El destino de dos hermanos - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

El destino de dos hermanos

Spread the love

 El bien es recompensado con el bien y el mal se encuentra con el mal

Nacidos en la dinastía Song, los hermanos Jingxiu Cao Cao y Jingzhi vivieron estilos de vida muy diferentes, el primero vivió una vida ejemplar, mientras que el segundo vivió una vida totalmente opuesta. Ambos eran los hermanos jóvenes de la emperatriz y tíos del emperador.

Jingxiu Cao, también conocido como “el tío rey Cao” (Cao Guo Jiu), no tenía mucho interés en la política. Se centró en una vida más monástica y cultivo el Taoísmo. También pasó su tiempo haciendo obras de caridad, ayudando a los necesitados y a los que sufrían. Siempre estaba de buen “corazón” y era reflexivo y no tenía ningún deseo por las ganancias mundanas. El mito dice que en última instancia Jingxiu Cao se encuentra entre los ocho inmortales – un legendario grupo de seres divinos del folklor chino.

This needlepoint depicts the Eight Immortals as they crossed the ocean on the way to the Conference of the Magical Peach.
Este punto de aguja representa a los Ocho Inmortales mientras cruzaban el océano en el camino hacia la Conferencia del Melocotón Mágico. (Imagen: 723ky vía Wikimedia Commons / CC BY-SA 3.0)

Sin embargo, el hermano más joven, Jingzhi Cao, estaba lleno de arrogancia, avaricia y malicia. A diferencia de su hermano mayor, Jingzhi trató al dinero como si fuera su vida y como resultado de eso, saqueó tanta riqueza como pudo. Se hizo amigo de los delincuentes locales y tomó los terrenos ocupados por otras personas como suyas. Sus malos caminos eran conocidos, pero nadie se atrevió a desafiarlo debido a su poderosa influencia hacia el emperador.

aviso

Jingxiu siempre hablaba afligido por su hermano menor: “Me siento muy afortunado de poder cultivar el Dao, mientras que mi hermano está obsesionado por el dinero, siempre sin escrúpulos, tratando de encontrar maneras de conseguir más y más. No se da cuenta del daño que se hace él y sus hijos. Ellos no se dedican a sus estudios, sino que siempre están deseosos por las riquezas y de cómo obtenerlo”.

A la edad de 30 años, Jingxiu recibió la visita de un taoísta llamado Han Xiang. Ambos celebraron respetuosamente y pasaron mucho tiempo discutiendo sobre las cuestiones de la vida monástica. Un día Han Xiang comentó sobre las malas acciones de Jingzhi y dijo que, inevitablemente, se reuniría con la retribución. Al oír esto, Jingxiu se fue muy triste, por lo que continuamente le rogó a su hermano menor que cambiase su corazón hacia el bien. Sin embargo, Jingzhi no tomó en cuenta ninguna de las advertencias de su hermano mayor. Obsesionado  por el dinero,  Jingzhi nunca vio las consecuencias de sus acciones, e incluso se burlaba de las súplicas de su hermano: “¿Estás loco, al tratar de convencerme de que ofrezca todo esto? Si sigues hablándome así, debes de ir a ver a un médico”!

yin yang dao daoism
Símbolo taoísta de Yin y Yang. (Imagen: Klem a través de Wikimedia Commons / CC0 1.0)

Cuando Han Xiang escuchó a Jingxiu describir el comportamiento de su hermano, dijo: “Lo que su hermano hizo fue imperdonable, su destino se cumplirá con la fatalidad”. Con un profundo suspiro, Jingxiu respondió: “Por supuesto, lo que finalmente va a suceder no se puede evitar, pero como su hermano mayor, tengo que hacer mi mejor esfuerzo para ofrecerle una salvación”.

Un día, en un último intento, Jingxiu concedido a su hermano menor este principio: “la Ley del Universo es tal que el bien es recompensado en la vida, mientras que el mal sólo puede esperar la devastación, no se puede escapar ante esto ya que la Ley del Universo nunca va a cambiar. Los sabios saben que lo más importante en la vida es ser virtuoso. Debido a que nuestros antepasados ??hicieron buenas obras y méritos acumulados, es que se puede disfrutar de una vida próspera. Por el contrario, si se está obsesionado con el materialismo no es posible darse cuenta del sufrimiento que esto trae tanto a usted como a su posteridad. ¿Sabe usted qué? Como seres humanos, debemos ser nosotros mismos, cultivar y buscar la verdad en la vida, en lugar de obsesionarse con el dinero y obtener beneficios por medio de fraudes y delitos.  Si usted no cambia sus maneras y formas de ser, entonces usted obtendrá una cantidad infinita de pesares, cuando llegue el momento”.

Aunque Jingxiu abrió su corazón a su hermano menor, Jingzhi fue incapaz de despertar a la enseñanza de su hermano mayor. Jingzhi sólo respondió: “No sirve de nada que me digas estas cosas. ¡Déjame en paz! “. Jingxiu se fue muy decepcionado cuando se enteró de esto y se quedó sin palabras.

Abrumado por la tristeza y la vergüenza sobre su hermano, Jingxiu salió de su casa y abandonó su estatus y partió hacia la montaña Heng. Allí vivió como un ermitaño y continuó estudiando del taoísmo. Mientras vivía en la montaña Jingxiu se encontró con los inmortales Lu Dong-bin y Zhungli Hang. Siguiendo su aprendizaje, Jingxiu rápidamente se iluminó al Dao y se convirtió en un ser inmortal.

640px-1_mount_hua_shan_china_2011
Mientras vivía en la montaña, Jingxiu se encontró con los Inmortales Lu Dongbin y Hang Zhungli. (Imagen: chensiyuan a través de Wikimedia Commons / CC BY-SA 4.0)

En cuanto a Jingzhi, continuó sus malos caminos, finalmente estos lo llevaron a cometer un asesinato, fue declarado culpable y condenado a muerte. Todas sus propiedades adquiridas ilegalmente fueron confiscadas y sus cómplices fueron castigados de diferentes maneras.

Cao Guojiu Royal Uncle Cao chinese moral stories
Cao Guojiu, también conocido como Royal Uncle Cao. (Wikipedia / CC0 1.0)

 

Aunque nacidos de una misma familia próspera,  el destino fue contrastante entre la vida de los hermanos, esto se debió a la diferencia en su carácter moral. Hay una verdad absoluta en el dicho “el bien es recompensado con el bien y el mal se encuentra con el mal”.

Aquellos que creen en esta Ley Universal siempre conscientes, tratan de hacer lo correcto y hacer obras buenas, obteniendo así virtud y trayendo cosas buenas para su futuro. Por el contrario, aquellos que están obsesionados por la fama y la fortuna y de manera cruel hacen daño a los demás para obtener un poco más de ganancia, sólo pueden obtener una retribución terrible.

Editado por Ton Truong.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.