Bruce Lee: "Sé como el agua" - Vision-Times-en-Español
Historias de Vida, T.Q.M.

Bruce Lee: “Sé como el agua”

Spread the love

El único maestro formal de Bruce Lee fue Yip (Ip) Man. Ip Man le enseñó artes marciales de alto nivel.

En el kung fu de alto nivel, debes comprender el Tao (Dao) para elevarte y avanzar en tus niveles. Las habilidades físicas no son suficientes.

Solo cuando comprendas los conceptos taoístas podrás hacer que tu cuerpo y mente trabajen juntos y mejorar de manera integral.

Bruce Lee resultó ser un estudiante excepcional y reunió su comprensión filosófica con su kung fu para alcanzar niveles más altos en destreza marcial.

aviso

Esto se revela a través de muchas de sus obras. En particular en Bruce Lee: The Art of Life, donde sus cartas privadas, notas y poemas, nos revelan a un hombre que no solo es un artista marcial, sino un filósofo y cultivador.

Ip Man le dijo una vez a Lee:

“Recuerda nunca defenderte contra la naturaleza; nunca te opongas frontalmente a ningún problema, sino dominalo balanceándote con él”.

Lee salió y pensó en lo que su maestro le enseñó; no podía entenderlo, entonces fue a dar un paseo en bote para despejar su mente.

Mientras estaba sentado en el bote rodeado de agua, tuvo un entendimiento. Se dio cuenta de que su maestro le estaba hablando sobre la naturaleza del Tao, que se puede encontrar fácilmente en el agua.

La golpeaba adonde estaba sentado y descubrió que no podía dañarla. La sostuvo y entendió que era imposible. Quiso ser como el agua; impenetrable, indestructible.

Algunas de las cualidades que encontró en el agua fueron el desprendimiento y la fuerza.

'Be like water' is a take on a famous Bruce Lee quote, but digging deeper, it’s origin lies in ancient Daoist teachings. (Image: Screenshot / YouTube)
“Sé como el agua” es una versión de una famosa cita de Bruce Lee, pero profundizando, su origen radica en las antiguas enseñanzas taoístas. (Imagen: captura de pantalla / YouTube)

No estar apegado

Estar sin apegos es un logro. Asumes que estás desapegado de muchas cosas, pero, sin embargo, estas mismas cosas tienen poder sobre ti, te molestan. Cuando no tienes apegos, estás libre de las garras de los lazos emocionales.

Para estar desapegado, como el agua, sin aferrarse a todas y cada una de las cosas que pasaban por su lado, Bruce Lee sabía que si quería mejorar primero tenía que dejarlas ir.

El taoísmo se trata de simplicidad y la simplicidad se trata de reducir las cosas de tu vida. Es lo contrario de la acumulación.

Sé fuerte

Cuando se necesita, puede haber pocos elementos tan destructivos como el agua. El agua es una de las principales armas utilizadas por los dioses para castigar a la humanidad, porque su efectividad no tiene rival.

Un paquete destructivo completo, pero solo cuando es necesario. De lo contrario, como dijo Lee:

“Podrías retener el agua en la más pequeña de las tazas”.

Un hombre que sigue al Tao es lo suficientemente fuerte como para defenderse y atacar. Pero él no lo muestra exteriormente.

Es lo suficiente afectuoso como para jugar con un bebé, mientras que es lo suficientemente salvaje como para protegerlo de todo daño.

Esta naturaleza salvaje es aprovechada y es parte de su ser, no está exagerada ni fuera de control. La naturaleza tiene el control total, de toda la destrucción posible.

Como un estanque de aguas calmas, en un estado normal el hombre sabio se queda quieto y no persigue nada.

Tienes que ser ágil como el agua y adaptarte a las circunstancias. No puedes resistirte rígidamente; según la situación, necesitas evolucionar.

Cuando hay una roca frente a ti, es posible que tengas que ir por un costado. Cuando hay una montaña, deberías cavar por debajo para seguir avanzando.

Bruce Lee is buried next to his son Brandon at Lake View Cemetery in Seattle, Washington. (Image: wikimedia / CC0 1.0)
Bruce Lee está enterrado junto a su hijo Brandon en el cementerio de Lake View en Seattle, Washington. (Imagen: wikimedia / CC0 1.0)

Origen de la vida

El agua es el origen de la vida. Suprimiendo el agua, la vida no puede sostenerse. Como la vida se puede quitar con agua, también es la que da la vida.

Tal es el estado que un hombre del Tao debe esforzarse por tener; él rectifica el estado antinatural para volver a la armonía.

Cuando hay interrupciones anormales o desbordamientos no deseados, él interviene y rectifica la situación. Cuando se interrumpe el flujo, ya sea de sangre o energía de qi, él lo arregla.

Como el agua que es el origen de la vida, un hombre que siga este principio tendrá una existencia floreciente con una familia sana, un buen ambiente de trabajo y será un influyente en su comunidad.

Él es la causa tras esa prosperidad y las personas lo admirarán para poner sus vidas en orden.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.