China ha construido una prisión digital para los tibetanos - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Derechos Humanos

China ha construido una prisión digital para los tibetanos

Spread the love

En el pasado, miles de tibetanos emigraron a la India para escapar del brutal régimen comunista chino que ocupaba sus tierras.

Pero ahora, tales migraciones se han detenido en gran medida debido a que Beijing ha construido un sistema de vigilancia de alta tecnología que atrapa a los tibetanos dentro de una prisión digital.

La prisión digital

Según las estimaciones, hay unos 150.000 tibetanos viviendo en el exilio. La mayoría de ellos ha hecho de la India su nuevo hogar, mientras que algunos se han establecido en los EE. UU. y Canadá.

En 2007, la India recibió casi 3.000 refugiados tibetanos. Diez años más tarde, en 2017, los números bajaron a solo 80. Esto no significa que las condiciones en el Tíbet hayan mejorado de manera significativa.

aviso

En cambio, el número decreciente de refugiados es una señal de que China ha logrado establecer un sistema de vigilancia generalizado que elimina cualquier posibilidad de que los tibetanos escapen.

El Tíbet es una de las regiones más seguras de China. Beijing gasta más de US $ 500 por persona en el Tíbet en seguridad y vigilancia.

Esto es más elevado de lo que el gobierno gasta en Xinjiang para mantener a los musulmanes uigures bajo control.

Varias ciudades en el Tíbet están ahora cubiertas por miles de cámaras de CCTV y puntos de control que permiten a las autoridades chinas realizar un seguimiento constante de las personas que entran y salen de estas ciudades.

Beijing gasta más de US $ 500 por persona en el Tíbet para seguridad y vigilancia. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

Cámaras y otras medidas

Recientemente, más de 21,000 funcionarios fueron enviados al Tíbet, además de los 12,000 oficiales de seguridad que ya están trabajando en la región.

Las autoridades también han estado recolectando muestras de ADN de tibetanos, que probablemente se están usando para construir un rastreador biológico que ayudará al estado a controlar a la gente.

La frontera tibetana ahora está siendo monitoreada constantemente por radar, UAV y dispositivos de monitoreo acústico, lo que hace casi imposible que las personas crucen hacia Nepal o India.

El estado introdujo recientemente un sistema de vigilancia de automóviles en el Tíbet que identifica a los conductores y monitorea su información biológica.

“Si el conductor no coincide con el automóvil, retiraremos el automóvil, criticaremos y educaremos al conductor que alquiló el automóvil a otros ilegalmente.

Si las circunstancias son serias, incluso le pediremos al conductor que deje de conducir o rescinda su contrato”,

dijo Cui Shaoyou, el Vice Director General de una empresa de transporte, en un comunicado (Free Tibet).

Visita del embajador de Estados Unidos

Después de su reciente visita al Tíbet, el Embajador de los Estados Unidos Terry Branstad expresó su preocupación por los derechos de las personas que viven en la región.

También criticó las políticas discriminatorias de China que restringen el acceso de los extranjeros a la Región Autónoma del Tíbet de manera consistente.

Por encima de todo, el embajador hizo un llamamiento a las autoridades chinas para que respeten los sentimientos religiosos de los budistas tibetanos y dejen de perseguirlos.

El embajador hizo un llamamiento a las autoridades chinas para que respeten los sentimientos religiosos de los budistas tibetanos y dejen de perseguirlos. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

“[Terry] expresó su preocupación por la interferencia del gobierno chino en la libertad de los budistas tibetanos para organizar y practicar su religión…

Alentó al gobierno chino a entablar un diálogo sustantivo con el Dalai Lama o sus representantes, sin condiciones previas, para buscar un acuerdo que resuelva diferencias”,

dijo la embajada en un comunicado (UNPO).

Mientras tanto, China golpeó al Embajador de los Estados Unidos por sus declaraciones y lo acusó de tener prejuicios.

Dado que Beijing restringe el acceso de los periodistas extranjeros al Tíbet, el Congreso de los Estados Unidos aprobó una ley el año pasado que prohíbe a los ciudadanos chinos involucrados en la promoción de las políticas contra el Tíbet ingresar a los Estados Unidos.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.