4 Antiguas posiciones para lograr un sueño reparador - Vision-Times-en-Español
Salud y Belleza, Vida

4 Antiguas posiciones para lograr un sueño reparador

Spread the love

Los antiguos practicaban el taoísmo y mantenían su salud durante el día, al mismo tiempo que prestaban atención a la calidad de su sueño.

A principios de la dinastía Song, un conocido taoísta llamado Chen Bo, abogó por la importancia del sueño reparador. Como a menudo dormía durante unos días seguidos, la gente lo llamaba el inmortal dormido; su régimen de sueño, era bien visto.

A continuación te presentamos los regímenes de sueño de Chen Bo y otros. En primer lugar, a la hora de dormir debes calmar tu mente.

Antes de acostarte, no realices actividades que induzcan a actividades mentales, como escuchar un programa emocionante, leer un artículo que invite a la reflexión, mirar videos, hablar en exceso, ocuparse de conflictos o hacer ejercicio vigoroso.

aviso

Es fundamental relajarse antes de dormir.

Las cuatro antiguas posiciones para dormir

1. Posición Xiyi

  • Acuéstate sobre tu lado izquierdo con el brazo izquierdo doblado.
  • Coloca la palma de tu mano izquierda debajo del lado izquierdo de tu rostro y estira el pulgar y el índice para abrirlos y colocar la oreja izquierda entre los dos dígitos. Esto sirve para ventilar el oído.
  • Mantén la cabeza y la columna en posición vertical y la lengua en la parte superior del paladar.
  • Dobla la pierna izquierda para alcanzar el abdomen y acuéstate en la cama de forma natural con la pierna derecha estirada y colocada encima de la pierna izquierda.
  • Pon la palma de tu mano derecha sobre tu ombligo.
La posición Xiyi implica acostarse sobre el lado izquierdo con la espalda recta. (Imagen: a través de Health 1 + 1 / The Epoch Times)

2. Posición favorable

  • Acuéstate sobre tu lado derecho, con tu mano derecha debajo del lado derecho de tu mejilla y la mano izquierda sobre la pierna izquierda.
  • Junta ambos pies juntos.
  • Las piernas están dobladas y todo el cuerpo arqueado.
La posición propicia implica acostarse sobre el lado derecho con un cuerpo ligeramente curvado. (Imagen: a través de Health 1 + 1 / The Epoch Times)

3. Posición supina

  • Abre las manos y los pies y acuéstate boca arriba.
  • Tu cabeza debe estar cómoda.
  • Coloca las manos verticalmente entre las piernas o cruza las manos en la parte inferior del abdomen para relajarte de forma natural.
La posición supina es una de las cuatro posiciones para dormir utilizadas por los antiguos chinos. (Imagen: a través de Health 1 + 1 / The Epoch Times)

4. Posición de Huanyang

  • Duerme boca arriba con los pulgares flexionados y sostenidos con los cuatro dedos restantes como si un bebé recién nacido estuviera cerrando el puño.
  • Extiende ambos brazos y piernas hasta una posición neutral.
  • Cierra los ojos y mira dentro, la lengua está en la parte superior del paladar;
  • Relaja tu mente.
La posición de Huanyang implica dormir boca arriba con los brazos a los lados del cuerpo. (Imagen: a través de Health 1 + 1 / The Epoch Times)

La posición Xiyi implica acostarse sobre el lado izquierdo con la espalda recta, mientras que la posición Favorable implica acostarse sobre el lado derecho con un cuerpo ligeramente curvado.

En estas posiciones, la postura del cuerpo es como un arco y relaja las articulaciones de la espalda, piernas y músculos. Los antiguos creían que esta forma de dormir era más estable y cómoda.

Tanto la posición Supina como la de Huanyang implican acostarse boca arriba. Tu cuerpo estará recto, por lo que los músculos estarán algo más tensos en comparación con dormir de lado.

Sin embargo, estas cuatro posiciones tradicionales, pueden ayudarte a dormir tranquilamente.

Dormir con una almohada de calidad calma la mente

El tipo de almohada que uses resultará en una buena o mala noche de sueño. Los antiguos, a menudo, dormían sobre almohadas de porcelana o almohadas de cáscaras de frijol mungo.

Rara vez dormían sobre suaves almohadas de algodón, lo que hoy parece contrario a la lógica.

Las personas que no duermen bien, a menudo sufren de excesivo calor interno ascendente. Dormir sobre almohadas de algodón puede hacer que la cabeza se sobrecaliente y que el cerebro se hinche.

Almohadas de jade, porcelana, cáscaras de frijol mungo y almohadas de té, mantienen la cabeza más fresca. Esto ayuda a las personas a relajarse más, lo que facilita conciliar el sueño.

Algunos de ustedes pueden pensar que una almohada de porcelana sería demasiado dura e incómoda. Las almohadas de cáscaras de frijol mungo y las almohadas de té, son más suaves y cómodas.

Para dormir bien, mantén la cabeza fresca, pero los pies pueden estar calientes. Usar calcetines en la cama en invierno, llevará tu energía qi a la parte inferior del cuerpo, lo que también puede ayudarte a dormir bien.

Traducido por Joseph Wu y editado por Helen

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.