Cocinas exóticas: Camboya y su amor por las arañas fritas - Vision-Times-en-Español
Curiosidades, ¡¡ OMG !!

Cocinas exóticas: Camboya y su amor por las arañas fritas

Spread the love

En algunos países “normales”, la gente come papas fritas como bocadillos. Pero en Camboya, les gusta algo más exótico, las tarántulas.

No para verlas crecer como mascotas, lo cual es preocupante, sino para consumirlas.

Las arañas como manjar

Las tarántulas peludas se fríen con especias y son comerciadas por vendedores ambulantes. Algunos ofrecen arañas a la parrilla y bañadas en salsa.

El sabor de las tarántulas fritas puede ser algo difícil de explicar:

aviso

  • El abdomen de la araña generalmente tiene un sabor amargo, ya que todos los órganos en su interior todavía están intactos.
  • Los huevos a menudo saben bastante bien. Las patas saben a tempuras, mientras que el resto de la carne tiene un fuerte sabor picante.

Para la mayoría de los camboyanos, las tarántulas fritas son esencialmente un manjar nacional. Muchos creen falsamente que estas arañas son “limpias”, ya que subsisten con plantas y hierbas.

Sin embargo, la verdad es que las tarántulas viven comiendo insectos. Tradicionalmente, comer arañas se considera una buena manera de lidiar con problemas respiratorios, problemas cardíacos, dolor de espalda, etc.

Las mujeres creen que comer tarántulas las hará hermosas.

Los vendedores ambulantes cobran a los turistas por tomar fotos o grabar vídeos de tarántulas fritas. (Imagen: Paul Mannix a través de flickr CC BY 2.0)

Cultivar tarántulas es un gran negocio en Camboya.

“Los granjeros pueden encontrar arañas, luego un trabajador las recoge y me las trae o las envía a través del autobús o algo, a veces voy y las consigo, realmente depende de la situación…

Usan una herramienta de cultivo como un cuchillo y empujan el herramienta en los colmillos… Si no saben cómo hacer esto, simplemente usan corta uñas para cortarles los colmillos”,

señaló a ABC News un mayorista local de tarántulas.

Las tarántulas fritas son un éxito entre los turistas. Aunque muchos eligen no comerlas, los vendedores han encontrado varias formas de monetizar el creciente interés turístico.

A menudo cobran una tarifa por permitir que los turistas hagan clic y saquen fotos a tarántulas fritas. Algunos vendedores ganan dinero al permitir que los visitantes filmen el proceso de preparación de alimentos.

La gran demanda local de tarántulas ha creado un problema de suministro en el negocio. Desde 1990, Camboya ha perdido alrededor del 20 por ciento de su cubierta forestal, lo que dificulta a los agricultores encontrar suficientes tarántulas para satisfacer la demanda.

En algunas regiones, la cosecha excesiva de arañas está llevando a su extinción.

Grandes áreas de bosques están siendo taladas para plantaciones de madera y caucho, lo que también reduce la población.

“Las próximas generaciones podrían ignorar sobre ellas porque éstas se han vuelto tan escasas, no como antes… A medida que más personas talen [los bosques] para plantar anacardos, las tarántulas se irán”,

comentó un vendedor camboyano en un comunicado (News18) .

Alimento durante la guerra

Aunque la tradición de comer tarántulas en Camboya podría haber comenzado a fines del siglo XIX, se hizo popular en la década de 1970.

En ese momento, el comunista grupo Khmer Rouge perseguía violentamente a cualquiera sospechoso de estar en contra de su ideología violenta.

Casi una cuarta parte de la población, cerca de 3 millones de personas, fueron asesinadas. La sociedad camboyana cayó en hambruna.

Como consecuencia, los ciudadanos comenzaron a buscar fuentes de alimentos baratos.

Descubrieron que las arañas tarántula actúan como un excelente plato suplementario. Por un lado, las arañas eran abundantes y fáciles de atrapar.

Las tarántulas eran ricas en nutrientes como zinc, proteínas y ácido fólico. Se convirtieron rápidamente en un elemento básico entre la mayoría de los camboyanos de la época, ya que proporcionaron la nutrición que sostenía sus cuerpos.

Desde entonces, la cultura de comer tarántulas se ha arraigado en la sociedad camboyana.

¿Si tuvieras la oportunidad, le darías un mordisco a una tarántula?

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.