Cuervos agradecen a cuidador con regalos - Vision-Times-en-Español
Historias de Vida, Vida

Cuervos agradecen a cuidador con regalos

Spread the love

Si crees que los animales no tienen la capacidad emocional de agradecer a quienes los ayudan, la historia de Stuart Dahlquist y sus cuervos, debería hacerte cambiar de opinión.

Stuart ha estado alimentando a una familia de cuervos durante unos 4 años en su patio trasero. A cambio de sus cuidados, ¡los cuervos le han dejado regalos!.

Regalos

Hace varios años, Dahlquist se encontró con dos polluelos de una familia de cuervos, que se habían caído de su nido y estaban luchando en su patio delantero. Los padres no pudieron ayudarlos.

“[Los polluelos] estaban a punto de volar, pero en cambio corrían por el patio – sus padres graznaban… Los atrapé a los dos y los subí a un árbol. Puse algo de comida y agua debajo de ellos por si volvían a caer… Los adultos estaban realmente enojados… pero pareció que empezaban a prestarnos más atención”,

comentó él a The Dodo.

aviso

Dahlquist entonces comenzó, de manera regular, a tirar algo de comida en su patio delantero, algo que los cuervos pronto notaron y con lo que estaban bastante contentos.

En marzo pasado, cuando se preparaba para el programa de alimentación diaria, Dahlquist notó que había una rama de abeto en el lugar exacto donde alimentaba a los cuervos.

Y el abeto estaba decorado con una lengüeta de lata de refresco.

Al día siguiente, recibió otro abeto decorado con lengüeta de la lata de refresco, algo que dejó alucinado a Dahlquist ya que indicaba claramente que los cuervos le regalaban cosas.

Los cuervos le dieron regalos a Dahlquist por que los alimentaba y cuidaba. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

Dahlquist subió una foto de las ramitas a su cuenta de Twitter, que se hizo viral y ha acumulado más de 34.000 me gusta y 10.000 retwiteos.

Los cuervos se han acercado mucho a Dahlquist. Cuando camina, vuelan con él, aterrizando en las ramas o cables cercanos a lo largo del camino.

Cuando sienten hambre, aterrizan en la valla y hacen ruidos para indicar que quieren alimentarse.

Según Kaeli Swift, conductista de animales, el comportamiento de regalo de los cuervos es algo que nunca antes encontró. Sin embargo, ella acepta que no sería sorprendente si algunos cuervos actuaran de esa manera.

Swift cree que el incidente es un claro ejemplo de cómo los cuervos que nos rodean nos miran y nos observan, en lugar de solo quedarse ahí parados sin pensar; esencialmente “sustrayendo datos” de los seres humanos para identificar la mejor manera de manipularnos.

El comportamiento de los cuervos

Los cuervos no sólo pueden reconocer a los seres humanos individuales, sino que también pueden fabricar herramientas y aprender unos de otros.

John Marzluff, ecologista de conservación, señala que se sabe que los cuervos salvajes dejan objetos como huesos, llaves, pendientes, perdidos, etc., a las personas que los alimentan, algo que él categoriza como un regalo.

Un estudio realizado en 2014 por una universidad austriaca, encontró que cornejas y cuervos intercambiaban objetos con experimentadores humanos con los que estaban familiarizados.

Dada esta evidencia, no es sorprendente que los cuervos de Dahlquist le dejaran algunos objetos para mostrar su aprecio.

Los cuervos tienden a comportarse positivamente, después de hacer algunas tareas con herramientas. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

 

Un artículo publicado en 2019 encontró que los cuervos tienden a comportarse de manera más optimista después de usar herramientas.

Dakota McCoy, coautora del informe, teoriza que probablemente este hábito indica que los cuervos obtienen un sentido de auto-satisfacción, al hacer cosas en las que son buenos o que han entrenado durante mucho tiempo.

Cree que el estudio puede aplicarse también a otras criaturas, especialmente a los animales en cautiverio. Al proporcionarles tareas complejas, el bienestar de estas criaturas cautivas podría mejorarse.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.