Cómo era el estilo de vida tradicional chino - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

Cómo era el estilo de vida tradicional chino

Spread the love

La toma de posesión comunista de China puso fin a siglos de tradicionalismo, trayendo consigo nuevos pensamientos y sistemas sociales en el país.

Como resultado, la sociedad china moderna es más un reflejo de los valores comunistas que de los tradicionales. Entonces, ¿Cómo sería un estilo de vida tradicional chino?

La familia

La cosa más importante que enfatizaban los valores tradicionales chinos eran los fuertes vínculos familiares. La familia se consideraba la unidad básica de la sociedad, siendo los individuos parte de la familia.

Esto contrasta con la ideología del régimen comunista de centrarse en los individuos incluso a costa de romper familias. De hecho, los comunistas vieron a la familia como una reliquia cultural que obstaculizó el progreso de China al mantenerla atada a un sistema feudal.

aviso

Como tal, el régimen promovió fuertemente la idea de familias nucleares y limitó el número de niños en su período inicial de gobierno.

Los chinos tradicionalmente tenían un dicho: “Cuatro generaciones bajo un mismo techo”, lo que significaba que el padre y la madre, junto con las tres generaciones siguientes, vivirían en un solo hogar.

El respeto por los ancianos se recalcaba mucho en la antigüedad, hasta el punto de que se esperaba que los jóvenes fueran siempre incuestionablemente obedientes a los mayores. Incluso después de la muerte de un anciano, la gente de la familia les rezaba.

Este fuerte culto a los antepasados era extremadamente importante para los antiguos chinos, ya que se creía que el alma de un anciano era el espíritu que guiaba a la familia.

Además, un antepasado que se hizo un nombre por sí mismo servía como punto de honor para la familia que podía enorgullecerse de haber nacido en su linaje. Habría altares especiales en el hogar en honor a los antepasados.

An Asian boy squatting on the ground and holding a bag of oranges.
En los viejos tiempos, se esperaba que los jóvenes siempre fueran obedientes sin cuestionar a los mayores. (Imagen a través de: pixabay / CC0 1.0)

 

A fines de la década de 1970, el gobierno chino introdujo la “Política de un solo hijo“. Como tal, la familia china, que solía enfocarse en tener varios hijos, ahora  tiene un solo hijo.

En épocas anteriores, el sistema de familia conjunta inculcó la piedad filial en los hijos. Pero en el nuevo sistema de familia nuclear, los niños deambulaban libremente sin enfrentar obligaciones o restricciones morales.

De hecho, se cree que el cuidado excesivo brindado a estos niños por sus familias ha creado el síndrome del “Pequeño Emperador” donde los niños al crecer se convierten en jóvenes egocéntricos.

La cultura de respetar a los mayores ha decaído. De hecho, muchos ancianos ahora enfrentan el rechazo total de los jóvenes y se quedan solos en la última parte de sus vidas.

Religión

Los antiguos chinos estaban influenciados por tres ideologías religiosas: el Confucianismo, el Taoísmo y el Budismo. En lo que respecta a la sociedad, el confucianismo tuvo el mayor impacto. Las ideas confucianas sobre la familia, la estructura social, los gobernantes, etc., fueron propagadas e implementadas por varios emperadores.

El Taoísmo y el Budismo fueron vistos como admirables filosofías espirituales para superarse. Los reyes y el público en general hacían donaciones constantemente para asegurar el bienestar de los monjes taoístas y budistas. Después de que el Partido Comunista llegó al poder, se dedicaron a perseguir a los seguidores religiosos.

Closeup shot of a Buddhist monk's clasped hands.
El Taoísmo y el Budismo fueron vistos como admirables filosofías espirituales para superarse. (Imagen: via pixabay / CC0 1.0)

El confucianismo fue descrito por los comunistas como la razón principal de las divisiones de clase. Se decía que el taoísmo y el budismo promovían supersticiones. Los comunistas difundían la idea de que la destrucción de estas creencias aseguraría la igualdad y el progreso en toda la sociedad.

Como tal, restringieron las actividades religiosas del pueblo y, como resultado, varias costumbres y tradiciones religiosas han desaparecido.

Más del 50 por ciento de la población china en el país hoy en día profesa no tener ninguna afiliación religiosa, algo muy alejado del pasado cuando la mayoría de la gente observaba las costumbres religiosas con gran devoción.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.