Cómo la China comunista está explotando la inteligencia artificial- Parte 2 - Vision-Times-en-Español
China Hoy, Ciencia y Tecnología, Verdad

Cómo la China comunista está explotando la inteligencia artificial- Parte 2

Spread the love

 

Por Steven Li

El Partido Comunista Chino (PCCh) tiene los medios y la ambición de “superar en una década a Estados Unidos como líder mundial en IA [inteligencia artificial]”.

Lo expuesto anteriormente es de acuerdo a lo declarado en un informe de 750 páginas publicado el 1 de marzo por la Comisión de Seguridad Nacional en Inteligencia artificial (NSCAI, sigla por su nombre en inglés).

El grupo bipartidista incluye 15 expertos en tecnología, seguridad, negocios y académicos.

El informe destaca los objetivos del Partido en la explotación de la inteligencia artificial.

Si bien la IA tiene una amplia gama de aplicaciones innovadoras, que podrían elevar a la humanidad a nuevas alturas, la NSCAI cuestiona la ética utilizada.

Esto hace referencia a los esfuerzos y estrategias de inteligencia artificial de China, que incluyen:

  • una enorme base de datos genética,
  • solicitudes dudosas de propiedad intelectual (PI) y robos, y
  • las transferencias ilegales de tecnología de Estados Unidos a China.

Control biotecnológico de disidentes

Con la llegada de tecnologías como la herramienta de edición de genes CRISPR, los datos genéticos ahora son programables.

Muchas de las cuestiones desafiantes más complejas de la humanidad relacionadas con la salud, el suministro de alimentos y la sostenibilidad ambiental, podrían abordarse potencialmente mediante innovaciones biotecnológicas.

Sin embargo, la NSCAI declaró: 

“La IA puede permitir que un patógeno se diseñe específicamente para que sea letal o para que se dirija a un perfil genético: el arma perfecta de rango y alcance”.

Con respecto a la enfermedad del coronavirus 2019 (Covid-19), el NSCAI reconoce los “peligros de un patógeno altamente contagioso”, pero no aborda explícitamente la supuesta conexión con el laboratorio de Wuhan.

Covid-19: un “accidente de laboratorio”

Aunque es una teoría muy controvertida, el científico y profesor alemán Dr. Roland Wiesendanger postula que el origen del Covid-19 fue debido a un  “accidente de laboratorio” .

Esta declaracion se basa en una “serie de fuentes de calidad” que indican que fue en el Instituto de Virología de Wuhan (WIV) donde se originó el virus que luego se convirtió en una pandemia mundial.

La teoría del laboratorio se ve reforzada por la larga historia de China en donde se nombra una peligrosa investigación virológica de ganancia de función, que puede crear nuevos patógenos mortales o infecciosos.

El PCCh y su recolección de base de datos genética

El régimen chino ha acumulado la base de datos genética más grande del mundo con más de 80 millones de perfiles.

Según Newsweek, planea “dominar la industria biotecnológica” y desarrollar “armas biológicas diseñadas para atacar a ciertos grupos étnicos”.

 El año pasado, el líder chino Xi Jinping declaró planes para controlar aún más a sus ciudadanos y facilitar “el flujo ordenado de personal”.

Esto se lograría mediante la creación de “códigos QR aceptados internacionalmente”, que son esencialmente certificados de salud global basados ​​en resultados de pruebas de ácido nucleico.

En 2020, el Grupo BGI (Instituto de Genómica de Beijing) realizó múltiples e infructuosos intentos para recoger ADN estadounidense, como parte de la forma en que China está explotando la inteligencia artificial. El cofundador de BGI, Yang Huanming, posa para una foto en 2005. (Imagen: David Cowhig vía Wikimedia Commons CC BY-SA 3.0)

Gigantes de la biotecnología, como BGI Group, anteriormente era el Instituto de Genómica de Beijing, están trabajando para expandir la base de datos genética de China, mediante la recolección de ADN de los EE.UU. y otros países.

Un documental de CBS News 60 Minutes reveló que el año pasado BGI envió cartas a varios estados, ofreciendo experiencia y servicios de secuenciación genética.

La decisión universal de rechazar los servicios de BGI se justificó dado que la compañía china recibió $ 1.5 mil millones del PCCh en 2010.

Así también estuvo recolectando datos genéticos de musulmanes uigures, para “identificar personas, apuntar a otros miembros de la familia y refinar el software de reconocimiento facial”.

Explotación y robo de políticas de Propiedad Intelectual

China ha comenzado a superar a Estados Unidos en la carrera de la propiedad intelectual (PI), al explotar las políticas e invertir fuertemente en ese campo.

La propiedad intelectual es un componente fundamental de la seguridad nacional, el crecimiento económico y la innovación tecnológica.

La NSCAI informó:

“En 2019, fue tres veces mayor el número total de solicitudes de patentes de ‘invención’ presentadas en la Administración Nacional de Propiedad Intelectual de China (CNIPA);

En comparación a las solicitudes de patentes de servicios públicos presentadas en la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos (USPTO)”.

Además, a menudo se promociona a China como líder mundial en la presentación de solicitudes de patente nacionales, para invenciones de IA.

El reciente aumento de solicitudes de patentes probablemente dañará la innovación estadounidense a través de un fenómeno conocido como “estado de la técnica”.

Este es un término de la ley de patentes para el conocimiento científico y tecnológico, mediante el cual se evalúa una invención para determinar si es nueva o no.

Debido a que para cada solicitud de patente se debe revisar una cantidad tan grande de técnica anterior, es probable que el proceso de evaluación se vuelva cada vez más largo y oneroso.

Capitalizando la Propiedad Intelectual

China ha capitalizado aún más sus éxitos en materia de propiedad intelectual (PI), al identificar un número excesivo de patentes “esenciales para los estándares” (SEP).

Para ilustrar este concepto, la fabricación de productos que cumplan con los estándares, como los teléfonos inteligentes, sería imposible sin el uso de SEP que involucran la transmisión de datos entre teléfonos celulares y torres.

Por el contrario, los no SEP, como las patentes de diseño para la tecnología de “deslizar para desbloquear”, a menudo se eluden mediante el uso de características de diseño alternativas.

China is simultaneously boosting domestic intellectual property (IP) growth by incentivizing IP applicant filings and stealing foreign IP technologies. A 1972 patent of an early Sony phonograph, or record player, is shown.
China está impulsando simultáneamente el crecimiento de la propiedad intelectual (PI) nacional, incentivando la presentación de solicitudes de PI, y robando tecnologías de PI extranjeras. Se muestra una patente de 1972 de un primer fonógrafo o tocadiscos Sony. (Imagen: Archives New Zealand vía Flickr CC BY 2.0)

NSCAI afirma que declarar en exceso los SEP puede impulsar a los países a incorporar tecnologías chinas en sus infraestructuras de comunicaciones, así también:

“un resultado preocupante puede ser que las empresas deben pagar miles de millones de regalías a las empresas chinas o enfrentarse a las reclamaciones y los consiguientes litigios por haber infringido deliberadamente los derechos de patente de las empresas chinas”.

Estas preocupaciones se ven agravadas por la evidencia de que :

“China continúa robando de manera generalizada los avances tecnológicos estadounidenses protegidos por PI, a través de diversos medios, como ser:

  • la piratería informática de empresas e institutos de investigación,
  • el espionaje tecnológico,
  • el chantaje y
  • la transferencia de tecnología ilícita”.

Claramente, EE.UU. debe actuar rápidamente para fortalecer las medidas de seguridad, incentivar las inversiones en patentes de propiedad intelectual y restablecer el liderazgo en el campo de la propiedad intelectual.

Transferencia de tecnología ilícita

El PCCh planea convertirse en una “superpotencia mundial de innovación en ciencia y tecnología” para 2050, de acuerdo con su Estrategia Nacional de Desarrollo Impulsada por la Innovación publicada en 2016.

Para ello se están empleando estrategias de transferencia de tecnología tanto legales como ilícitas contra sectores, empresas y sectores críticos de EE. UU. y entidades de investigación.

Esto resulta en un estimado de $ 300 a $ 600 mil millones por año en secretos comerciales robados.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha participado activamente en unas 1.000 investigaciones sobre el intento de robo por parte de China de tecnologías estadounidenses que abarcan prácticamente todas las industrias.

El director del FBI, Christopher Wray, en una conferencia de 2020 en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) de Washington, explicó que:

“Al establecer “representantes de campus” e ” institutos en nuestros campus”, China explotó la apertura académica de Estados Unidos para robar tecnología”.

Según datos del CSIS, entre 2000 y 2020, hubo 137 casos de espionaje denunciados públicamente vinculados a China, el 73 por ciento de los cuales ocurrieron en la última década.

Las tecnologías militares y comerciales fueron el objetivo más común.

Además, el 90 por ciento de las 180 investigaciones de investigación médica activas del FBI el año pasado estuvieron vinculadas a China.

Esto involucró:

  • el uso indebido de los fondos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH),
  • el desvío de la propiedad intelectual de la investigación, y
  • las violaciones de la confidencialidad.

El régimen chino también se ha infiltrado en empresas estadounidenses en gran medida, con más de $ 1.3 mil millones invertidos en nuevas empresas de inteligencia artificial estadounidenses entre 2010 y 2017.

La NSCAI afirma que existe un “riesgo significativo de transferencia de tecnología” porque el gobierno de EE. UU. ha restringido el conocimiento de las transacciones. con las políticas vigentes.

Puedes encontrar la Parte 1 de esta serie aquí .

 

Steven Li
Steven es un profesional médico apasionado por el aprendizaje permanente y
la difusión de la positividad y la verdad al mundo.
En el transcurso del 2021 se graduará con un título de Doctor en Medicina (MD), además
tiene títulos de posgrado adicionales en Fisiología y Administración de Empresas.
Su pasión por los negocios y el marketing se ha cultivado a través de proyectos de
consultoría con organizaciones de tecnología y atención médica.
También está capacitado en las artes escénicas musicales y
se esfuerza por difundir su amor por la música.
Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.