3 formas de liberarte de las suposiciones - Vision-Times-en-Español
Salud y Belleza, Vida

3 formas de liberarte de las suposiciones

Spread the love

Muchas de tus decisiones que presumes son racionales, tienden a ser nada más que meras conjeturas.

Puede que no seas consciente de que tales suposiciones existen en tu proceso de pensamiento y que esto hace que tomes ciertas decisiones.

Esto puede hacer que actúes o respondas mal ante ciertas situaciones, haciendo que las cosas sean más difíciles de manejar.

Por ejemplo, podrías decidir visitar la iglesia local hoy y preparaste a toda tu familia para ir. Pero después de llegar a la iglesia, puede que descubras que ha sido cerrada debido a una renovación.

aviso

Aquí, el error radica en el hecho de que básicamente asumiste que la iglesia estaría abierta y sin embargo, no te molestaste en hacer una llamada y confirmar si estaba abierta.

Si hubieras llamado, no habrías perdido el tiempo arreglandote y viajando hasta la iglesia.

Si eres alguien que sientes que tus decisiones están siendo muy influenciadas por suposiciones, aquí hay tres maneras de liberar tu proceso de pensamiento de tales prejuicios.

1. Siempre pregunta por qué

La forma más fácil de evitar la influencia de las suposiciones es preguntarte siempre “por qué” al decidir algo.

Si te sigues preguntando “por qué”, es inevitable que incluso si una suposición es parte de tu proceso de pensamiento, ésta sería cuestionada y analizada.

Siempre cuestiona tus elecciones desde todos los ángulos. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

2. Una nueva perspectiva

Imagina que estás dando una fiesta para tus compañeros de oficina. Puedes decidir no invitar a tu superior debido a que normalmente no asiste a las fiestas.

Si te preguntas, por qué crees que tu jefe no asistirá a tu fiesta, te darás cuenta de que simplemente has asumido que no asistirá ya que no ha asistido a las fiestas que otros han organizado.

Tal vez tu jefe tenía otras cosas importantes que hacer en esos tiempos, sin embargo, podría estar libre esta vez y podría venir a tu fiesta. Imagina lo mal que se verá en ti, el no invitar a tu jefe.

Así que siempre cuestiona tus decisiones antes de actuar, dado que es bueno para ti, mantener alejada la influencia de la mayoría de tus suposiciones.

A veces, la mejor manera de identificar las suposiciones es tener una nueva perspectiva de todo el asunto. Por sí mismo, esto puede ser difícil ya que los seres humanos están en su mayoría acostumbrados a pensar de una manera específica.

Sin embargo, si consultas la opinión de los demás, podrían señalarte algunos de los defectos en tu proceso de pensamiento y de tus elecciones cuando estas se basan en la existencia de falsas suposiciones.

Así que cuando te sientas atrapado mentalmente en algún tema y no puedas decidir lo que está bien y lo que está mal, o simplemente sientas que hay algo mal en tu proceso de pensamiento, llama a tu mejor amigo o a otros compañeros y discute el tema con ellos.

3. En el peor de los casos

En algunas situaciones, tus suposiciones pueden existir sólo por tu miedo a que algo salga mal debido a las elecciones que haces.

Puede que no te des cuenta de esto, hasta que hagas un análisis del peor de los casos sobre el tema.

Considera la peor situación posible. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

Por ejemplo, podrías planear una excelente campaña de marketing, para que tu empresa gane a su competidor en una región determinada. Sin embargo, el presupuesto que se ha asignado para la comercialización podría ser pequeño y, por ello, es posible que no puedas sostenerlo durante mucho tiempo.

Esto podría incluso afectar el éxito de la campaña. Es posible que hayas limitado el presupuesto suponiendo que necesitas reducir al mínimo las pérdidas, en caso de que la campaña sea ineficaz.

Sin embargo, si realmente aumentas el presupuesto, también podrías aumentar el éxito de la campaña. Así que, ¿por qué asumir que podrías perder y luego planear en consecuencia?

Considera cuál es el peor escenario posible. Tal vez las pérdidas puedan recuperarse fácilmente en un solo año. Pero dada la mayor posibilidad de ampliar la cuota de mercado, ¿no tendría sentido ir a tope en la campaña y aumentar el presupuesto?

Así que siempre que estés planeando algo, en el que estés sopesando los pros y los contras, asegúrate de tener en cuenta siempre el peor de los casos antes de tomar una decisión.

Esto ayudará a evitar cualquier suposición basada en el miedo.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.