De hombre rico a hombre pobre: una historia inspiradora de la dinastía Qing - Vision-Times-en-Español
Historias de Vida, T.Q.M.

De hombre rico a hombre pobre: una historia inspiradora de la dinastía Qing

Spread the love

Ddurante la dinastía Qing, Wang Wenjian fue el mejor intelectual, con las más altas calificaciones del examen imperial. Su antepasado, Wang Weng, era rico e hizo mucho por caridad.

Esta es la historia de Wang Weng:

Durante el período Qianlong, hubo hambruna y muchas personas murieron de inanición. Wang Weng simpatizaba mucho con los aldeanos y renunció a sus pertenencias para ayudarlos.

Muchas personas pudieron ser salvadas, sin embargo, él mismo terminó en la pobreza al haber donado todas sus posesiones.

aviso

Desafortunadamente, la desgracia de Wang Weng continuó una a una, sus nueve hijos murieron en el transcurso de un año.

Wang Weng y su esposa estaban muy tristes y se preguntaban por qué renunciaron a toda la riqueza de su familia para salvar a las personas, recibiendo una recompensa que fue quedar sin hijos.

La pareja decidió escribir una oración y quemarla frente a una escultura de Bodhisattva, mientras rezaban a Bodhisattva para que les diera una respuesta.

El texto de la oración estaba lleno de tristeza y melancolía. Esa noche, Wang Weng soñó que Bodhisattva le dijo compasivamente:

“Los nueve hijos que diste a luz eran en realidad reencarnaciones de nueve demonios y todos eran pródigos.

Sus antepasados ​​habían hecho grandes maldades que eran ocultas y desconocidas para otros; el cielo envió a los nueve hijos para arruinar a tu familia”.

The couple decided to write a prayer, burning it in front of a Bodhisattva statue and praying to the Bodhisattva to give them an answer. (Image: wikimedia / CC0 1.0)
La pareja decidió escribir una oración y quemarla frente a una escultura de Bodhisattva mientras le rezaban para que les diera una respuesta. (Imagen: wikimedia / CC0 1.0)

“Sin embargo, ustedes usaron todas las posesiones de la familia para ayudar a las víctimas de la hambruna, acumulando una gran virtud, por lo que el emperador del Cielo ordenó al mensajero que recuperara los nueve demonios.

Pronto, algunos intelectuales descenderán para revitalizar a su familia.

Si pueden ser más diligentes en el desarrollo de su virtud moral, entonces, 20 años después, la Estrella de la Sabiduría será enviada a su hogar. Por lo que no deben estar más triste”.

Después de despertarse, ambos se dieron cuenta de que habían tenido el mismo sueño. Desde entonces, socorrieron a los pobres y trabajaron duro para ayudar a otros.

Pronto, la esposa de Wang Weng y sus varias concubinas quedaron embarazadas una tras otra y dieron a luz a cinco hijos. Todos sus hijos eran inteligentes y reconocidos en la escuela.

Wang Wenjian, uno de sus hijos, obtuvo el puntaje más alto en el examen imperial y ocupó un cargo ministerial en la dinastía Qing.

Todos los descendientes de Wang se convirtieron en miembros prominentes de la sociedad.

Traducido  por Joseph Wu y editado por Helen

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.