China disfruta las enérgicas medidas tomadas por EE.UU contra disturbios - Vision-Times-en-Español
Actualidad, China, China Hoy

China disfruta las enérgicas medidas tomadas por EE.UU contra disturbios

Spread the love

La brutal forma en que la policía de Hong Kong, apoyada por China, ha tratado a los manifestantes es algo que ha sido ampliamente cubierto por los medios de comunicación.

Pero recientemente, el régimen comunista chino ha estado saltando de alegría mientras los EE.UU reprime a los manifestantes.

Beijing está usando la reciente acción policial de los Estados Unidos contra los alborotadores, para justificar la acción policial de Hong Kong contra los manifestantes pro-democracia.

Democracia vs. totalitarismo

En el Global Times de China, (respaldado por el estado), un artículo compara las protestas de Hong Kong con las de Black Lives Matters (BLM), diciendo que las acciones como destrozar tiendas, quemar comisarías de policía, atacar a los agentes de policía y bloquear carreteras, que tuvieron lugar en algunas de las protestas en Estados Unidos, hacía parecer como si los “alborotadores” de Hong Kong se hubieran colado en las ciudades estadounidenses afectadas.

aviso

Nancy Pelosi comentó una vez que las protestas de Hong Kong eran un hermoso espectáculo. El editor del Global Times se burló de Pelosi, diciendo en un tweet que la “hermosa vista” había llegado a EEUU.

El artículo preguntaba a Pelosi y a Mike Pompeo si Beijing debería apoyar a los manifestantes norteamericanos en la forma en que los políticos de EEUU “glorificaban” a los manifestantes de Hong Kong.

Sin embargo, todas estas críticas no tienen sentido si consideramos que Estados Unidos es una democracia mientras que China es un régimen totalitario. Las protestas son normales en cualquier sociedad libre.

Y mientras un número limitado de estas protestas puede convertirse en violencia, lo que importa es cómo el gobierno y otras unidades administrativas tratan con tales actos de violencia.

En un régimen totalitario como China, el gobierno ataca inmediatamente a los manifestantes con violencia. Y una vez que las protestas son sofocadas, el régimen persigue a sus líderes y los encarcela sin juicio.

Algunos de los manifestantes identificados como “peligrosos” pueden ser ejecutados. Nadie es libre de cuestionar las acciones del gobierno.

En una democracia, las leyes de derechos humanos se aplican a los manifestantes. (Imagen: Pexels / CC0 1.0 )

 

Democracia

Por el contrario, cuando una protesta estalla en una democracia como la de Estados Unidos, a menudo hay debate público en el que se discuten ambos lados de la cuestión.

Los tribunales examinarán si la represión de los manifestantes por la policía está justificada y dictarán sentencia. Si las protestas se degradan a actividad criminal, sólo entonces el gobierno tendrá el derecho de tratarlas violentamente.

Incluso entonces, los manifestantes también tendrán su día en los tribunales. Y si al final, el público no está contento con la respuesta del gobierno a la protesta, puede votar en una nueva administración.

Estas cosas no son en absoluto posibles en un régimen totalitario, lo que demuestra la superioridad de la democracia americana en la protección de los derechos de todas las personas y la garantía de que todos tienen el derecho a decir lo que piensan.

Racismo

Los funcionarios chinos tampoco se abstuvieron de exagerar el racismo en los EE.UU.

“El racismo contra las minorías étnicas en EE.UU es una enfermedad crónica de la sociedad estadounidense… La situación actual refleja una vez más la gravedad de los problemas de racismo y violencia policial en los EE.UU”,

señaló el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China  Zhao Lijian, según informó CBS News.

Añadió que China está con los africanos y trabajará con la comunidad para oponerse “firmemente” a toda forma de discriminación y odio racial.

El apoyo del PCCh a los afroamericanos es irónico debido a sus acciones racistas contra los africanos durante el brote de Covid-19. (Imagen: Pexels / CC0 1.0 )

 

Esto es especialmente irónico dado que hace sólo unas semanas se ganó la ira del mundo con su abominable trato a los migrantes africanos en medio de la pandemia de Covid-19.

A los africanos se les negó la entrada a restaurantes y centros comerciales. Los propietarios los desalojaron sin motivo, obligando a muchos a dormir en las calles. Algunos fueron sacados de sus casas y puestos en cuarentena a la fuerza.

Pero en lugar de tomar alguna medida enérgica contra el racismo chino hacia los africanos, Beijing trató de actuar como si nada serio se hubiera hecho contra esos migrantes.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.