El acuerdo de inversión de la UE con la China comunista es un 'Caballo de Troya' - Vision-Times-en-Español
Acontecimientos del Mundo, Derechos Humanos

El acuerdo de inversión de la UE con la China comunista es un ‘Caballo de Troya’

Spread the love

En diciembre, la Comisión Europea anunció que los líderes del Consejo de la UE habían llegado a un primer consenso sobre el Acuerdo General de Inversiones (CAI) con la China comunista.

El acuerdo aún tiene que ser ratificado por el Parlamento Europeo antes de que entre en vigor. Muchos estados miembros de la UE acusaron a Bruselas de ignorar los brutales abusos de los derechos humanos y las horribles condiciones laborales de la China comunista.

La Comisión Europea se ha puesto a la defensiva y argumenta que aseguró un mejor acceso al mercado para las empresas europeas en la China comunista.

También ha recibido el compromiso de Beijing de realizar los esfuerzos necesarios para abordar áreas problemáticas, incluida la adopción de convenios internacionales sobre trabajo forzado.

Beijing, sin embargo, es conocido por hacer promesas que no cumple, especialmente en lo que respecta a mejorar su lamentable historial de derechos humanos.

Maria Martin-Prat, la principal negociadora de inversiones de la UE con China, afirmó que Europa “necesita el crecimiento económico” que la China comunista tiene para ofrecer.

Reinhard Butikofer, miembro del Parlamento Europeo y ex presidente del Partido Verde Alemán. (Imagen: themanchestertab)

El miembro alemán del Parlamento Europeo Reinhard Butikofer, que preside la delegación del Parlamento Europeo para la China comunista, es un crítico feroz del acuerdo. Llamó al CAI un “regalo de Navidad” para el presidente chino, Xi Jinping.

Encontró deplorable que los líderes de la Comisión Europea “se pusieran del lado de los chinos” antes de que Biden llegara al poder. Dijó que le estaba mostrando el “dedo medio” a Estados Unidos.

Martin-Prat descartó la idea de que Bruselas debería haber esperado hasta después de la toma de posesión de Biden para firmar el acuerdo con China. Afirmó que la UE no necesita “pedir permiso a ningún socio comercial”, sin importar cuán grandes sean.

Clive Hamilton, profesor de ética pública en la Universidad Charles Sturt en Canberra, Australia, advierte del peligro de firmar acuerdos con el gobierno comunista chino.

“Beijing ve los acuerdos de inversión como una especie de Caballo de Troya… un medio por el que puede introducir una mayor influencia política y económica en otros países a través de los canales abiertos por estos acuerdos de inversión… [Beijing ve] a Australia como un gran premio porque somos una nación ‘europea’ en lo que considera su esfera de influencia, y cercana a Estados Unidos”,

dijo a RFI .

También hay problemas con las promesas de la China comunista a las empresas europeas. Por ejemplo, el acuerdo dice que China permitirá que las empresas europeas establezcan clínicas de salud en importantes ciudades chinas. China también promete la participación europea en la industria del automóvil eléctrico.

Estas promesas no solo son vagas, sino que también están sujetas a la “guía del gobierno” del régimen comunista. Esto es especialmente cierto cuando se trata de establecer empresas conjuntas en sectores como las telecomunicaciones y las finanzas, así como para decidir la ubicación de posibles fábricas.

Los líderes europeos insisten en que si el CAI tiene que ser aprobado cuando sea ratificado el próximo año, es necesario hacer muchas cosas.

Eso incluye castigar a la China comunista por violaciones de derechos humanos y crear mejores oportunidades para las empresas europeas. En primer lugar, deben aplicar sanciones a los funcionarios chinos que hayan participado en violaciones de derechos humanos en la región de Xinjiang.

La China comunista ha advertido a la UE que no aplique las sanciones.

“Queremos diálogo, no confrontación. Le pedimos a la UE que lo piense dos veces. Si algunos insisten en la confrontación, no retrocederemos”,

dijo Zhang Ming, embajador de China en el bloque de 27 naciones, en un seminario en línea.

Doble estándar de los medios

Un área importante de preocupación en el CAI es la industria de los medios. La China comunista ha invertido 3.500 millones de dólares durante los últimos diez años en empresas de medios europeas.

El acuerdo estipula que los inversores chinos en empresas de medios europeas sean tratados de la misma forma que los inversores europeos. Sin embargo, no garantiza los mismos derechos para los inversores europeos en las empresas de medios chinas.

La legisladora francesa Marie-Pierre Vedrenne declaró que, si bien la UE trata a Beijing como un socio, los chinos no son igualmente recíprocos. Los críticos del acuerdo han advertido repetidamente que el régimen comunista no ofrecerá igualdad de condiciones en lo que respecta a la industria de los medios.

Si bien la CCTV controlada por China pueden transmitir sin obstáculos en toda Europa, los canales de medios de la UE enfrentan restricciones estrictas mientras transmiten en la China comunista.

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que le convierte en una extraña mezcla de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.