Christopher House, -profesor de geociencias de Penn State- comentó en un comunicado:

Utilizando un residuo sólido y líquido artificial -usado en las pruebas de gestión de residuos-, el equipo pudo demostrar que cuando determinados microbios entraron en contacto con los residuos, pudieron descomponerlo mediante digestión anaeróbica (proceso similar a la forma que el humano digiere el alimento).

(Video en idioma inglés, sugerimos configurar subtítulos en español)

Explicando el proceso 

Todo el proceso se realiza dentro de un sistema cilíndrico, que mide 1,22 mt de alto por 10 cm de diámetro, House continuó explicando:

Los M. capsulatus que crecen contienen un 52 por ciento de proteínas y un 36 por ciento de grasas, por eso es una fuente potencial de nutrición para los astronautas. Los investigadores creen que el crecimiento microbiano podría usarse para producir alimentos nutritivos durante el vuelo espacial profundo.

(Video en idioma inglés, sugerimos configurar subtítulos en español)

Comentarios acerca del proceso y resultados

Al cultivar microbios en un espacio húmedo cerrado, los patógenos se vuelven una preocupación, por eso el equipo probó formas de cultivar microbios en un ambiente alcalino o de alta temperatura. Al elevar el pH del sistema a 11, descubrieron que prospera una cepa de la bacteria Halomonas desiderata. Las bacterias tenían un 15 por ciento de proteínas y un 7 por ciento de grasas.

A 158 ° F, una temperatura que mata a la mayoría de los patógenos, lograron cultivar Thermus aquaticus, comestible que consistía en un 61 por ciento de proteínas y un 16 por ciento de grasas. House continuó:

El sistema del equipo, que todavía no está listo para su aplicación, durante la prueba eliminó del 49 al 59 por ciento de los sólidos en solo 13 horas. Esto es todo un logro cuando lo comparas con todos los días que toma el actual manejo de deshechos. House explicó que:

Actualmente, astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional, arrojan su deshecho sólido a la atmósfera de la Tierra, donde se quema. Una porción de orina se recicla; pero el proceso consume mucha energía. House agrega:

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.