Cómo desarrolló su postura anticomunista el hijo de Chiang Kai-shek (Parte 2) - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

Cómo desarrolló su postura anticomunista el hijo de Chiang Kai-shek (Parte 2)

Spread the love

A pesar de la dura vida en Rusia, Chiang Ching-kuo nunca perdió la esperanza de que un día regresaría a China.

Finalmente, cuando en 1937 la guerra entre China y Japón era inminente, el cambio en el clima político internacional le permitió regresar a China, ya que Stalin esperaba formar una alianza antijaponesa con el padre de Chiang, Chiang Kai-shek.

Después de regresar a China, su padre le pidió que se familiarizara con los clásicos chinos para que la cultura e ideología comunista pudiera ser limpiada de su mente.

Volvió a leer los libros clásicos chinos –Cartas de la familia Zengwen Zhenggong, Obras completas de Wang Yangming y Las enseñanzas de Sun Yat-sen.

aviso

También se le pidió que relatara su vida en la Unión Soviética, en sus memorias Doce años en la Tierra de la Nieve y el Hielo.

En 1937, Chiang Ching-kuo (izquierda) regresó a China desde la Unión Soviética y se unió a su padre Chiang Kai-shek (derecha). (Imagen: Dominio público)

 

Traslado de gobierno

Después de que en 1949 China cayera en manos del Partido Comunista Chino (PCCh), Chiang Kai-shek trasladó el gobierno de la República de China a Taiwán, que se enfrentó a una economía maltrecha y a la amenaza militar del PCCh.

Para estabilizar la situación, a Chiang Ching-kuo se le asignaron varios roles, con funciones principales. Dirigió la oficina de inteligencia, estableció una escuela de guerra política y el Cuerpo de Salvación Nacional de Jóvenes Anticomunistas de China.

Se centró en la educación de los conocimientos políticos del público en general, contra la infiltración de la ideología comunista. Cuando fue director de una escuela de cuadros central, sus subordinados lo llamaban Director de Educación.

Incluso después de convertirse en uno de los ministros y más tarde en Primer Ministro, todavía se le llamaba Director de Educación ya que realmente disfrutaba de la profesión de educador.

A medida que Chiang Ching-kuo ascendía a puestos de alto perfil, tan importantes como el de Ministro de Defensa y el de Primer Ministro, su padre seguía siendo su mentor como superior y como padre.

Su padre le aconsejó que se asociara con personas íntegras y que se mantuviera alejado de personas con motivos ocultos.

Para prepararse para ser un gran líder, también leyó más clásicos chinos –Los Cuatro Libros y Zhengguan Zhengyao (El Programa Político en Tiempos de Zhenguan), específicamente para memorizar los capítulos sobre las Formas de Gobierno y el Nombramiento de Funcionarios; para estudiar las palabras y hechos de Confucio y las interacciones entre el Emperador Tang Taizong y sus funcionarios de la corte, así como los principios para gobernar un país.

 

Chiang Ching-kuo. (Image: Public domain)

 

Esos clásicos influyeron profundamente en los puntos de vista políticos de Chiang Ching-kuo y en su elección de funcionarios de gobierno.

Taiwán

Nombró a un grupo de funcionarios excepcionales que desempeñó un papel fundamental en el avance de la economía de Taiwán, posicionándola en la cima de los cuatro países más desarrollados de Asia, también llamados los “Cuatro Pequeños Dragones”.

Durante la guerra fría, Taiwán mantuvo su soberanía en medio de las crecientes tensiones geopolíticas entre la Unión Soviética y los Estados Unidos con sus aliados después de la Segunda Guerra Mundial.

El 5 de abril de 1975, el Presidente Chiang Kai-shek murió de una enfermedad y la responsabilidad recayó en Chiang Ching-kuo.

En su libro, The Dairy of One Month Waiting for My Father’s Spirit (El Diario sobre el mes esperando el espíritu de mi padre), describió el proceso de heredar la postura anticomunista de su padre.

“Sentado junto al monumento a mi padre, después de tomar una siesta por la tarde, recuerdo que mi padre dirigió el país para luchar contra el Partido Comunista y se esforzó por implementar los Tres Principios del Pueblo (Nacionalismo, Democracia y Sustento del Pueblo) en China.

En mis 50 años de carrera política, comprendo profundamente que el Partido Comunista es un demonio malvado, un asesino y un separatista que empleó los extremos de todas las tácticas -amenazas, seducciones y engaños para atraer a la gente. Los jóvenes y los pobres son particularmente vulnerables a tales tácticas y una vez engañados y atrapados (por los comunistas), no podrán liberarse”.

Chiang Ching-kuo se tomó una foto cuando era Comisionado y Jefe de Distrito, del Cuarto Distrito de la Provincia de Jiangxi. (Imagen: Dominio Público)

 

Votación unanime

En noviembre del mismo año, Chiang Ching-kuo fue elegido unánimemente como Presidente del Comité Central y Presidente del Partido Nacionalista Chino. Durante ese período, muchos jóvenes inspirados se unieron al Partido Nacionalista para servir al país.

Chiang Ching-kuo sabía que el PCCh era taimado y deshonesto, y que podía fácilmente victimizar a los jóvenes y a los inexpertos; por lo tanto, compartió repetidamente las lecciones aprendidas de las pasadas colaboraciones entre el Partido Nacionalista y el Partido Comunista Chino.

Como jefe del ejecutivo, recordó a la Asamblea Nacional en varios de sus informes que “el objetivo anticomunista y de reunificación de China nunca cambiará“, “exponiendo el esquema del Partido Comunista detrás de las conversaciones de paz“.

Destacó que Taiwán era tierra libre convertida en la esperanza de la población del continente y era una luz guía para las fuerzas anticomunistas y antiviolentas.

Para advertir al Partido Nacionalista de que no repitiera los errores del pasado y de que nunca se comprometiera con los comunistas bajo ninguna circunstancia, así como para aplicar la política anticomunista, pronunció muchos discursos en el Comité Central; entre ellos, “Reconocer la estafa de comunistas y bandidos“, “Mantener firme la fortaleza anticomunista” y “Hacer hincapié en la independencia, la existencia y el desarrollo del Partido Nacionalista“.

El ex presidente de la República de China Chiang Kai-shek y su hijo Chiang Ching-kuo. (Imagen: Zhong Yuan Remake / The Epoch Times)

 

República de China

Chiang Ching-kuo declaró:

“Hasta el día de hoy, la razón de la supervivencia de la República de China, teniendo un futuro prometedor, siendo esperanzado y confiado, es principalmente porque el Gobierno de la República de China es una fortaleza espiritual para todas las personas en el mundo que se oponen al Partido Comunista y no se compromete con ningún Partido Comunista”.

Instó a todos los miembros del partido a hacer cumplir esta política.

Después de 1978, Chiang Ching-kuo fue elegido Presidente de Taiwán durante dos períodos, murió el 13 de enero de 1988.

El Ministro de Economía de la República Popular China Sun Yunxun (izquierda), el Presidente del Ejecutivo Yuan Chiang Ching-kuo (derecha), y el Director General de Sinosteel Zhao Yaodong (centro), en el establecimiento de Sinosteel. (Imagen: Cortesía de Open)

 

Traducido por Chua BC y editado por Angela

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.