Nuevas leyes chinas, la religión la escribe el Partido Comunista - Vision-Times-en-Español
China, China Hoy

Nuevas leyes chinas, la religión la escribe el Partido Comunista

Spread the love

A partir del 1 de febrero de 2020, China ha dispuesto nuevas reglas aplicables a grupos religiosos.

Las directrices actualizadas aparentemente completan las “Regulaciones sobre asuntos religiosos” que se implementaron hace dos años, el 1 de febrero de 2018.

Nuevas reglas religiosas

“Todos los aspectos de la vida de comunidades religiosas -desde formación, reuniones, proyectos diarios y anuales- están sujetos a la aprobación del departamento de asuntos religiosos del gobierno.

Además del control generalizado de todas las actividades de la comunidad, las nuevas medidas requieren que el personal religioso apoye, promueva e implemente, la sumisión total al Partido Comunista Chino entre todos los miembros de sus comunidades”,

según Asia News.

Además, se requiere que los grupos religiosos difundan los principios del Partido Comunista Chino, apoyen el sistema socialista y sigan el camino del socialismo con características chinas.

aviso

Las nuevas reglas fueron anunciadas el 30 de diciembre, cuando un prominente pastor cristiano chino, de nombre Wang Yi, fue condenado a nueve años de cárcel por tratar de “perturbar el poder del estado”.

Lo que las nuevas leyes significan es que ninguna religión puede realmente predicar sus enseñanzas.

Esencialmente no importa si eres cristiano, budista, musulmán o cualquier otro grupo religioso, ya que todos se verán obligados a enseñar lo mismo – la religión comunista.

Religión Comunista

Esto viene en el reverso de los informes de que China está en proceso de reescribir los libros sagrados de las principales religiones, incluyendo la Biblia y el Corán.

Xi Jinping ha declarado que las ideologías de las religiones deben ser interpretadas de acuerdo a los valores centrales del socialismo.

Wang Yang, Presidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, supervisó una reunión de expertos religiosos que asistieron a la conferencia sobre la modificación de los textos.

Aparentemente, China está reescribiendo libros sagrados como la Biblia. (Imagen: pixabay / CC0 1.0 )

 

Wang: “Instó a los funcionarios a construir un sistema religioso con características chinas”.

Los funcionarios estuvieron de acuerdo con las directivas del Sr. Wang, añadiendo que la misión es “La elección de la historia”.

También afirmaron que al “re evaluar” los libros religiosos, evitará que los “pensamientos extremos” y las “ideas heréticas” erosionen el país,” según el Daily Mail.

Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional, criticó a China por censurar libros religiosos como la Biblia y el Corán, señalando que la interferencia del Partido Comunista en asuntos religiosos ha tergiversado esencialmente las doctrinas originales de estas religiones.

La religión en instituciones educativas

China ha instruido a todas las escuelas y universidades del país, a que presionen a sus estudiantes a renunciar a su fe.

A algunos estudiantes universitarios, que fueron definidos como creyentes, se los amenzó con no obtener su certificado de graduación si continúan con su práctica religiosa.

El año pasado, en la provincia de Henan, cerca de 170 jóvenes de dos universidades locales fueron detenidos por las autoridades; 130 de estos estudiantes fueron “transformados a través de la educación”, lo que significa que han sido obligados a abandonar sus actividades religiosas.

“La resistencia contra la infiltración [extranjera] por medio de la religión en las escuelas, y la prevención de actividades misioneras en recintos universitarios, influye en la consolidación del régimen del Partido, en el gran proyecto de cultivar constructores calificados y sucesores confiables del socialismo con características chinas, y en la perspectiva y el futuro del Estado y la Nación”,

dice un documento adoptado por una universidad del noreste (Bitter Winter).

La religión expulsada de las universidades chinas. (Imagen: pixabay / CC0 1.0 )

El documento declaró que el uso de la religión, por parte de fuerzas extranjeras para infiltrarse en China, no es una cuestión religiosa sino política.

Los alumnos no pueden llevar ropa religiosa y los docentes no pueden promover ninguna religión durante las clases.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.