Comprender la compleja cultura empresarial de China - Vision-Times-en-Español
China, China Hoy

Comprender la compleja cultura empresarial de China

Spread the love

La cultura de una nación tiende a influir en la forma en que se hacen los negocios en ese país.

La cultura china ha estado dominada por los ideales del confucianismo y, más recientemente, del comunismo.

Entender la cultura empresarial básica del país será extremadamente útil para cualquiera que desee cerrar un trato en China.

La cultura empresarial

En el pasado, los negocios en China estaban profundamente entrelazados con la familia.

aviso

El padre era el jefe del negocio y sus hijos seguirían sus pasos. La mayoría de los puestos importantes fueron ocupados por familiares cercanos.

Los ideales confucianos de honestidad y lealtad hicieron que los propietarios de negocios se concentraran en desarrollar una relación sólida con un posible socio antes de explorar oportunidades comerciales.

Esta tendencia continúa aún hoy en día.

“La obsesión por la confianza es causada por otro fenómeno, a menudo descuidado, en China, la deshonestidad.

En las transacciones comerciales, se practica una gran cantidad de adulteración de bienes, por ejemplo, se hacen malabarismos entre pesos y medidas.

Para proteger los propios intereses y asegurar que las conductas oportunistas como el engaño se mantengan al mínimo, se debe establecer la confianza antes de que se pueda cimentar cualquier relación comercial seria”,

según China Window.

Si usted no puede ganar la confianza del dueño de un negocio, sus posibilidades de ganar contratos lucrativos en China son bastante escasas.

Para los estadounidenses, que están más acostumbrados a cerrar negocios a través de una simple presentación y acuerdos escritos, esto puede ser un poco difícil de acostumbrar.

Los chinos ponen un gran énfasis en las oportunidades a largo plazo desarrolladas a través de un contacto comercial en lugar de un acuerdo único.

 

Concéntrese en desarrollar confianza con su posible socio chino en las etapas iniciales. (Imagen: pixabay / CC0 1.0 )

 

Las empresas estadounidenses tienden a otorgar mayores derechos a las personas que trabajan en la empresa. Por el contrario, las empresas chinas se centran en el éxito del grupo, incluso a costa del individuo.

Como tal, se espera que usted entregue todo su esfuerzo para que el acuerdo comercial funcione.

Si la otra parte siente que usted está holgazaneando mientras ellos trabajan duro, existe la posibilidad de que la relación comercial se termine.

Si se encuentra en una situación de conflicto con el interlocutor comercial, recuerde no utilizar tácticas de confrontación directa y tácticas legales en las etapas iniciales.

Esto puede hacer que la relación comercial se deteriore fácilmente. Los chinos prefieren hablar de las cosas mediando a través de confianza de terceros.

Si se alcanza una resolución satisfactoria, seguirán abiertos a una relación comercial.

Impacto de los ideales comunistas

El hecho de estar gobernado por un gobierno con un fuerte dogma comunista ha afectado profundamente a las empresas chinas.

Según las estimaciones, casi el 20 a 25 por ciento de los empresarios del sector privado en China creen en el comunismo. Muchos de ellos son miembros del Partido Comunista Chino (PCCh).

El resto de los empresarios han vivido en un ambiente comunista durante tanto tiempo que terminan imbuidos de algunos de los prejuicios del Estado, específicamente las opiniones anti-occidentales, anti-capitalistas y anti-mercado libre.

A medida que China abra su economía a la inversión extranjera, es probable que las empresas locales mezclen los ideales confucianos con las prácticas comerciales occidentales. (Imagen: pixabay / CC0 1.0 )

 

“La impronta ideológica comunista, con su fuerte énfasis anti-occidental, ha sido un obstáculo para el proceso de internacionalización de muchas empresas privadas chinas, incluyendo tanto la aceptación de inversiones extranjeras como la exploración de mercados extranjeros.

Algunos empresarios comunistas expresan su identidad comunista a través de su negativa a participar en los mercados globales de capitales y productos”,

según LSE Business Review.

Con la creciente presión internacional, China ha prometido abrir los mercados a la inversión empresarial extranjera.

Dado que las empresas tienden a seguir los ideales del estado, se espera que el aumento de las políticas de mercado abierto del gobierno haga que las empresas con influencia comunista mezclen los valores confucianos con las prácticas comerciales occidentales.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.