China bajo presión para condonar préstamos de nueva Ruta de la Seda - Vision-Times-en-Español
Actualidad, China, China Hoy

China bajo presión para condonar préstamos de nueva Ruta de la Seda

Spread the love

La Iniciativa de la Franja y la Ruta o Nueva Ruta de la Seda (Belt and Road Initiative, con su siglas en ingles BRI) es un proyecto de infraestructura masiva financiado por Beijing, que tiene por objeto consolidar el papel de liderazgo de China en el comercio internacional.

Para ello, el gobierno chino ha prestado miles de millones de dólares a las naciones participantes.

Desde el brote de coronavirus del PCCh, muchos de estos países se han encontrado con dificultades financieras, presionando a Beijing para que considere la cancelación de algunos de los préstamos BRI.

Además, el valor de las monedas de estas naciones ha caído, haciendo que los reembolsos de los préstamos en dólares de China sean extremadamente caros.

aviso

Algunos países han firmado acuerdos de trueque, según los cuales proporcionarán bienes como petróleo a cambio de pagos.

Sin embargo, desde que los precios del petróleo han caído y la producción ha disminuido, pagar préstamos en petróleo también se ha vuelto caro.

No es de extrañar que estos países no estén en condiciones de devolver los préstamos que han tomado en el marco de la iniciativa BRI.

Por lo tanto, el único curso de acción que queda es presionar a Beijing para que cancele los préstamos.

Sí pero No

Aunque el gobierno chino no considerará todas las solicitudes de condonación, es muy probable que algunas sean concedidas.

Dado que los precios del petróleo han caído y la producción ha disminuido, pagar préstamos a China en petróleo también se ha vuelto costoso. (Imagen: vía pixabay / CC0 1.0 )

 

“Sospechamos que eventualmente China llegará a reprogramar y a perdonar algunas de las deudas con los países del BRI, especialmente para proyectos que son estratégicamente importantes…

Los problemas de deuda serán altamente idiosincrásicos, especialmente porque China tiene intereses estratégicos en muchos de los proyectos transnacionales y también interés económico en asegurar el éxito a largo plazo del programa”,

comentó a la CNBC Homin Lee, macroestratega asiático del banco privado suizo Lombard Odier.

Beijing también puede usar la oportunidad de proyectar su magnanimidad señalando cómo “perdonó” los préstamos de las naciones que luchan en un momento crítico.

Dado que gran parte de los préstamos han sido hechos por bancos estrechamente vinculados a Beijing, la condonación de la deuda implicará potencialmente un diálogo político también.

En una reciente audiencia de la Comisión de Revisión de la Economía y la Seguridad entre EE.UU. y China, la presidenta Carolyn Bartholomew advirtió que EE.UU., y otros donantes importantes, podrían terminar teniendo que pagar la factura de las deudas de África con China.

Una forma en que esto podría suceder es que las naciones africanas se vean obligadas a pagar los préstamos chinos, debido a lo cual podrían buscar un alivio adicional de la deuda en el Banco Mundial y el FMI, dos organizaciones en las que los contribuyentes estadounidenses son los principales accionistas.

El problema de la deuda mundial

El brote de COVID-19 se dispone a disparar la escala de la deuda mundial.

Los gobiernos del mundo ya han anunciado programas de estímulo por un valor de al menos 15 billones de dólares, que se financiarán en gran parte mediante préstamos. Y hay más en camino.

Los gobiernos mundiales ya han anunciado programas de estímulo por un valor de al menos 15 billones de dólares. (Imagen: pixabay / CC0 1.0 )

 

Según el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), es probable que la relación entre la deuda mundial y el PIB aumente en 20 puntos porcentuales hasta alcanzar el 342 por ciento este año.

Se ha llegado a esta cifra después de considerar la duplicación del endeudamiento del gobierno este año junto con una contracción económica del 3 por ciento.

Se espera que la deuda federal de EE.UU. tomada por el público, aumente casi el 100% del PIB este año, según el Deutsche Bank.

La última vez que esto sucedió fue durante la década de 1940. En 2019, la proporción estaba en el 79 por ciento.

Durante el segundo trimestre de 2020, el endeudamiento del Tesoro de los EE.UU. podría totalizar alrededor de 3 billones de dólares, lo que es más de 5 veces el récord anterior.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.