El adiós de Fan Pang a su madre - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

El adiós de Fan Pang a su madre

Spread the love

Por:  Sofia y Christina, Kan Zhong Guo staff

La historia de Fan Pang

Fan Pang

Su Dongpo fue un escritor bien conocido en la Dinastía Song del Norte. Cuando tenía nueve años, su madre la Señora Cheng no dejaba de suspirar cada vez que le enseñaba a leer la historia ancestral de la Dinastía Han – la biografía de Fan Pang. Un día Su Dongpo le preguntó a su madre, “¿me permitirías ser como Fan Pang?- y ella le contestó: “si quieres ser como Fan  Pang entonces, ¿por qué yo no puedo ser como la mamá de Fan Pang?

Su Dongpo se vio profundamente influenciado por Fan Pang y lo tomó como modelo. Fan Pang fue mundialmente famoso por su espíritu valeroso al asumirse con responsabilidad ante el mundo y no tenía ningún lamento cuando se enfrentó ante  las calamidades. Entonces, ¿qué clase de persona era Fan Pang? ¿Qué más hablaron Su Dongpo y su madre?

aviso

Su Dongpo y su madre

En el reinado del emperador Han Ling al final de la Dinastía Han de Oriente, los eunucos controlaban el imperio. El emperador existía sólo de nombre. Ellos esquilmaban a la gente común y controlaban la elección de los funcionarios para gobernar. El nombramiento era por favoritismo y optaban por inclinarse hacia la balanza de lo malo. Ellos solían perseguir a los burócratas honestos y educados.

Entre estos estudioso burócratas, Li Ying y Du Mi fueron los más destacados. Ellos criticaron a los eunucos y constantemente demandaban abolir su dominio. Los eunucos tenían que ser castigados. Por esa razón, los eunucos realizaron falsas acusaciones  en contra de Li Ying y Du Mial ante el emperador Han Ling, diciendo que los dos eran unos rebeldes, por lo que le pidieron a este que los arrestara.

La orden de arresto despertó la agitación por todas partes. Alguien informó sobre esto a Li Ying quién dijo tranquilamente, “tengo que enfrentarlo; de lo contario alguien más puede estar en problemas, además ya tengo 60 años. Morir es tan natural como el vivir. No necesito huir”. Es así como llegó a prisión y una vez ahí fue torturado hasta que murió. Du Mi se enteró que iría a prisión también por lo que prefirió suicidarse.

En el Condado de Jinan un joven llamado Fan Pang quién era honesto y con frecuencia criticado por los eunucos, era respetado por la gente del lugar. El funcionario encargado de justicia recibió el edicto del emperador y ante esto supo que tenía que proceder en contra de Fan Pang, así que cerró la puerta del lugar y procedió a detenerlo con gran sollozo.

Oyendo esto Fan Pang dijo: “sé que llora porque no quiere detenerme”.

Fan Pang se dirigió de inmediato a la oficina local del gobierno. El magistrado del condado era también una persona honesta, por lo que le sorprendió ver a Fan Pang y dijo: “El mundo es grande, ¿Por qué usted camina directo hacia esta trampa? vaya a buscar un lugar donde ocultarse”, por lo que planeó su huida.

Fan Pang estaba agradecido y le dijo: “realmente aprecio su bondad. Pero ¿el gobierno en verdad dejará de arrestar a las personas después de mi muerte? ¿Cómo puedo entonces causarles problemas? Mi madre es ya de edad avanzada. ¿Cómo puedo dejarla ahí sin un hogar por causa de mi huida?”

El magistrado del condado no tuvo más remedio que poner a Fan Pang en la cárcel y pidió a la madre de Fan Pang y a su hijo que lo visitaran.

La madre de Fan Pang entró con su nieto. Fan Pang trató de consolar a su hijo, “mi hermano Fan Bo sabe como mostrar piedad y  respeto. El puede apoyarte. Tengo que ir al encuentro con mi difunto padre. Sólo tú llevas una parte de mí. Por favor, no te pongas triste”. La madre de Fan Pang le dijo: “ahora tu puedes ser igual de conocido como Li Ying y Du Mi. No hay nada que lamentar. Tú no puedes tener ambos; disfrutar de una buena reputación y vivir por mucho tiempo. No puedes tener un pastel y comerlo a la vez.”

Fan Pang escuchó a su madre hincarse, entonces volvió hablar con su hijo, “no puedo pedirte que hagas lo incorrecto, porque no lo harás, pero si te pido que hagas lo correcto (como yo), porque quiero acabar con esto”.

Al escuchar esto las personas de su alrededor no podían dejar de mirarlo con admiración.

Fan  Pang  murió en prisión a la edad de solamente 33 años. Es así como Fan Pang partió con su madre acompañándole. Ante esto, no es de sorprender  porque Su Dongpo y su madre hablaran de ellos. Hubo hijos como Fan Pang que se apoderaron de las riendas y provocaron la paz. Pero no  necesariamente hubo madres que pudiesen animar a sus hijos hacer igual. La serenidad con la que murió  Fan Pang y el sentido de rectitud tan fuerte de su madre hacen que ellos sean recordados durante todas las edades.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.