Tras el arresto de la funcionaria de Huawei el comunismo chino recuerda los derechos humanos - Vision-Times-en-Español
China, China Hoy

Tras el arresto de la funcionaria de Huawei el comunismo chino recuerda los derechos humanos

Spread the love

China tiene un historial horrible en materia de derechos humanos.

Para empeorar las cosas, Beijing amenaza a cualquiera que cuestione su trato a los ciudadanos chinos, ya sean los uigures, los cristianos, los tibetanos, los practicantes de Falun Gong o cualquier otra comunidad perseguida.

Al haber detenido Canadá a Meng Wanzhou, gerente de finanzas de Huawei, China ahora está hablando de la “violación a los derechos humanos

Huawei CFO y derechos humanos

Meng fue arrestada a principios de diciembre en el aeropuerto de Vancouver porque tenía una orden de detención emitida por un tribunal de Nueva York.

Como Canadá y los EE. UU. tienen un tratado de extradición, los funcionarios canadienses están obligados a detener a los delincuentes según lo solicitado por los Estados Unidos.

La Directora de Finanzas de Huawei estaba bajo investigación por su papel en permitir que la compañía violara las sanciones comerciales contra Irán.

Y para sorpresa de todos, China, un país que no presta ninguna atención a los derechos de sus propios ciudadanos, comenzó a hablar sobre el respeto a los derechos humanos.

“La detención sin dar ninguna razón viola los derechos humanos de una persona…

Hemos hecho solemnes representaciones a Canadá y Estados Unidos, exigiendo que ambas partes aclaren de inmediato las razones de la detención y liberemos de inmediato a la detenida para proteger los derechos legales de su persona”,

comentó en un comunicado (BBC) un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

CFO of Huawei, Meng Wanzhou after her court hearing on December 11. (Image: YouTube/Screenshot)
Con la detención en Canadá de la Oficial Principal de Finanzas de Huawei,  China ahora está hablando sobre “violación a los derechos humanos” (Imagen: YouTube / Captura de pantalla)

El Partido Comunista Chino (PCCh) realizó una campaña de propaganda en su periódico oficial People´s Daily, describiendo a la directora de finanzas de Huawei como una víctima de las “potencias occidentales” y de cómo los ciudadanos chinos están siendo atacados por “vergonzosos” gobiernos  Occidentales.

“El lado canadiense debe pensar con claridad. Entre la justicia y la desvergüenza, no hay zona gris.

La única forma de evitar pagar un precio mucho más alto es que la parte canadiense corrija este error, desistiendo de inmediato de esta violación a los derechos legales y razonables de los ciudadanos chinos, dando a los chinos la explicación que merecen”,

declaró el editorial (Hong Kong Free Press).

La hipocresía del partido comunista chino

Las declaraciones simplemente muestran la naturaleza fraudulenta del PCCh.

En muchas ocasiones, el gobierno chino ha arrestado a ciudadanos extranjeros sin previo aviso a los gobiernos de sus países de origen.

La política de “prohibición de salida” del régimen es un excelente ejemplo de esto.

La política permite a las agencias policiales chinas detener a cualquier ciudadano extranjero en China, impidiéndoles regresar a su país.

Recientemente, dos ciudadanos estadounidenses, Victor Liu (19 años) y Cynthia Liu (27 años) fueron arrestados por Beijing bajo la política de prohibición de salida.

¿Su crimen? Son hijos de un determinado individuo que es buscado por el gobierno chino por cargos de corrupción.

El hecho de que el PCCh crea que tiene el derecho de arrestar a los hijos de criminales por los delitos de sus padres, es un recordatorio del poco valor que le dan a los derechos humanos.

Victor and Cynthia Liu. (Image: nyt / CC0 1.0)
Victor y Cynthia Liu. (Imagen: nyt / CC0 1.0)

Según un informe de Freedom House, China obtuvo solo 14 de 100 puntos, en su clasificación de países considerados “libres”.

En contraste, Canadá obtuvo 99 espectaculares puntos, convirtiéndose así en un ejemplo de libertad de expresión y derechos humanos.

Pensar que el PCCh tiene algún derecho de acusar a Canadá de violaciones a los derechos humanos, es simplemente ridículo.

El arresto de Meng y las posteriores declaraciones de Beijing sobre los derechos humanos, apuntan a una verdad simple, a veces se requiere fuerza para mostrar a un acosador el error en sus maneras.

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.