Azúcar: ¿Toxina Mortal? - Vision-Times-en-Español
Salud y Belleza, Vida

Azúcar: ¿Toxina Mortal?

Spread the love

Muchas personas preocupadas por la salud tienden a evitar el azúcar por completo, ya que creen que es perjudicial para el cuerpo.

Aunque el azúcar no es exactamente saludable, no es tan “tóxica” como algunas personas tienden a decir, siempre y cuando no se consuma en grandes cantidades.

Componentes del azúcar

La glucosa y la fructosa son los dos componentes principales del azúcar. En biología, la glucosa, un monosacárido (azúcar simple), es el carbohidrato más esencial.

Es un intermediario metabólico y fuente de combustible para las células. Y lo más importante, sirve como alimento para el cerebro. Sin él, las células nerviosas y los mensajeros químicos funcionan mal.

aviso

La fructosa es un monosacárido simple (azúcar de la fruta) que se encuentra principalmente en plantas y frutas. A diferencia de la glucosa, la fructosa no hace nada por el cuerpo, y sólo las células del hígado pueden descomponerla.

Sin embargo, los resultados del proceso de descomposición, como los triglicéridos y el ácido úrico, perjudican al cuerpo.

El torrente sanguíneo transporta triglicéridos, un tipo de grasa (lípido). Una cantidad elevada de triglicéridos en el cuerpo representa un riesgo para la salud del corazón.

Por otro lado, el ácido úrico es un subproducto de desecho que causa daños permanentes en los huesos, las articulaciones y los tejidos, lo que provoca enfermedades renales y cardíacas y diabetes de tipo 2.

Cómo pueden ser peligrosas la glucosa y la fructosa

Las magdalenas se ven deliciosas, pero ¿qué tan saludables son? (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

Para entender lo destructiva que puede ser la fructosa, comparémosla con la forma en que el hígado descompone la glucosa. Cuando se consumen alimentos que contienen glucosa, las células del cuerpo metabolizan el 80 por ciento de ella; el 20 por ciento restante va al hígado.

La glucosa estimula al páncreas para que cree insulina, permitiendo que la glucosa entre en la célula del hígado. Primero ejecuta una serie de procesos antes de almacenar la glucosa como glucógeno – una reserva de energía del cuerpo.

Los remanentes no convertidos se metabolizan en piruvato, se llevan a las mitocondrias de las células hepáticas y se queman para producir energía llamada ATP.

Después de eso, el piruvato restante se convierte en citrato. Luego, un proceso llamado lipogénesis de novo convierte el citrato en una lipoproteína de baja densidad ( VLDL), que finalmente se transfiere al tejido graso.

Este VLDL es un gran contribuyente a las enfermedades del corazón. Pero debido a que el hígado sólo procesa el 20 por ciento de la glucosa, la pequeña cantidad de VLDL creada no es un gran problema para el cuerpo.

Ahora, comparado con la glucosa, el hígado trata la fructosa como una sustancia extraña ya que el cuerpo la considera innecesaria.

El problema es que el 100 por ciento de la fructosa va al hígado. Entra en la célula del hígado, se metaboliza en piruvato, y entra en las mitocondrias.

Debido a que la fructosa no se almacena como glucógeno, las mitocondrias se sobrecargan.

El piruvato procesado se convierte en un montón de citratos y se convierte a continuación en VLDL. Si se toma con regularidad, la fructosa aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

El desarrollo de la grasa visceral también está garantizado. Pero las noticias están lejos de terminar.

Los citratos salen de la célula como ácido graso libre, lo que eventualmente lleva a la resistencia a la insulina muscular.

Lo que es peor es que las grasas atrapadas en las mitocondrias aumentan la probabilidad de desarrollar una enfermedad de hígado graso no alcohólica.

El exceso de azúcar puede provocar una gran variedad de disfunciones en el cuerpo (Imagen : Pixabay / CC0 1.0)

Ahora, muchos de los efectos negativos de la fructosa sólo se aplican si se toma en forma de azúcares añadidos. Cuando se ingiere fructosa como parte de la ingesta de frutas como naranjas y manzanas, los efectos negativos de la fructosa no aplican.

Esto se debe a que las frutas tienen mucha fibra y baja densidad calórica. Es casi imposible sufrir los efectos negativos del consumo de fructosa comiendo frutas ya que tendrás que consumir cantidades anormalmente altas de frutas para que la fructosa se vuelva dañina.

Además, la fibra de las frutas ayuda a disminuir la tasa de absorción intestinal, lo que hace que el azúcar de procesamiento sea manejable para el hígado.

Los beneficios del azúcar

Ahora que hemos visto cómo el azúcar puede ser malo para tí, veamos cómo el azúcar puede ser beneficioso.

Primero, el azúcar puede proporcionarle una explosión de energía. Después de todo, la glucosa es el combustible de su cuerpo. Sin la glucosa, no tendríamos la resistencia necesaria para hacer lo que queremos.

¿Y de dónde podemos obtener la glucosa?  Del azúcar.

Cuando consumes azúcares naturales, que puedes obtener de frutas, productos lácteos, etc., no sólo ingieres azúcar en el cuerpo sino también una gran cantidad de antioxidantes, minerales, vitaminas, etc

Puedes irte de juerga a comer dulces naturales sin desencadenar una malsana subida de insulina.

Una buena fuente de azúcar natural es el chocolate obscuro. Comerlo también provee al cuerpo de flavanoles de cacao que pueden mejorar las funciones cognitivas.

Algunos estudios han demostrado que los flavanoles de cacao pueden incluso mejorar la capacidad de pensamiento de las personas que sufren de deterioro cognitivo.

Además, el azúcar también es un buen estimulante del humor, ya que activa el centro de placer de nuestro cerebro y libera una oleada de dopamina, un neurotransmisor para sentirse bien.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.